Estás en: Fundación Vida Sostenible > Informe > Transporte > Transporte privado > El uso del automóvil > Ahorro de combustible y ecodriving

Transporte

Ahorro de combustible y ecodriving

Marzo 2014

Tecnologías para ahorrar combustible

Firmas como la marca de componentes Bosch están desarrollando e implementando tecnologías que, a estas alturas, resultan más o menos cotidianas, pero que en todos los casos permiten considerables ahorros de combustible, emisiones y dinero a los propietarios de los modernos vehículos.

Para acogerse al Plan PIVE, los vehículos han de cumplir requisitos como no exceder de 120 g/km. Firmas como Bosch trabajan en este sentido, pero van más allá desarrollando nuevas tecnologías de propulsión para reducir el gasto en combustible en varios cientos de euros al año.

Ejemplos de esto son la función ampliada Start/Stop o el Control de Crucero Adaptativo (ACC), que permite realizar un trayecto a la velocidad más constante posible, lo que consigue un consumo menor.

Además, las funciones que ayudan a ahorrar dinero no tienen que ser necesariamente caras: algunas, como el Start/Stop, ya son de serie en muchos modelos. Otras son extras de gran demanda, como las transmisiones automática , sobre todo las continuas CVT.

Algunas tecnologías de Bosch que ahorran combustible son:

– Inyección directa: ahorra, como mínimo, un 12% de combustible. Los diésel common rail copan el 70% de los vehículos nuevos con esta motorización.

En paralelo, la inyección directa ha llegado a propulsores de gasolina. Junto con el downsizing y el turbo, la inyección directa de gasolina reduce el consumo y las emisiones un 12%.

– Transmisión continua variable CVT: ahorra hasta un 7% de carburante. Sobre todo en rutas de curvas y cuesta arriba, las transmisiones automáticas, que asumen las maniobras del embrague y el cambio del conductor, ofrecen hasta 9 marchas/etapas, lo que deriva en una suave conducción con fuerza de tracción y revoluciones constantes. Y en tráfico urbano denso con retenciones, una caja CVT baja el gasto hasta un 7%.

– Start/Stop: sin consumo en semáforos en rojo. Ahorra como mínimo un 5%. La mitad de los automóviles nuevos en Europa lo equipa sin coste, desde utilitarios a grandes berlinas. Bajan el gasto, sí, y también las emisiones de CO2, pudiendo alcanzar hasta un 8% en recorridos urbanos. En atascos el potencial de ahorro real es aún mayor.

– Sistemas de propulsión alternativos: el gas natural es rentable a partir de 7.000 km/año. Se han convertido en una alternativa real y cuesta un 50% menos que la gasolina. Comparado con un gasolina emite un 25 por ciento menos de CO2.

– Electrificación: ahorra hasta un 60% de combustible. En el caso de los híbridos el ahorro en el gasto es de entre un 15 y un 25%. El híbrido es rentable desde el segmento compacto. Los híbridos enchufables o plug-in son, son, de momento, mucho más caros, pero pueden reducir costes de energía hasta un 90% si el usuario los recarga de forma consecuente. Son muy adecuads para segmentos medios, SUV electrificados y deportivos.

– «Conducción a vela»: rodando por inercia, el motor se apaga en marcha y ahorra un 10% de combustible.

– Start/Stop con «conducción a vela»: permite conducir sin emisiones, de forma silenciosa y aerodinámica durante largas distancias. Permite ahorrar un 10% en tráfico real. El motor se apaga de forma imperceptible rodando por inercia, por ejemplo cuesta abajo o cuando se va a parar. Si el conductor pisa el acelerador o el freno, el motor arranca de nuevo.

– Navegación inteligente: reduce velocidad por inercia antes de llegar a una población. En el caso de la ultimada por Bosch conecta en red datos de los mapas con la propulsión del vehículo. Ahorra hasta un 15%. Sobre la base de la ruta calculada previamente, el sistema de gestión del motor calcula dinámicamente la energía necesaria y lo controla de forma inteligente. El software de navegación reconoce, por ejemplo, que después de 2 km cuesta abajo hay una población y recorre el trayecto en «conducción a vela», sin consumir combustible y recuperando energía para el sistema eléctrico de propulsión.

– Control de Crucero Adaptativo o ACC: marcha a velocidad constante que ayuda a ahorrar hasta un 5%. El ACC ayuda al conductor a relajarse, manteniendo la velocidad deseada de forma constante, detectando a los coches que circulan por delante y manteniendo la distancia de seguridad. Ya se ofrece en algunos compactos como un extra. En el tráfico real puede ahorrar hasta un 5%.

Conducción eficiente

Una conducción eficiente supondría un ahorro anual en España de 2.134 millones de euros, una mejora en seguridad y también una considerable reducción en los gastos de mantenimiento de los vehículos. En concreto, según datos de la CNAE (Confederación Nacional de Autoescuelas) una conducción eficiente permite que el conductor de un turismo que recorra al año unos 15.000 kilómetros se ahorre entre 255 y 400 euros entre combustible, mantenimiento y menor siniestralidad. En cuanto a los gases de efecto invernadero, la aplicación de las normas de conducción eficiente permitiría dejar de emitir a la atmósfera unos 376 kilos de partículas contaminantes al año por conductor de turismo.

Estos datos, que suponen en términos relativos un ahorro anual del 15% en combustible, fueron expuestos con la firma de un acuerdo entre el Real Automóvil Club de Cataluña (RACC) y el Instituto para la Diversificación y Ahorro Energético (IDAE), para impartir cursos de conducción económica.

Los cursos de conducción sostenible son totalmente gratuitos y están dirigidos a conductores de turismos y profesionales del sector, que aprenden una conducción más sostenible y respetuosa con el medio ambiente, con unas técnicas aplicables a cualquier tipo de vehículo; ya hay más de 20 ayuntamientos madrileños involucrados en esta iniciativa.

Además de conseguir un ahorro de combustible, los cursos de conducción ecológica permiten mejorar la seguridad vial, reducir los gastos derivados del mantenimiento del vehículo o disminuir el estrés gracias a una conducción más cómoda. Los cursos son impartidos por instructores cualificados que realizan un recorrido práctico por un circuito urbano, con vehículos dotados con ordenadores de a bordo que toman mediciones de consumo de combustible y estadísticas de velocidad. Al finalizar, los participantes reciben el “Manual de Conducción Eficiente” realizado por el IDAE y la Comunidad de Madrid.

Otra ventaja se refiere a la contaminación acústica, de modo que el ruido provocado por un coche a 4.000 revoluciones de régimen de giro de motor equivale al de 32 automóviles a 2.000 vueltas rpm (revoluciones por minuto).

Un año después del acuerdo, el IDAE, la Dirección General de Tráfico (DGT), la asociación de clubes del sector del automóvil y la Agencia Operadores Petrolíferos (AOP) lanzaron una campaña que pretende dar a conocer a los conductores los beneficios de un uso racional del vehículo particular. La campaña incluye la difusión de más de millón de folletos que se introducen en la documentación de entrega en el momento de la compra de un vehículo nuevo. Además, están disponibles en las estaciones de servicio y serán distribuidos entre todos los socios de Autoclub, Repsol y RACE.

La Empresa Municipal de Transportes de Madrid (EMT) se ha marcado como objetivo formar un mínimo de 1.300 conductores de los 5.630 de su plantilla en conducción eficiente. La EMT ahorraría un 10% en combustible al año si todos sus conductores pusieran en práctica lo aprendido en las clases. Este ahorro es equivalente a 2,7 millones de euros y a 5.326.463 litros de combustible. Dado que cada litro de gasolina se traduce en aproximadamente 2,5 kg de CO2, la EMT podría evitar la emisión de unas 14 toneladas al año.

A fecha de agosto de 2009, la CNAE en colaboración con el IDAE (Instituto para la Diversificación y Ahorro Energético) ha formado ya en conducción eficiente a 1.100 profesores de formación vial de turismos, a 500 de vehículos industriales y a unos 3.000 conductores habituales; y en 2010 el número de conductores ascendió a 5.262.

Sin embargo, pronto serán más los conductores formados en esta materia ya que el Gobierno quiere que en el examen para obtener el carnet de conducir se exijan conocimientos teóricos y prácticos sobre conducción eficiente. Según datos del IDAE, cuando esta normativa entre en vigor (se especula con la segunda mitad de 2010) se ahorrarán 0,12 tep. (tonelada equivalente de petróleo) por conductor formado al año. Teniendo en cuenta que cada año salen unos 800.000 conductores nuevos, el ahorro sería de unas 96.000 tep. anuales.

Ecodriving – Global Action Plan

En la misma línea, la sección europea de la marca japonesa Toyota, en colaboración con Global Action Plan han desarrollado un simulador de conducción eficiente que pretende concienciar a los conductores de que un modo de conducción más respetuoso con el medio ambiente puede suponer un importante ahorro de combustible y un aumento de la seguridad en la carretera. El simulador recrea varios ambientes habituales de conducción y que exigen diferentes modalidades de eco-eficiencia, así como diferentes tipos de vehículos. El realismo logrado en la conducción simulada permite que el conductor se familiarice con los nuevos hábitos de forma rápida y segura. Al final del ejercicio con el simulador un informe apunta el consumo realizado durante el recorrido en litros de carburante y en kilogramos de CO2 así como una opción para informar a largo plazo de los resultados de la implantación de los nuevos hábitos a cada conductor mediante un seguimiento por Internet.

La empresa italiana Fiat junto con Microsoft también se han sumado a las iniciativas para la conducción eficiente mediante el diseño de un programa informático bautizado como “EcoDrive” que analiza los datos reales de la centralita del vehículo del usuario. Gracias a esta información personalizada el programa es capaz de analizar el modo de conducción del automovilista y le sugiere una serie de cambios para mejorar su consumo y emisiones. Los datos se recogen en un lápiz de memoria que se conecta al puerto USB del sistema “Blue&Me” que montan de serie casi todos los nuevos Fiat. Una vez recogidos los datos, se descargan en un ordenador y se elabora un informe personalizado puntuando de 0 a 100 a cada conductor e informando cuánto CO2 se deja de emitir y cuánto combustible se está ahorrando.

Del consumo total de energía en España, un 40% lo absorbe el transporte. Y de este porcentaje el 50% del consumo se concentra en los turismos. Asimismo, un 28% de las emisiones totales de CO2 en España tienen su origen en el transporte, y de ahí la necesidad de actuar en todo los frentes para cumplir con los compromisos adquiridos en el Protocolo de Kioto.

Como norma general, los principales consejos de conducción eficiente son los siguientes:

1. Arrancar el vehículo sin pisar el acelerador.

2. Usar la primera marcha sólo para poner en movimiento el vehículo.

3. Cambiar de velocidad: entre 2.000 y 2.500 RPM en motores de gasolina. Y entre 1.500 y 2.000 RPM en motores de gasóleo.

4. Circular en marchas largas y a bajas revoluciones; un motor sobrerrevolucionado contamina y consume más.

5. Mantener la velocidad de marcha, evitar acelerones y frenazos.

6. Decelerar con el freno motor, retrasando la reducción de marcha.

7. Detener el coche sin reducir, utilizando sólo el freno.

8. No utilizar el punto muerto cuando se frena. Cuando el vehículo está al ralentí necesita consumo, mientras que con la marcha metida y sin pisar el acelerador el consumo siempre es cero.

9. En paradas de mas de 60 segundos, apagar el motor.

10. Mirar siempre por delante y levantar el pie del acelerador a la menor señal de peligro. Con distancia de seguridad los frenazos y acelerones son menos frecuentes.

11. Comprobar la presión de los neumáticos cada 15 días, ya que las bajas presiones aumentan el rozamiento y, por lo tanto, el consumo.

12. La seguridad debe prevalecer sobre a conducción eficiente.

13. No conducir con las ventanillas bajadas para evitar la resistencia al aire y el esfuerzo y el consumo del motor.

14. No cargar en exceso el vehículo y repartir bien la carga, evitando también los accesorios exteriores que aumentan la resistencia y el consumo.

15. Aproveche la inercia del coche siempre que sea posible.

16. Para las paradas, no escalar todas las marchas, sino mantener la marcha puesta hasta pisar embrague y detenerse.

Enlaces de interés:
www.racc.es
www.race.es
www.idae.es
www.euroncap.com
www.programagap.org/p2_4.php

Fuentes:
ABC, 9 febrero 2005
El Mundo, 9 marzo 2006
El País, 11 junio 2007
El Mundo, 9 octubre 2008
Fundación Vida Sostenible octubre 2008
ABC, 29 mayo 2009
Mundoenergia.com, 15 junio 2009
Ambientum.com, 12 noviembre 2010
ABC, 13 mayo 2011

ABC, 20 febrero 2014

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

Facebook IconYouTube IconTwitter IconLinkedInLinkedIn