Cambio Climático

Contaminación por metano

Marzo 2010

El metano es uno de los principales gases del efecto invernadero, su efecto negativo sobre el calentamiento del planeta es 21 veces mayor que el del dióxido de carbono.

El metano se produce por fuentes naturales, por ejemplo, los depósitos orgánicos del fondo oceánico o las turberas congeladas de Liberia y por grandes industrias durante la fabricación de sus productos, o como resultado de su propia actividad como por ejemplo la agricultura, la minería de carbón, la producción de gas natural y los vertederos municipales.

La producción, procesamiento transmisión y distribución del metano a nivel mundial libera hasta 88.000 millones de metros cúbicos de dicho gas. Las empresas deben tomar conciencia y mejorar los métodos de producción para reducir las emisiones de gas metano a la atmósfera.

La agricultura es una de las fuentes más importantes de metano a la atmósfera. Según algunos estudios el incremento térmico causado por la agricultura, en particular debido a las deforestaciones para cultivo y los regadíos, puede ser igual o superior al causado por la industria. Todos los años millones de toneladas de CH4 son producidas por microbios que viven en condiciones anaeróbicas degradando la materia orgánica de cultivos inundados 
.

La ganadería es la actividad más importante en la generación de metano, debido a que los rumiantes en sus procesos digestivos emiten grandes cantidades de metano. Para poder reducir estas emisiones se debe utilizar mejores mezclas de piensos en las instalaciones estabuladas y poder así convertir los residuos animales en biocombustible.

El estiércol del ganado se usa para el proceso de cogeneración, las heces se someten a la acción de bacterias que transforman una gran parte de los residuos en metano y así se proporciona combustible para calderas que pueden generar calor para generadores eléctricos. Igualmente el estiércol se ha comenzado a utilizar para la producción de etanol.

Por otra parte la minería de carbón, al momento de las explosiones subterráneas en las minas, desprenden una gran cantidad de gas de metano. una de las nuevas metodologías para reducir la emisión de este gas a la atmósfera procedente de las explosiones, es perforar los pozos para dar salida al gas hacia la superficie, donde se transporta por gaseoductos o se utiliza en diversas aplicaciones industriales.

Los vertederos son otra fuente de generación de metano, los desperdicios que se generan en las ciudades tienen como fin los vertederos, en donde se desprende el metano conforme la materia orgánica se va descomponiendo. Para poder reducir las emisiones de gas de metano, los vertedores deben incorporar tecnologías para recuperar este gas metano y utilizarlo para generar electricidad y calor. Una tonelada de basura orgánica produce 40 metros cúbicos de biogás (65% metano y 35% dióxido de carbono) y el mundo produce 5 millones de toneladas de basura al día. Las basuras del mundo producen biogás en cantidad de 44.000 millones de metros cúbicos al año; es el aporte de todos los seres humanos al cambio climático.

Escape de metano bajo el Ártico

Recientemente un equipo de científicos rusos y suecos ha descubierto un escape de metano en el fondo del Ártico. El foco, localizado en la plataforma ártica de Siberia Oriental, deja escapar entorno a los ocho millones de toneladas de metano a través de múltiples chimeneas abiertas a causa del deshielo del cambio climático.

Con esta nueva fuga, se multiplica la carga de gas actual de la atmósfera, de tal forma que “las consecuencias climáticas de este cambio son muy difíciles de predecir” como advierte Natalia Shakhova, de la Academia Rusa de Ciencias en Vladivostok.

Esta plataforma, a unos 1.000 kilómetros de la costa rusa, esconde una bomba de metano de tal magnitud que más del 80% de las aguas profundas y la mitad de las aguas superficiales de esta región presentan niveles de metano ocho veces mayores a los habituales en el mar. No es sino el derretimiento del fondo marino -consecuencia directa del efecto invernadero- el que está propiciando la fuga de gas, junto a la escasa profundidad de esta zona, unos 50 metros, facilitando además la rápida liberación del metano a la atmósfera.

Esta fuga de metano se suma a los 490 millones de toneladas de metano que se emiten a la atmósfera cada año como resultado de la actividad ganadera, la producción de energía y otras actividades humanas y naturales.

Enlaces de interés

www.unfccc.int

Fuentes:

El País, 9 marzo 2010
Revista Residuos Nº 87, noviembre-diciembre 2005

Revista Residuos Nº 100, septiembre-octubre 2007
Público, 5 marzo 2010

3 comentarios sobre
Contaminación por metano

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

Facebook IconYouTube IconTwitter IconLinkedInLinkedIn