Tareas de entretenimiento

El mantenimiento del automóvil no es una tarea engorrosa y puede mejorar mucho la eficiencia en el consumo de combustible, si seguimos estas sencillas indicaciones: (tomadas del folleto «La conducción al menor coste -el coche y el ahorro de energía», editado por el Instituto para la Diversificación y el Ahorro de Energía, IDAE).

1) En primer lugar, es necesario consultar el manual suministrado por el fabricante: en él figuran detalladas todas las tareas de mantenimiento a llevar a cabo y la frecuencia con que éstas deben realizarse.

2) Las principales operaciones de mantenimiento que nos evitarán un consumo extra de combustible son la puesta a punto, el ajuste de la presión de los neumáticos y la comprobación de niveles de aceite y refrigerante y del filtro de aceite.

3) Sospecharemos que el coche necesita una puesta a punto cuando su rendimiento disminuya y/o cuando aparezcan humos oscuros en el escape. En este caso, es necesario llevar el coche al taller inmediatamente. Hay que tener en cuenta que un motor mal reglado puede incrementar su consumo en casi un 10%.

4) Los neumáticos mal inflados aumentan la superficie de contacto con la carretera y por lo tanto incrementan la resistencia a la rodadura. Es necesario controlar periódicamente que la presión de las ruedas coincide con la recomendada por el fabricante. Una pequeña falta de presión puede suponer un sobre consumo del 3%.

5) La comprobación frecuente de los niveles de aceite y de líquido refrigerante contribuyen a mantener en buen estado el motor y a conservar el consumo en niveles óptimos. Recuerda que es recomendable que el cambio de aceite se lleve a cabo en un taller autorizado.