Hasta que podamos volver a disfrutar de las calles, las montañas, los ríos, la playa… y relacionarnos en persona con nuestros amigos, compañeros y familiares [#QuédateEnCasa #AplanaLaCurva], te contamos unas cuantas cosas muy sostenibles que podemos hacer en nuestras casas… e ir preparando otras que podremos hacer en un futuro que esperamos próximo. Hoy hablaremos sobre cosas que tus abuelos sabían hacer y que tú has olvidado, es decir, habilidades domésticas.

Recuerda que ahora que estamos todos en casa, unos teletrabajando, otros intentando estar tranquilos o quizás enfermos, no es el mejor momento para ponerte con una taladradora, un serrucho o cualquier otra máquina que haga la vida imposible a tus vecinos: busca tareas poco ruidosas.

Cosas sostenibles que hacer en casa: #HabilidadesDomésticas

#CaféRepair

Seguro que tienes más de un artilugio por casa con alguna avería no muy grave, pero no te has puesto con ello y al final terminarás comprando uno nuevo. No gastes dinero sin necesidad, ponte manos a la obra y repáralo. Puede tratarse de algo muy sencillo o de algo más complicado, pero todo tiene solución… en YouTube. Lo más probable es que tengas todas las herramientas y materiales en casa.

Este es el enlace de Repair Café en español. Como dice su web, “Los Repair Cafés son lugares de libre acceso donde todo gira en torno a reparar cosas (juntos). En el lugar donde se lleva a cabo el Repair Café hay herramientas y materiales disponibles para reparar toda clase de objetos: ropa, muebles, aparatos eléctricos, bicicletas, juguetes… y un grupo de voluntarios con conocimientos y habilidades para reparar toda clase de artefactos”. Repair Café funcionará online por ahora.

#HacerJabón

Hacer tu propio jabón es una actividad divertida, sencilla y sostenible, ya que se usan tres ingredientes principales y uno de ellos es aceite de cocina usado. Para hacerlo básicamente se necesita mezclar una grasa (aceite usado) con una solución alcalina (agua + base fuerte, Ph>7) que, mediante una reacción de saponificación, genera como resultado jabón. Para hacerlo en casa, necesitamos un litro de agua destilada, un litro de aceite usado, 220 gramos de sosa caústica, un colador, un cubo de plástico, un palo largo (para no respirar los vapores) para remover y un molde. Primero se echa el agua y, a continuación, la sosa mientras ayudamos a que se disuelva removiendo con un palo largo (cuidado porque es corrosiva y puede dañar la piel en contacto directo). Después, ayudándonos de un colador para evitar impurezas del aceite, verteremos el aceite y removeremos bien hasta que la mezcla haya cuajado. El siguiente paso es verterlo en un recipiente y, después de 24 horas, lo cortaremos. Por último dejarlo reposar durante un mes en un lugar cálido y seco para que termine de secarse. Transcurrido este tiempo, ¡nuestro jabón casero está listo para usarse! Si quieres una explicación paso a paso, puedes visitar nuestro vídeo fabricando jabón casero.

NOTA: solo para adultos competentes, tomando las debidas precauciones.

#PesticidasNaturales

Si tienes un jardín, una terraza o un balcón con plantas, sabrás que muchas veces los indeseables insectos pueden dañarlas o causarles enfermedades. Para evitarlos, en vez de usar el tradicional insecticida o pesticida químico, podemos seguir distintas recetas naturales para combatirlos. Hay varias recetas, y algunas son tan sencillas como hacer una infusión con las hojas del Ginkgo biloba o cultivar plantas aromáticas, las cuales posteriormente pueden usarse en la cocina. No hay mucho que perder y, ahora que vamos a pasar bastante tiempo en casa, puede convertirse en una tarea divertida que hacer. Consulta las distintas recetas de las que disponemos en nuestra web, ¡no te decepcionarán!

#ReparaLasFugas

Raro es el sistema doméstico de fontanería que no tiene algún problema: grifos que gotean, cisternas con fugas de agua, juntas y roscas mal ajustadas, etc. Aquí se trata de buscar con calma y dedicación todas las pérdidas de agua del sistema (hay muchos trucos, por ejemplo verter un poco de sustancia colorante en la cisterna del WC, que denunciará la fuga, si la hubiera, de manera infalible) y a continuación intentar su reparación. En cualquier caso, anotar cuidadosamente todas las microaverías para cuando sea posible convocar a un profesional para que haga una puesta a punto a fondo.

#ArreglaTuRopa

La ropa, como todo, termina desgastándose, rompiéndose y dejando de tener ese aspecto tan bonito que un día tuvo. Sin embargo, hay algunas prendas que pueden tener un arreglo bastante sencillo, por ejemplo, aquellas en las que se haya descosido una de las costuras, un bolsillo agujereado por donde se caen las monedas y las llaves, o incluso una raja que no sea excesivamente grande. Nunca es mal momento para aprender a coser ya que, aparte de conseguir arreglar prendas que dábamos por perdidas, puede llegar a suponer importantes ahorros económicos. Si tenemos unos vaqueros o una chaqueta que nos sigue valiendo y nos gusta, en vez de tirarla y comprarnos otra nueva podemos optar por arreglarla. En internet hay infinidad de tutoriales, desde los más básicos hasta los más avanzados, por lo que ahora más que nunca puede ser una actividad que te merezca la pena aprender.

Con información proporcionada por Lucas Peces Coloma