Estás en: Fundación Vida Sostenible > Informe > Residuos > Gestión de residuos > Sistemas de gestión y recogida > La Comunidad de Madrid avanza (con dificultades) hacia el residuo cero

Gestión de residuos

La Comunidad de Madrid avanza (con dificultades) hacia el residuo cero

landfill-879437_1280(1000)Imagen de Prylarer en Pixabay 

El tema de los residuos siempre ha sido un tema de controversia y de actualidad en la Comunidad de Madrid. En la actualidad, llevamos unos meses de alerta por la colmatación del Vertedero de Alcalá de Henares que da servicio a la Mancomunidad del Este.

Esta situación ha llevado a que la Comunidad de Madrid, presente no solo una partida presupuestaria para solucionar el problema de los residuos en esta Mancomunidad, sino también en las demás mancomunidades con un plan de residuos para implementar el modelo de economía circular en la Comunidad de Madrid.

Con la colmatación prevista para la primavera de 2019 del Vertedero de Alcalá se ha aprobado la construcción de una nueva planta de tratamiento de residuos en Loeches, a la que la Comunidad de Madrid destinará un total aproximado de 58 millones para su financiación.

El problema de la Mancomunidad del Este, cuyo vertedero ha dejado de cumplir la normativa europea de estar a 1.000 metros de la población, se debe a su ubicación actual al quedar cerca de la población por el crecimiento de los municipios cercanos. En algunos casos, está a 800 o 200 metros.

No es el único en fase de colmatación, el Vertedero de Colmenar Viejo (Mancomunidad del Noroeste) ha aprobado su ampliación a un vaso más, y ha generado molestias entre la población. Esto ha dado lugar a que varios municipios de la Mancomunidad hayan dado su negativa y solicitado una estrategia sostenible de gestión de los RSU (Residuos Sólidos Urbanos).

El Vertedero de Pinto (Mancomunidad del Sur), ya ha previsto la ampliación de su capacidad hasta 2021, debido a que su vida útil llega hasta 2019. Por otro lado, el Parque Tecnológico de Valdemingómez gestionado por el Ayuntamiento de Madrid, y en el que se tratan los residuos de la ciudad de Madrid, ya planea eliminar por completo para 2025 la incineración, pero su vertedero está todavía lejos de colmatarse. Sin embargo, la Comunidad está presionando para que esta planta acoja temporalmente los residuos de la Mancomunidad del Este, hasta la terminación de la planta de Loeches.

Para ver esto podemos ver algunos datos de generación de basura de los madrileños:
• Cada madrileño produce aproximadamente 370 kg de basura al año de media.
• El distrito Centro es el que más basura produce frente al de Moratalaz, que es el que produce menos.
• Según el INE, en 2016 solo 394.000 toneladas de residuos fueron separados frente a los dos millones generados.

En este problema de falta de gestión adecuada de los RSU, y debido a que salvo Valdemingómez, las otras mancomunidades no poseen una planta de tratamiento adecuada, sino simplemente vertederos, lleva al problema actual. Los vertederos empleados están a punto de colmatarse, se piden sucesivas ampliaciones, la ubicación de alguno ha quedado fuera de las normas, se ve que es necesario un cambio de modelo en este tratamiento.

Esto ha llevado a la Comunidad de Madrid a desarrollar una estrategia para una mejor gestión de los residuos, la Estrategia de Gestión Sostenible de los Residuos de la Comunidad de Madrid 2017-2024. En ella con un presupuesto de 366 millones de euros, se marca como objetivo del “vertido cero” e impulsar el modelo de economía circular, , incrementando para ello la separación de residuos, para recuperarlos y poder introducirlos de nuevo en el sistema productivo.

La Estrategia recoge una serie de objetivos para lograr la adaptación al Plan Estatal Marco de Gestión de Residuos (PEMAR) 2016-2022 y a las normas europeas. Entre estos objetivos se encuentran:
• Prevenir la generación de residuos en la Comunidad de Madrid.
• Maximizar la transformación de los residuos en recursos, aplicando los principios de la economía circular.
• Reducir el impacto ambiental relacionado con la gestión de los residuos y los vinculados al calentamiento global.
• Fomentar las MTD (Mejores Técnicas Disponibles) en el tratamiento de residuos.
• Definir criterios para una correcta gestión de los residuos y las infraestructuras necesarias.

A su vez, la Estrategia presenta un plan por cada tipo de residuo.

En consecuencia a esta estrategia, la Comunidad de Madrid junto con Gedesma ha desarrollado Madrid7R Economía Circular, con el objetivo de dar a conocer la economía circular en la CAM (Comunidad de Madrid), y que esta se comprometa a implantarla. Para ello, utiliza las 7R: reducir, reciclar, rediseñar, reutilizar, renovar, recuperar y reparar. Con ello, se pretende que los residuos que no puedan ser utilizados como compost, vuelvan al ciclo y tengan un nuevo uso.

En la página web se describe que es la economía circular, cómo funciona y qué beneficios podemos obtener de ella. Aquí os presentamos las características de la economía circular:
• Consumo de menos recursos naturales.
• Incrementa el porcentaje de uso de recursos renovables y reciclables.
• Reduce las emisiones.
• Menos residuos.
• Mantiene el valor de los productos, es decir, aumenta la vida de los productos, reutiliza componentes y preserva el valor de los materiales.

Con una transición hacia este modelo, se espera que se reduzca la generación de residuos y lleve a una mejor gestión de los Residuos Sólidos Urbanos (RSU).

Los vertederos actuales se espera que desaparezcan hacia el 2024 y el único que estará operativo para entonces será el de Valdemingómez finalizando su vida entre 2025 y 2030. El primero de todos será el de la Mancomunidad del Este, con la planta de Loeches, después el de Pinto y por último, el de Colmenar Viejo. Serán sustituidos por plantas de tratamiento. De esta manera, la Comunidad espera lograr el objetivo “vertido cero”, lo que quiere decir que el 100% del material que entre en las plantas salga de ellas en forma de material reciclado, listo para entrar de nuevo en el ciclo de fabricación

Este es un problema no solo de esta Comunidad, sino del resto. Es necesario reducir de alguna manera los residuos que generamos y ello pasa por medidas relacionadas con la economía circular, pero que necesita un proceso de cambio, adaptación, modificación de hábitos de consumo y una difusión al público en general con una mayor concienciación. Lo que está claro es que es necesario una gestión sostenible de los residuos.

No podemos seguir así, ya no solo por el medio ambiente, sino por salud pública y bienestar de la población. Además es necesario, reducir los residuos, porque, ¿qué pasará después del final de la vida útil de las plantas de tratamiento? ¿Qué haremos con los residuos que generemos?

Nuestra labor es muy sencilla, reciclar primero, separando e intentando generar los menos residuos posibles después.

Jaime García Martín

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

Facebook IconYouTube IconTwitter IconLinkedInLinkedIn