• Entrada de agua
    Un ciclo completo de lavado consume unos 50 litros de agua potable. En conjunto, la lavadora supone alrededor de un 10% de las entradas totales de agua. El consumo de agua depende principalmente de la longitud del programa.
  • Salida de agua residual
    Las aguas de salida de la lavadora sólo están contaminadas por restos de detergente. Son un tipo de aguas grises, y se podrían utilizar, junto con las de la ducha y el lavabo, para llenar la cisterna del retrete. La contaminación que generan las aguas de salida de la lavadora está en relación directa con el tipo de detergente utilizado.
  • Entrada de energía
    Un ciclo completo de lavado consume entre 0,6 y 1,6 kWh. En conjunto supone aproximadamente un 5% del total de consumo en la casa. Es importante saber que la mayoría de la energía se consume en calentar el agua, y no en mover el tambor.

Atención, el consumo de energía para el lavado de ropa puede aumentar mucho si disponemos de secadora, bien sea aparte o incorporada a la lavadora.

  • Entrada de materiales
    Los principales son los detergentes, a los que hay que añadir suavizantes, blanqueadores ópticos y otros productos similares.
  • Salida de residuos
    Principalmente en forma de botellas de plástico y cajas de cartón de detergentes y afines.