Estás en: Fundación Vida Sostenible > Informe > Energía > Combustibles fósiles > Gas natural > Fracking: ¿revolución energética o seguir quemando gasolina como toda la vida?

Energía

Fracking: ¿revolución energética o seguir quemando gasolina como toda la vida?

Enero 2015

El fracking (fractura hidráulica) es un método utilizado para la extracción de gas y petróleo que ha quedado atrapado en formaciones rocosas impermeables en el subsuelo a profundidades de entre 2.500-5.000 metros. El hecho del aumento del precio del petróleo por el aumento de demanda en los últimos años, ha provocado la explotación de recursos de tan baja calidad y escaso rendimiento, que hace décadas ni se tenían en cuenta.

¿Qué opinan los defensores y los enemigos del fracking?

Video explicación de producción por fracking de una empresa productora:

 Argumentos: las empresas que se dedican a explotar el gas de pizarra no ven secuelas negativas sobre el medio ambiente por las actividades generadas por la extracción. Defienden la explotación de estos recursos debido a que nuestra sociedad sigue demandando fuentes energéticas no renovables y es necesario aprovechar al máximo los recursos.

 El hecho de que es necesaria una mayor inversión para extraerlo y que tienen menos reservas que un yacimiento petrolífero convencional, hace que el coste de extracción sea superior, pero sigue teniendo un menor precio de venta (no hay inflación de precios) que el petróleo convencional, con el que los países de la OPEP han estado enriqueciéndose debido a la especulación con la que se han aprovechado de los países importadores.

 Para calcular la “rentabilidad energética” de cualquier tipo de energía, se utiliza la Tasa de Retorno Energético (TRE), es decir, la diferencia entre la cantidad de energía gastada en extraer el recurso energético y la energía obtenida de él al consumirlo. Por ejemplo, se encontró que combustibles elaborados a base de maíz proporcionaban menos energía que la consumida en fabricarlos debido a que la energía utilizada para producir el fertilizante, el suministro del riego de agua y el combustible de la maquinaria era mucho mayor que la energía obtenida al convertir el maíz en combustible.

 Para que un pozo petrolífero sea rentable, la TRE debe ser superior a 10, aunque actualmente no hay ningún estudio que evalúe seriamente cual es la TRE de los pozos de fracking. Se estima que la tasa de retorno es 8 veces inferior a la de los pozos convencionales de Rusia, y se sabe que la TRE de estos es de 20, es decir, el fracking oscila entre 2-3 (la TRE de la energía fotovoltaica es de 3).

Es decir, este método no es una panacea para no depender del petróleo ajeno por su mayor coste de extracción, tampoco es una solución para medio y largo plazo porque se estima que en muchos pozos se generan menos barriles que hace un año. Este método no es más que una forma desesperada para explotar los pocos recursos que quedan por explotar y además provoca graves daños en el medio ambiente, pues para obtenerlo es necesario perforar el subsuelo, con el riesgo de producir terremotos, como el ocurrido en Ohio de magnitud 3 en la escala Richter.

 Video explicación contra el fracking por grupos activistas medioambientales:

 Argumentos: los grupos que defienden al medio ambiente condenan esta actividad de extracción de fuentes energéticas debido a los riesgos que conlleva como la contaminación de acuíferos, uso excesivo de agua dulce y el uso de elementos tóxicos que son perjudiciales para la salud. Defienden el crecimiento de las fuentes renovables en vez de invertir dinero en extraer este tipo petróleo, que alarga la dependencia de este con la que llevamos combatiendo mucho tiempo.

Además, los críticos argumentan que el fracking contamina los acuíferos que hay bajo la superficie, consume enormes cantidades de agua dulce y utiliza sustancias tóxicas y cancerígenas que posteriormente no son tratadas como debieran, perjudicando a las poblaciones más próximas y envenenando los recursos de agua que se consumen en sus hogares.

 Pero existen otros estudios realizados por organismos oficiales que indican que muchas de las sustancias químicas utilizadas no son más contaminantes que los productos que usamos en casa, como pueden ser pasta de dientes, detergentes…

La Agencia de Protección Ambiental de los Estados Unidos (EPA) elaboró un informe que asocia la fracturación hidráulica con la contaminación de las aguas en el estado de Wyoming, mientras que en 2011 la Comisión de Medio Ambiente, Salud Pública y Seguridad Alimentaria del Parlamento Europeo, concluyó que la fractura hidráulica era altamente contaminante.

Fuentes:

Live Science, 5 enero 2015

http://www.livescience.com/49326-fracking-caused-ohio-earthquakes.html

Ecoticias, 29 diciembre 2014

http://www.ecoticias.com/sostenibilidad/98816/fracking

Environmental News Network, 28 noviembre 2014

http://www.enn.com/pollution/article/48045

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

Facebook IconYouTube IconTwitter IconLinkedInLinkedIn