Servimos informacin al público para ayudarle en su viaje hacia una vida sostenible.
Ahora la Fundacin Vida Sostenible necesita tu ayuda.

Puedes hacer una donación aquí

Otros temas de inters

Gestin del territorio

Castilla La Mancha

Situacin del Parque Nacional las Tablas de Daimiel (Diciembre-2010)
Castilla-La Mancha
Situacin del Parque Nacional las Tablas de Daimiel (Diciembre-2010)

Recuperacin hdrica: 2010

El Parque Nacional de Las Tablas de Daimiel, en Ciudad Real, acabar 2010 con ms de 1.400 hectreas inundadas, despus de que en las ltimas semanas los aportes de agua del ro Gigela y varios arroyos hayan propiciado el aumento de los niveles de inundacin de este espacio protegido. El parque se encuentra en un gran momento tras haber superado el verano con ms de 1.000 hectreas inundadas. Esta buena situacin har posible que se pueda rozar un mximo histrico de afluencia de visitantes que, al acabar el ao, podra rondar los 400.000.

En cuanto a la avifauna y vegetacin, se ha experimentado una recuperacin sorprendente, tanto en relacin con la avifauna, como con la vegetacin presente en el espacio protegido. A pesar de que las aves tienen que recuperar la querencia tras cinco aos con el parque seco y con falta de alimento, la nidificacin de especies en primavera fue espectacular por la diversidad. En total, nidificaron ms de 2.000 parejas de aves de 44 especies diferentes, entre las que destacan el fumarel comn y fumarel cariblanco, el pato colorado y la malvasa cabeciblanca.
La recuperacin del parque Nacional beneficia tambin a la vegetacin palustre y a la acutica debido a que los niveles mximos de inundacin de la zona se han alcanzado en una poca adecuada para la buena germinacin de las plantas. El hecho de que se hayan mantenido los niveles de agua a lo largo de todo el ao tambin ha permitido que las formaciones subacuticas completaran su desarrollo.

A inicios de febrero, tras las abundantes precipitaciones en todo el territorio nacional, Daimiel se ha recuperado en parte. Sin embargo, desde SEO/Birdlife aseguraron que el 60% de los humedadles de la zona se ha perdido.

Actuaciones 2009
El Parque Nacional de las Tablas de Daimiel se encuentra situado en los trminos municipales de Daimiel y Villarrubia de los Ojos, dentro de la provincia de Ciudad Real, Castilla-La Mancha. Adems de la figura de proteccin de parque nacional, la mxima que otorga el Gobierno de Espaa, Las Tablas estn incluidas tambin en la lista de humedales de espacial importancia, a proteger con el Convenio Internacional Ramsar. Asimismo, es una zepa (zona de especial proteccin para las aves) y una reserva de la biosfera.

El Ministerio de Medio Ambiente y Medio Rural y Marino reconoce la "grave situacin" del parque por la sobreexplotacin de los recursos hdricos. Pero existen evidencias de que el equilibrio natural del parque se ha roto. Por ello, el Consejo Cientfico de la Unesco retir cautelarmente la categora de reserva de la biosfera en junio de 2008 hasta 2015, dando un periodo de tres aos para su posible recuperacin.

La Confederacin Hidrogrfica del Guadiana, dependiente del Ministerio de Medio Ambiente, planea encharcar artificialmente el parque nacional de Las Tablas de Daimiel con agua residual depurada de los pueblos de alrededor. Ese caudal, tratado antes de entrar al parque, permitira mantener unas 900 hectreas encharcadas, frente a las 16 actuales. Esta es una de las medidas del Plan de Restauracin Gradual de las Tablas de Daimiel que cientficos del CSIC han preparado para la confederacin.

Para inundar Las Tablas completamente haran falta 16 hectmetros, segn el informe, elaborado por Miguel lvarez Cobelas, del Instituto de Recursos Naturales, y Santos Cirujano, del Real Jardn Botnico, ambos del CSIC, en colaboracin con la consultora Innovacin Ambiental.

A los 10 hectmetros que aportaran las depuradoras se puede sumar el bombeo de agua del acufero (otros 2 hectmetros). Ese bombeo se hara gracias a que Medio Ambiente ha comprado terrenos junto al parque que conllevan dotacin de agua. Y, finalmente, est en estudio la construccin de una tubera que lleve el agua del trasvase del Tajo y evite las prdidas. Actualmente, el trasvase se enva por el cauce del Cigela, que suele estar tan seco que la mayora del caudal se pierde por el camino (en 2007 slo lleg el 15%).

Los cientficos tambin propusieron tomar agua de los embalses del Vicario, Gasset o del de Torre de Abraham, opcin que ha descartado la confederacin porque afectara al derecho sobre el agua de los regantes.

La peticin de agua promovida por el alcalde daimieleo est avalada por el Patronato Rector del Parque Nacional. Su propuesta es desviar parte del agua del trasvase Tajo-Segura hacia este espacio natural.

El primer edil, asegur frente a sus compaeros del Patronato que parece mentira que la comisin del trasvase Tajo-Segura no tenga en cuenta las condiciones del lugar y el parecer de sus habitantes a la hora de decidir cmo y cundo realizar los trasvases. Desde el Patronato se inform que tras la reciente cesin de aguas desde la cabecera del Tajo slo se haba aprovechado el 15% del agua trasvasada, que consiguieron encharcar poco ms de 15 hectreas.

El plan de recuperacin gradual se suma al plan especial del Alto Guadiana, que el presidente Zapatero y Jos Mara Barreda, presidente de Castilla-La Mancha, anunciaron con una inversin de 3.000 millones de euros. Ese plan prevea para 2009 unos 100 millones de euros para comprar derechos de agua a los regantes y as ir reduciendo el volumen que sacan del acufero. Sin embargo, la primera oferta slo ha sido de 20 millones. La Junta considera que el Gobierno no cumple lo pactado. El Ejecutivo opina que para invertir lo previsto necesita un compromiso mayor a favor de la reconversin hacia cultivos que consuman menos agua.

El uso del agua depurada es slo el penltimo captulo de una agona que comenz en 1956, con la "ley sobre saneamiento y colonizacin de los terrenos pantanosos prximos a los mrgenes de los ros Guadiana, Gigela y Zncara". El texto converta "terrenos incultos de carcter pantanoso o encharcadizo" en regados. As comenz la desecacin de La Mancha hmeda, la lenta muerte del acufero 23, una balsa gigantesca que rebosaba por el suelo. El fenmeno no lo par ni la declaracin de las Tablas como parque nacional, en 1973. En sus lagunas confluan el agua salina del ro Cigela con la cristalina del acufero 23. Y all anidaban miles de aves.

Los cultivos (primero, cereal y luego maz, que requiere ms agua) redujeron el nivel del acufero -ha perdido unos 3.000 hectmetros cbicos- y acabaron con las Tablas. La primera vez que se secaron fue en 1995. Diez aos despus, se quedaron sin agua por segunda vez y quiz para siempre. Al menos hasta que la mano del hombre las encharque.

Datos 2006

El parque nacional ha sobrevivido al curso 2004-2005, pese a ser el ms seco desde que hay registros (cayeron sobre el parque solo 221,9 litros de lluvia por metro cuadro). La cifra es la mitad de la media histrica. Pese a ello, las Tablas tenan en enero de 2005 1.000 hectreas encharcadas. La superficie con agua era superior a la media, porque el paraje rara vez ha alcanzado las 1.600 hectreas encharcables. Desde septiembre de 2005, a falta de lluvias, la superficie encharcada se ha reducido a mnimos nunca vistos desde la sequa de 1990 a 1995.

Las 40 hectreas de agua son en gran parte ficticias. Los ros Guadiana y Cigela, que al rebosar forman el parque, estn secos. No llevan ni gota. Su cauce es un reguero de piedras. Los responsables del parque bombean agua del subsuelo y han taponado el Guadiana para que el agua no corra.

La sequa es el problema coyuntural, pero el ms grave es el estructural: la sobreexplotacin del acufero 23, una gigantesca bolsa de agua de 500.000 hectreas. En los aos 60 almacenaba 12.500 hectmetros cbicos de agua. Haba tanta agua (cada hectmetro equivale a un volumen como el estadio Santiago Bernabu) que rebosaba por todas partes en ojos y formaba lagunas y ros. Se llamaba La Mancha hmeda, un paisaje que ya no existe.

En los aos 60 haba 1.500 pozos y hoy unos 70.000 segn la Confederacin Hidrogrfica del Guadiana, aunque la cifra exacta no se sabe porque la mayora de los pozos son ilegales.

La gravedad y repercusiones de la extraccin del agua en los pozos ilegales que se encuentran en la zona, se incrementa en aos de sequa, como los que estamos pasando, y hace bajar la superficie encharcada del parque natural de 1.200 hectreas a las actuales 20 que permanecen encharcadas, incluso llegan a dejar de verse los ojos del Guadiana.

El asunto es complicado, existe moratoria en las actuaciones sancionadoras en el Alto Guadiana, ha habido destituciones, luchas polticas, adems de la amenaza que representa la sequa para la zona.

Desde el Ministerio de Medio Ambiente se teme que el paraje de las Tablas de Daimiel pierda sus condiciones de Parque Natural debido a la inminente desaparicin de la zona encharcada. Por eso son urgentes las actuaciones de recuperacin. Para salvar el humedal se est alimentando el acufero con agua del Tajo. Es decir, el Parque Nacional de la Tablas de Daimiel se mantiene de forma artificial.

Otra de las actuaciones que est llevando a cabo el Ministerio de Medio Ambiente es comprar las fincas adyacentes al parque, que pasaran a ser bienes demaniales pblicos de titularidad estatal, para evitar la sobreexplotacin del acufero debida a la extraccin de agua para el regado, gran parte de forma ilegal y sin posibilidad de control.

 

Conceptos relacionados
[Gestin del territorio]  [Impacto]  [Sequa

Fuentes:
El Pas, 20 de febrero y 27 de julio de 2006
ABC, 27 de julio de 2006
El Pas, 21 de mayo de 2009
Ambientum.com, 11 de septiembre de 2009
Pblico, 1 de febrero de 2010
El Pas, 27 de diciembre de 2010

informacion@vidasostenible.org © 2005 Fundación Vida Sostenible | XHTML  CSSSuscríbete a los feeds de este canal