Si estás leyendo esto, quizás, ya sepas qué es Scan4Chem. Pero por si acaso, vamos a explicar brevemente alguna cosa.

La aplicación ha sido creada como iniciativa del proyecto europeo Life AskREACH. Este proyecto se basa, entre otras cosas, en la divulgación y comunicación del Art. 33 del Reglamento REACH sobre sustancias químicas de la Unión Europea y tiene varios objetivos. Uno es concienciar sobre Sustancias Extremadamente Preocupantes (SEP) en los artículos de consumo, para que seamos más conscientes en nuestras compras, pensando en nuestra salud y la del planeta. Por otro lado, busca mejorar la comunicación hacia el cliente –pudiendo ser este el consumidor final u otra empresa– de tal manera que se garantice el derecho a saber de las consumidoras y consumidores recogido en el Reglamento. Y, por último pero no menos importante, conseguir que las SEP sean sustituidas por otras sustancias no dañinas.

En España, es la Fundación Vida Sostenible la encargada de coordinar el proyecto. Este mes de septiembre lanzamos la app Scan4Chem.

La app, que se encuentra en 19 países de la Unión Europea, no es apta para todos los productos. Los productos de consumo como los juguetes o material deportivo están incluidos pero otros como alimentos o cosméticos no. En la siguiente imagen aparecen todos los productos que se incluyen en el Reglamento.

Tipos de artículos que sí se acogen al Reglamento REACH. Fuente: página oficial de Life AskREACH

El objetivo es que las personas que utilicen la app tengan a mano información sobre si dichos artículos contienen SEP por encima del 0,1% en peso. La aplicación presenta un mecanismo similar al que ya tienen otras aplicaciones. Al iniciar la app, esta te ofrece dos opciones para introducir el código de barras de un artículo.
La primera opción es una opción manual. En ella puedes introducir manualmente el código de barras o el nombre del producto o marca del artículo. La segunda es escaneando con la cámara de tu móvil el código de barras.

Los proveedores de productos pueden enviar la información de sus productos a la base de datos conectada a la aplicación para que esté disponible para los siguientes solicitantes. En ese caso, al introducir el código de barras, la aplicación muestra la información sobre SEP de dicho artículo. Cuantos más proveedores introduzcan la información de los productos y sus SEP en la base de datos europea, más fácil será para los consumidores recibir inmediatamente la información sobre las SEP de los productos que escaneen.

Para estimular a los productores y proveedores a enviar información a la base de datos, los consumidores deben mostrar interés y enviar activamente solicitudes de información. El éxito de la aplicación también está en manos de los consumidores. Para ello, cuando la información del producto no esté en la base de datos de la aplicación, esta permite generar una solicitud de información que puede ser escrita desde cero o usar una plantilla que facilita Scan4Chem.

En ocasiones la propia base de datos de la aplicación nos facilitará un email de contacto al que enviar dichas solicitudes. En otras, al no estar la empresa registrada en la base de datos que usa la aplicación, tendremos que ser las propias personas usuarias las que busquemos la información por nuestra cuenta. En este caso recomendamos ir a la web oficial de la marca y buscar en las informaciones legales que suelen aparecen al final de la web como las de Aviso legal, Política de privacidad, Condiciones de compra, etc. Como último recurso, también se puede escribir a la entidad colaboradora del proyecto en el país que, en el caso de España, somos la Fundación Vida Sostenible. Puedes escribirnos al correo askreach@vidasostenible.org y trataremos de facilitar la información.

Una vez enviada la solicitud, las compañías están obligadas a informar en 45 días si el artículo contiene SEP por encima de dicho 0,1%. Si a los 30 días no ha contestado, la app automáticamente manda un recordatorio a la empresa. Conviene recordar que la obligación de contestar no aplica si el artículo no contiene SEP o están por debajo del 0,1%.

En cualquier caso, para facilitar la toma de decisiones a la hora de consumir, desde las diferentes entidades que conformamos el proyecto AskREACH, animamos a las empresas a que también registren sus artículos libres de SEP para garantizar el éxito de hacer elecciones conscientes en nuestras compras.

Darío Montes
Fundación Vida Sostenible