La nueva factura de la luz entró en vigor el pasado martes 1 de junio y está diseñada por la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC) y el Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico. La gran diferencia respecto a la antigua factura de la luz es que los precios dependen de los tramos horarios.

La nueva factura va a contar con tres tramos de consumo energético:

  • Hora punta: representa el tramo horario con el precio más elevado. El horario va desde las diez de la mañana hasta las dos de la tarde y desde las seis hasta las diez de la noche, sin incluir festivos.
  • Hora llana: supone una pequeña disminución en el precio final. El horario es de ocho de la mañana a diez, de dos a seis de la tarde y de nueve a doce de la noche.
  • Hora valle: representa el tramo horario con menor precio. El horario es de doce de la noche a ocho de la mañana y todas las horas del sábado y domingo, incluyendo todos los festivos nacionales.

Se ha demostrado que utilizando los electrodomésticos todo el tiempo en horario valle se podría llegar a ahorrar más de 500 € al año, y utilizando los electrodomésticos en horario llano, unos 400 € al año. Hay algunos electrodomésticos como el frigorífico, que están conectados todo el día, por lo que no se tienen en cuenta a la hora de calcular el ahorro que se produce al año.

Pero, ¿cuál es el sentido de esta nueva tarifa?

Esta nueva factura pretende fomentar el ahorro energético, la eficiencia, el autoconsumo y el despliegue del coche eléctrico. El coste de la factura dependerá más de la energía consumida y no tanto de la potencia contratada, gracias a lo cual se fomenta la eficiencia y se facilita que las medidas de ahorro tengan un mayor impacto en la factura final.

El objetivo de dividir la factura en tres tramos horarios es para incentivar el traslado del consumo de las horas puntas, donde el transporte y la distribución de energía se encuentran saturados, a horas valle, cuando el sistema eléctrico está más relajado. De esta manera se reducirá la inversión en  infraestructuras. Los consumidores de energía eléctrica pagan estas infraestructuras mediante la factura de la luz, por lo que al aprovechar las horas valle y llanas conseguirán un mayor ahorro en su factura.

Para entender esto es necesario visualizar la demanda y la generación de energía eléctrica en España. Aproximadamente la mitad de la producción se hace a base de renovables, la otra mitad mediante energía nuclear y quema de combustibles fósiles. Las diferentes modalidades se van sumando y generando la curva general de producción. La demanda por su parte, es muy desigual según las horas del día, es mínima a las 4 de la madrugada y máxima hacia las  dos de la tarde.  Aquí pueden verse los gráficos de la demanda de energía y de la estructura de la producción el día 1 de junio.

Demanda real de energía eléctrica. Se han marcado en rojo las franjas punta y en verde la franja horaria valle.

Producción de electricidad mediante energías renovables.

Producción de electricidad mediante energías fósiles y nuclear.

Fuente: Red Eléctrica de España.

También se promueve el autoconsumo, dado que esto reduce la demanda de energía de la red y la construcción de infraestructuras. Por lo que al obtener energía de fuentes renovables, como los paneles solares, estas ahorrando energía y la factura final se verá reducida.

¿Cuál es la utilidad de la nueva factura para el coche eléctrico?
Los usuarios de coche eléctrico o moto necesitan potencias muy elevadas, por lo que ahora podrán contratar más potencia en horas valle, de esta manera se aprovecha la franja más barata para recargar su vehículo durante la noche.

La manera más sencilla de ahorrar dinero con esta nueva factura de la luz sería adaptarnos, al menos en parte, a los nuevos horarios. Por ejemplo, dado que en los fines de semana todas las horas son valle, se podría plantear realizar la mayoría de las comidas para toda la semana, así ahorramos dinero al no realizar comidas en la hora punta. También se podrían poner lavadoras a primera hora de la mañana, en horario llano o entre las dos y las seis de la tarde, o incluso aprovechar e intentar reducir el uso de la lavadora. Con esto solo cabe esperar para ver si realmente esta nueva factura de luz es eficiente.

Lucía González Matas

Fotografía: Pok Rie en Pexels