Residuos

Mejora del reciclado

Agosto 2012

Madrid

El que no recicla paga. La nueva Ordenanza de Limpieza de los Espacios Públicos y de Gestión de Residuos del Ayuntamiento de Madrid, en vigor a partir de enero de 2009, introduce sanciones a quienes no separen en origen sus residuos adecuadamente. Las multas pueden llegar a ser de hasta 750 euros.

Las inspecciones se realizan en horario nocturno antes de que pasen los camiones de la basura. Los técnicos miran el contenedor de restos, el de color gris con tapa naranja, y en el caso de detectar una incorrecta separación de las basuras, al día siguiente van a la comunidad de vecinos y les informan. A lo largo de los meses de abril y mayo los inspectores municipales visitaron las comunidades de vecinos para informar de la forma correcta a la hora de reciclar.

Desde finales de mayo al 1 de septiembre de 2009, los técnicos medioambientales han inspeccionado 7.861 comunidades de vecinos y pequeños y medianos establecimientos. En este periodo y hasta octubre, se han interpuesto 58 sanciones. Esto no ocurrió así en primera instancia pues el Ayuntamiento decidió dar una segunda oportunidad a los infractores cuando se encontraba alguna deficiencia.

El balance de esta primera oleada de inspecciones es que el 57% separaba la basura de forma incorrecta. Por lo tanto, fue objeto de un aviso al día siguiente y una segunda visita al cabo del tiempo para comprobar que habían mejorado la separación.

Según la ordenanza, esta infracción está considerada como leve y está sancionada con hasta 750 euros. Hasta ahora, el Consistorio está siendo indulgente, y en lugar de multar con el máximo de la cuantía tan sólo está imponiendo multas de 120 euros a 150 euros.

Según datos del Ayuntamiento de Madrid, desde que la nueva ordenanza se puso en marcha, se ha mejorado la recogida de vidrio en el contenedor verde un 13%; la del cartón en un 3,5%; y la de envases en un 5,9%.

Según los datos estadísticos sobre tratamiento y recogida de residuos urbanos de 2006 del Instituto Nacional de Estadística (INE), los desechos reciclados dentro del sistema de recogida selectiva (el usado mayoritariamente por los ciudadanos a través de los contenedores de vidrio, papel y envases) alcanza el 49%. Por el contrario, en el apartado de los residuos mezclados (desechos que corresponden a derivados de la limpieza urbana, generados por comercios, restaurantes y otras empresas como las de construcción) la tasa de reciclado se queda en el 6,8%. Además, mientras que la recogida selectiva se encarga de recoger alrededor de 6,4 millones de toneladas, los mezclados aportan cerca de 22 millones.

A la vista de los datos de INE, son los propios ayuntamientos, las empresas y comercios los que deben cooperar para aumentar la tasa de reciclado global.

Como ejemplo de mala gestión en origen por parte de empresas, los Verdes han denunciado que Mercamadrid, el gran mercado que abastece a toda la región de productos alimentarios, no recicla los cientos de toneladas diarias de basura que produce, que no separa los residuos y que no tiene una depuradora en funcionamiento en su recinto.

Nueva ordenanza de limpieza y residuos en Madrid (8 de enero de 2009)

Acciones que quedarán prohibidas en la capital

Reparar el automóvil en la vía pública, arrojar residuos desde las ventanas (tanto desde las viviendas como desde los automóviles), dar comida a los animales ensuciando las calles, dejar residuos y basuras voluminosas fuera de los contenedores o en la vía pública, introducir objetos encendidos en las basuras, dejar publicidad en los vehículos estacionados, etc.

Nuevas medidas

– Premios a los conserjes y porteros que logren reciclar más basura.

– Obligación de los propietarios de perros a recoger sus excrementos.

– Actos públicos: los organizadores deberán garantizar que no se ensucie la calle y podrá exigirse una fianza por gastos de limpieza.

– Nuevos contenedores de obra con modelos homologados, con obligación de taparlos de las 8 de la mañana a las 8 de la tarde.

– Multa de hasta 3000 euros por abandonar vehículos en la vía pública.

– Fines de semana libres de contenedores. Obligación de retirar contenedores de obra y sacos de escombros los viernes de cada semana en determinadas zonas turísticas y céntricas de la capital, volviéndolos a colocar los lunes.

– Incremento de las sanciones por realizar pintadas: la infracción leve pasa de 300 a 3.000 euros y puede llegar a 6.000 si existiera reincidencia.

– Obligación de los ayuntamientos a recoger los residuos de forma selectiva, regulando por primera vez los puntos limpio.

Euskadi

En Gipuzkoa se ha impuesto una forma de recogida de basura “puerta a puerta” en la que se obliga a separar los residuos a los ciudadanos en cinco recipientes. Esta nueva imposición ha dividido en dos a la sociedad y a la clase política, ya que no consiguen llegar a un acuerdo.

Tras la negativa de todas las provincias de recibir residuos de Gipuzkoa y sus vertederos colapsados desde hace tiempo, el gobierno decidió que era la mejor forma de solucionar el problema.

Los ciudadanos, por su parte, no opinan lo mismo, ya que pese a las charlas de concienciación, no tienen claro dónde tirar los desperdicios.

Algunos vecinos llevan sus desechos a otro municipio para no reciclar

Este sistema ya se encuentra implantado en otros municipios Catalanes y en algunas ciudades europeas; obliga a separar la basura en cinco tipos:

– Orgánico: serrín, palillo, insecto muerto, cáscara de marisco o de huevo, alpiste, una infusión, corcho.

– Rechazo (fracción que no se puede reciclar): cenizas, polvo, abanicos, alicates, excremento de animales, fotografías, la punta del lápiz, un balón, el paraguas, esponjas, betún, un diente (si no tiene empastes), el felpudo, la fregona (salvo el mango).

– Vidrio: botellas sí, pero cristales y espejos, no.

– Papel-cartón: papel de carnicería o pescadería (si está sucio, a rechazo), servilletas y pañuelos de papel (si están manchadas de comida, al orgánico), un archivador (si tiene anillas, a rechazo).

– Envases-plástico: desodorantes, chapas, papel de aluminio, pintalabios, productos de limpieza si están vacíos, la red de las naranjas o patatas, las bandejas de porexpán.

El éxito del sistema depende del grado de implicación de los vecinos, y desde este ayuntamiento, aseguran haber logrado separar el 82% de la basura que se puede reciclar, cuando antes era el 28%.

Allí donde está implantado este modelo se han colocado unos postes junto a cada portal con unos colgadores personalizados donde cada familia engancha sus bolsas de basura y cada tipo de basura tiene determinados días para ser colgado.

Enlaces de interés:

www.munimadrid.es

Fuentes:

El País, 3 noviembre 2008
El País, 4 noviembre 2008
El Mundo, 4 noviembre 2008
El País, 9 septiembre 2009
El Mundo, 21 octubre 2009
El País, 14 mayo 2012

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

Facebook IconYouTube IconTwitter IconLinkedInLinkedIn