Transporte

Puntos de recarga en España

Marzo 2014

España es el sexto país de la UE con más puntos de recarga de coches eléctricos, con un total de 737 repartidos en todo el territorio nacional, según los últimos datos actualizados por el Parlamento Europeo.

Por delante de España están Reino Unido (5.067), Holanda (4.595), Francia (2.458), Alemania (2.033) e Irlanda (1.280), en una lista de 28 países que cierran Chipre y Malta, ambos sin ningún punto de recarga de vehículos eléctricos.

Sin embargo, España cae al puesto 14 si se tiene en cuenta el número de puntos en relación al volumen de población, con un promedio de 15,78 estaciones por cada millón de habitantes, teniendo en cuenta el censo de población de 2013 publicado por Eurostat.

Irlanda (278,80), Holanda (273,85), Estonia (113,98), Reino Unido (79,31), Austria (59,63), Portugal (51,30), Luxemburgo (46,55), Suecia (39,98), Bélgica (37,63), Francia (37,45), Dinamarca (29,27), Alemania (25,25) y la República Checa (19,02) se encuentran delante de España.

En cuanto a combustibles alternativos, España ocupa el duodécimo lugar en cuanto a las estaciones de gas licuado de petróleo, con 307 (el 23º por cada millón de habitantes), el noveno en gas natural comprimido (16º) y el quinto en estaciones de suministro de hidrógeno (10º), todos ellos elementos que propulsan coches ecológicos.

El Parlamento Europeo afirma que “si circularan más coches eléctricos se reducirían las emisiones de CO2 y la contaminación en las ciudades. Pero los consumidores no los compran porque apenas hay estaciones de servicio para recargar. Y estas infraestructuras no se despliegan porque apenas hay consumidores”. Para romper este círculo vicioso, el Parlamento Europeo estudia nuevas normas que exigirían que los Estados pongan en marcha un número mínimo de estaciones hasta 2020.

Los principales combustibles alternativos son el gas licuado de petróleo, el gas natural comprimido y licuado, la electricidad, los biocombustibles y el hidrógeno, pero la suma de todos ellos apenas supone una cuota diminuta del mercado europeo, cuya dependencia del petróleo supera el 90%.

La Comisión de Transportes y Turismo del Parlamento Europeo respaldó en noviembre de 2013 normas que exigirían que los Estados de la UE establezcan objetivos para desplegar redes públicas de puntos de recarga y estaciones de servicio que suministren combustibles alternativos.

Antecedentes de las electrolineras

La UE estableció en 2011 un estándar común para cargar vehículos eléctricos. La normalización afecta al enchufe, a las normas técnicas de las baterías y al roaming, es decir, las condiciones técnicas y económicas en las que un usuario podrá llevar un vehículo eléctrico desde un país a otro.

Audi, BMW, Daimler; Porsche y Volkswagen unieron sus fuerzas con el objetivo de desarrollar un sistema estandarizado que se pueda usar internacionalmente y con independencia del vehículo. Esta alianza asegurará que el usuario de un coche eléctrico tenga siempre un acceso directo y sencillo a la red, con independencia de la marca del automóvil; del proveedor de la energía eléctrica y de que la conexión se lleve a casa o en un puesto de recarga público.

El objetivo es tener listo el dispositivo a mediados del próximo año, aunque Bruselas quiere ir mas allá y hacer que sean comunes otros aspectos como las normas técnicas de las baterías, los voltajes a los que trabajan e incluso sus anclajes ante la posibilidad de crear un sistema que permita al usuario, en lugar de rellenar una bateria, cambiarla.

Para finales de 2010 España constaba ya con una red de más de 500 puntos de recarga eléctrica para automóviles, mientras que el plan Movele había ayudado a la compra de unos 1500 vehículos de este tipo. La proporción entre vehículos eléctricos y puntos de recarga es de uno a tres, bastante inferior a los 2,5 por coche que recomiendan los expertos como proporción ideal para evitar la “ansiedad del enchufe, el síndrome que afecta a los conductores cuando comienzan a pensar si alcanzarán o no el próximo punto de recarga.

La aspiración del Plan Integral de impulso del vehículo eléctrico en España es que la red de recarga sea más compleja que una simple toma de corriente y cuente, por ejemplo, con sistemas de discriminación horaria capaces de adaptarse a las distintas tarifas. El IDAE subvenciona hasta cuatro tipos de infraestructuras de ámbito público y privado. Sus costes van desde los 500 € la más barata, un enchufe para un particular, a una electrolinera de intercambio de baterías.

Todo ello viene dado con matices

En la estación de servicio de Vallvidrera se instalaron dos puntos de recarga con cuatro tomas de corriente. Allí se puede conectar el vehículo (tanto coche como moto) durante un máximo de 30 minutos que equivaldrá a esa misma duración de rodaje, pensado para un momento de emergencia, mientras uno aguarda en la sala de espera. Esto significa que la estación tiene una función de complemento a aquellas que requieren de cuatro a seis horas para recargar el vehículo. Además el servicio fue gratuito durante el primer año, y su precio posterior fue de un euro por recarga. El pago se realiza a través de una tarjeta prepago y un código pin facilitado por la propia estación de servicio. Todo ello está financiado e instalado por una empresa pública.

En Dos Hermanas el caso es diferente. En el centro comercial de Sevilla Factory cuentan con dos tomas de corriente, una para cargas rápidas y otra para lentas.

Lo que sí tienen en común estas dos instalaciones es que forman parte del Plan Movele del Instituto de Diversificación y Ahorro de la Energía (IDAE) que el Gobierno ya lleva implementando en ciudades como Barcelona, Madrid y Sevilla. Todo ello pensado para facilitar el camino a la llegada del coche eléctrico a España.

Liderazgo de cantidad de electrolineras en España

Madrid, Barcelona y Sevilla son las ciudades que más han apostado por instalar puntos de recarga para vehículos eléctricos. La capital catalana cuenta con 262 puntos públicos de recarga (10 rápidos) y más de 300 vehículos eléctricos en las flotas de los servicios municipales (y otro centenar híbridos). Privados hay 400, de los que 120 son motos, algunas de alquiler o de flotas compartidas como las 62 unidades que tiene la escuela de negocios IESE. El Ayuntamiento premia a los propietarios de vehículos eléctricos con bonificaciones como no cobrar el aparcamiento en superficie o rebajarles un 75% el impuesto de circulación. Pese al empeño público, cuesta arrancar (en 2012 el porcentaje de utilización de los enchufes oscilaba entre el 15% y el 20%), pero el Ayuntamiento defiende el valor de “sensibilización” y “posicionamiento”.

Madrid lidera el número de matriculaciones con 349 entre enero y noviembre de 2013 pero ha pisado el freno. Llegó a instalar 24 puntos de recarga en la vía pública, donde era gratis la electricidad. Actualmente, solo funcionan 10, señala el presidente de la Asociación Madrileña de Vehículo Eléctrico (Amve), Javier Blanco. La capital ha paralizado el proyecto para seguir instalando puestos en la calle.

A finales del 2012 el Ayuntamiento de Sevilla instaló 75 puntos de recarga, pero en la provincia apenas hay matriculados vehículos eléctricos. En toda Andalucía, hasta diciembre de 2013, se registraron 58 y en la provincia de Sevilla, 12.

Electrolineras en Valencia

La Comunidad Valenciana ha creado la primera instalación de recarga eléctrica para vehículos eléctricos. La instalación esta ubicada en la estación de servicio de Repsol de Museros y reduce el tiempo necesario de la recarga a 30 minutos.

El punto de recarga rápida se ha instalado en la estación de Servicio de Repsol de Museros y reduce el tiempo necesario para la recarga de coches eléctrico a 30 minutos frente a las varias horas de la carga normal.

Los equipos instalados tienen una potencia de 50 kW y realizan la recarga mediante el protocolo CHAdeMO. Esta tecnología es compatible con numerosos fabricantes de coches eléctricos, que a partir de ahora, también podrán convertirse en usuarios de este punto de recarga.

Valencia contaba ya con un súper aparcamiento de 10.844 metros cuadrados con enchufes de recarga y por valor de 10,5 millones de euros. Todo ello a cambio de una concesión administrativa de 60 años de duración.

Electrolineras en el País Vasco

El vehículo eléctrico ha sufrido un frenazo en Euskadi. En 2013 apenas se implantaron una quincena de puntos de recarga de coches frente a las cerca de 55 de 2011 y 2012. Hay ahora 300 coches (de los que cerca de 60 son motocicletas) que funcionan por electricidad en Euskadi, según los últimos datos oficiales, y a principios de 2013 había 164 puntos de recarga tanto públicos como privados, aunque contando con los de construcción se llegaría a 230, según los datos de la sociedad Ibil.

El plan del Gobierno era que en esa fecha hubiera 41.000 vehículos eléctricos en las carreteras vascas (el 10% del parque automovilístico) y una red de recarga de entre 7.000 y 13.000 puntos. El Ente Vasco de la Energía (EVE), la agencia energética del Gobierno encargada del desarrollo de este proyecto, asegura que hay ahora cerca de 70 puntos de recarga pública, de los que el “80% se pusieron en marcha durante 2011 y 2012″, mientras que en 2013 los esfuerzos “se han centrado en dotar de puntos de recarga rápida”. Permiten la carga del vehículo en 20 minutos y hay tres por ahora, ubicados en San Sebastián, Vitoria y Barakaldo.

El único proyecto de calado en marcha en Euskadi es, tras el fiasco de Hiriko (el coche eléctrico urbano promovido por empresarios de Álava), el de la sociedad Ibil, formada al 50% por el Gobierno vasco y Repsol, con la lógica de que para que haya coches eléctricos primero hay que asegurar su funcionamiento continuo a través de la recarga. Se puso en marcha en 2010 y supuso la paulatina puesta en marcha de puntos de recarga, primero en Euskadi y luego a otras partes de España, donde ahora se encamina el negocio: la red de delegaciones se ha extendido por Madrid, Barcelona, A Coruña y Málaga y las estaciones de recarga existen ya en ciudades como Palencia, Cantabria, Valladolid. El proyecto de Ibil fue cumpliendo sus hitos en los dos primeros años e incluso adelantó alguna de las previsiones como la puesta en marcha en Vitoria en 2012, con dos años de antelación, del primer punto de recarga rápida: permite cargar el coche eléctrico en 20 minutos frente al tiempo de hasta ocho horas que obligan la mayoría de las zonas de recarga. El cliente del servicio Ibil, que además ofrece el alquiler de coches como alternativa a la compra, tiene la seguridad de contar con un centro de control, instalado en el BEC de Barakaldo, que en todo momento monitoriza los datos del vehículo alquilado y evita cualquier problema.

Además de las escasas ventas, el vehículo eléctrico se topa con la resistencia de los fabricantes y los vendedores, que siguen primando al coche tradicional. “No hay una cultura de venta al cliente. Tienen que hacer un esfuerzo y saber venderlo. Falta esa introducción en los circuitos comerciales”, señalan fuentes del sector. Y eso que hoy en día un coche de este tipo tiene un precio similar al convencional, ya que el EVE apoya la compra de cada unidad hasta con 5.000 euros.

El Gobierno insiste en el slogan empleado desde que puso en marcha el servicio Ibil en 2010. “El vehículo eléctrido ha llegado para quedarse”, y se basa en que los fabricantes de coches siguen con sus inversiones en coches eléctricos. Y resalta que ha traccionado proyectos de I+D+i “de más de 105 millones de euros, involucrando a más de 60 empresas”, lo que, destaca, supone una oportunidad para el avance tecnológico de las empesas vascas. Al menos, en relación al conjunto de España, se va más rápido: ahora hay 1.100 coches eléctricos y 1.650 motos y ciclomotores eléctricos en todo el territorio español, según los datos del EVE.

Expectativas que había en 2010

En el País Vasco el lehendakari, Patxi López; el consejero de Industria, Bernabé Unda; el presidente del EVE (Ente Vasco de la Energía); y el presidente de Repsol, Antonio Brufau, firmaron un acuerdo que convertirá a la Comunidad Autónoma Vasca en la primera comunidad que dispondrá de una red de estaciones de este tipo. Además se está colaborando con la empresa Mercedes para que fabrique en Vitoria-Gasteiz furgonetas eléctricas.

En el acuerdo se contemplan dos fases principales de proyecto, la fase inicial (completada en junio 2010) y la que siga una vez alcanzados los objetivos de esta primera (segundo semestre de 2010).

La primera de ellas deberá:

-Analizar tecnologías de recarga de baterías y sustitución rápida en vehículos eléctricos.

– Elaborar especificaciones técnicas de las soluciones seleccionadas.

– Determinar emplazamientos más apropiados.

– Evaluar modelo de negocio y potencial de rentabilidad
– Definir en detalle los acuerdos legales a alcanzar entre los socios para constituir una sociedad que gestione la inversión.

En la segunda, se tendrá que:

– Crear una sociedad para la construcción y explotación de las instalaciones de recarga eléctrica (despliegue en 2011).

– Extenderse a través de todo el territorio español de forma progresiva.

Electrolineras en Cantabria

Cantabria cuenta desde finales de enero de 2013 con un punto de carga rápida de vehículos eléctricos, que permitirá llenar hasta el 80% de la batería de uno de estos coches en menos de 30 minutos.

Este nuevo punto de recarga, forma parte de una serie de instalaciones de carga rápida que se están ubicando en estaciones de servicio de Repsol de toda España en el marco del acuerdo alcanzado entre esta empresa, Nissan e IBIL. Además, gracias a este acuerdo, los usuarios de Nissan LEAF podrán realizar recargas gratis durante un año en los terminales de carga rápida de la red de IBIL.

La carga rápida reduce los tiempos de recarga a unos 30 minutos frente a las varias horas de la carga normal nocturna. Los equipos instalados tienen una potencia de 50 kW y realizan la recarga mediante el protocolo CHAdeMO, tecnología desarrollada en Japón cuyo nombre es, precisamente, un juego de palabras en lengua japonesa que hace referencia al tiempo que se tarda en tomar una taza de té. En efecto, ese es el tiempo que tarda el vehículo eléctrico en estar listo y nuevamente recargado para continuar el viaje.

Esta tecnología es compatible con numerosos fabricantes de coches eléctricos. Los cargadores CHAdeMO son compatibles con más de 70.000 coches a nivel mundial, lo que supone más del 90% del mercado de vehículos eléctricos.

Electrolineras en Madrid

Puntos de recarga eléctrica para vehículos. En vía pública
Actualmente el total de puntos disponibles en vía pública es 24, tres de ellos en reservas de motos.
La electricidad en estos puntos es gratuita y el horario de los puntos en vía pública es de 24 horas. En aparcamientos está sujeto al horario del aparcamiento.

Para recargar en los puntos en vía pública es necesario la “tarjeta MOVELE”.

Puntos de recarga eléctrica para vehículos. Fuera de vía pública
Incluyen aparcamientos públicos, de residentes, y para flotas de grandes empresas y el total de puntos actualmente disponibles fuera de vía pública (a 19 abril 2013) es de 264, en 18 ubicaciones distintas.
La electricidad en estos puntos es gratuita.

Las nuevas “metrolineras”

Llega a Madrid lo que podría bautizarse como la primera metrolinera española, capaz de suministrar energía para recargar coches eléctricos a partir de la energía de frenado de los trenes del metro de la capital. El proyecto, llamado Train2Car, ya cuenta con un primer poste, situado junto al concesionario de Citroën en la calle Sáinz de Baranda, que permite recargas rápidas en unos 20 minutos de forma, temporalmente, gratuita.

De momento, Train2Car no es sino un proyecto piloto que estará a prueba hasta el mes de junio, período durante el cual cualquier propietario de coche eléctrico con conector de corriente CHAdeMO (el más frecuente) podrá restablecer la autonomía del vehículo, de lunes a viernes de 8 a 21 horas, de forma gratuita.

La creación de este poste es significativa porque no existen muchos puntos de recarga rápida en la capital y los pocos que existen, al pertenecer a gasolineras, cobran por su uso. La recarga rápida permite ganar hasta un máximo de 180 kilómetros de autonomía eléctrica con sólo enchufar el vehículo durante 20 minutos.

El funcionamiento de la metrolinera se explica de forma similar al de los sistemas de freno regenerativo que ya usan algunos coches de alta gama y de competición (KERS): cuando un tren de Metro frena, se genera una energía cinética que se almacena y se transforma en energía para otros usos. En este caso, los trenes dotados de este sistema de frenado regenerativo convierte esa energía cinética en eléctrica que puede ser utilizada tanto en el sistema eléctrico ferroviario como en proyectos como el que materializa Train2Car.

Dicho proyecto ha sido financiado por el Ministerio de Economía y Competitividad y ha sido desarrollado por un consorcio compuesto por Metro de Madrid, la Universidad Pontificia de Comillas, Sistemas de Computación y Automática General (SICA) y el Centro de Investigaciones Energéticas, Medioambientales y Tecnológicas (Ciemat). También Siemens y Citroën han contribuido con el suministro de tecnología y suelo para su culminación.

Mapa con los puntos de recarga de vehículos eléctricos disponibles en Madrid:

http://www.movilidadelectricamadrid.es/m,280/mapa-puntos-de-recarga

Electrolineras solares

Albiasa, compañía de ingeniería de bienes de equipo para la industria, ha desarrollado una electrolinera solar para la recarga del vehículo que, según la empresa, supone el fin del monopolio eléctrico, al no depender de las compañías energéticas.

Esta empresa explica en un comunicado que, producto de la conjunción de la tecnología Albiasa Trough con las plantas de generación eléctrica de pequeña potencia de ciclo orgánico (ORC), ha diseñado las plantas micro-termosolares.

Estas plantas permiten disponer de energía eléctrica generada por energía solar a un coste sumamente atractivo, sin depender de conexión a red y utilizable para la recarga de baterías para vehículos eléctricos.

Albiasa ha generado la ingeniería de interconexión de ambos elementos hasta constituir una tecnología integrada y modular para estas plantas.

Estas plantas de pequeña potencia son sencillas de construir, viables en cuanto a los niveles de radiación necesarios en buena parte de la península y tienen un coste de generación por debajo de la TMR (Tarifa Media de Referencia) a 12-14 años de periodo de amortización, con ganancias.

Asegura la empresa que posee la tecnología termosolar y se propone generar un marco de colaboración con diversas empresas para construir instalaciones de recarga de baterías de carretera.

Estas instalaciones permitirían realizar recargas rápidas o recambios rápidos de baterías recargadas con tecnología solar en zonas con carencia de potencia eléctrica de suministro, y en grandes centros logísticos.

La adaptación de las gasolineras actuales a la recarga de los vehículos eléctricos requerirá, en su mayoría, de la inversión en subestaciones y refuerzos de red, mientras estas estaciones de generación termosolar de entre 1 y 3 megavatios no necesitan esos refuerzos de red ni subestación alguna, porque la generación puede ser a la tensión de 380 voltios.

Además, estas estaciones pueden ser implantadas de forma casi inmediata en el 70 % del territorio nacional (zonas de radiación razonable).

Las plantas de este tipo permiten independencia de suministro de red, al no depender de planificación alguna del Gestor de la Red, combustible solar gratuito y alta rentabilidad a medio plazo, al tiempo que permitiría una adaptación natural de sus actuales gasolineras a la nueva demanda de recambio de baterías para prolongar la autonomía del vehículo eléctrico en zonas interurbanas.

Albiasa recuerda en un comunicado que ha diseñado y ejecutado más de 15 megavatios de plantas fotovoltaicas distribuidas en ocho ubicaciones distintas en las zonas de máxima radiación de la península ibérica, y en la actualidad cuenta con más de 100 MW de plantas fotovoltaicas en diferentes estados de ejecución tanto en España como en EEUU, país en el que ha establecido una sociedad filial.

En el campo termosolar Albiasa participa en la promoción de plantas que suman 200 MW en el desierto de Mohave, en el estado de Arizona, y en España cuenta con tres plantas en promoción, de entre las que destaca la de Cáceres de 50 MW.EFE.

Carga sin cables

Endesa ha organizado una puesta en marcha del proyecto “Unplugged” en Barcelona que desarrollará la recarga rápida de vehículos eléctricos sin cables.

Este proyecto es una iniciativa europea respaldada por el Séptimo Programa Marco de Investigación y Desarrollo Tecnológico (7PM) en la que participan 17 socios entre ellos empresas privadas como Endesa, centros de investigación y universidades europeas y, además, colaboran ciudades como Barcelona y Florencia. Cuenta con un presupuesto de 2,3 millones de euros y una duración de dos años y medio.

Endesa liderará el grupo de trabajo que construirá la estación, así como el dispositivo necesario dentro del vehículo. También se desarrollará e instalará un sistema para la gestión y control del punto de recarga.

Con este nuevo método, el usuario simplemente colocará su coche sobre una plataforma de carga situada en el suelo y sin ningún tipo de contacto físico ni esfuerzo adicional conseguirá cargar la batería de su vehículo a través de transferencia de energía inductiva (IPT) entre un dispositivo integrado en el vehículo eléctrico y otro enterrado en el pavimento.

Algunas de las ventajas de este tipo de carga son:
* Es un sistema sencillo y cómodo para el usuario.
* El sistema es seguro contra vandalismo porque todos los dispositivos se encapsulan en el vehículo y en el suelo.
* Este sistema funciona en una gama de entornos adversos, incluyendo temperaturas extremas, sumergido en agua o cubierta de hielo y nieve.
* No produce ningún impacto visual negativo en el paisaje urbano. Esta ventaja es importante en el caso de trenes y tranvías urbanos porque permiten la eliminación de cables aéreos.

Fuentes:
Ambientum.com, 25 noviembre 2009
El País, 30 octubre 2009
Infoambiental.es, noviembre 2009
El Mundo, 18 diciembre 2009
ABC, 29 diciembre 2009
El Mundo, 30 junio 2010
El País, 30 septiembre 2010
El Mundo, 17 septiembre 2010
www.lavozdigital.es , 4 octubre 2010
El Mundo, 11 mayo 2011
Ambientum.com, 19 octubre 2012
Ambientum.com, 3 enero 2013
Eldiario.es, 16 noviembre 2013
Electrolineras.es, 3 diciembre 2013
Elpais.com, 4 diciembre 2013
Eleconomista.es, 24 febrero 2014
Ambientum.com, 3 marzo 2014
Madrid.es, 12 marzo 2014

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

Facebook IconYouTube IconTwitter IconLinkedInLinkedIn