Energía

Biogás en España

Septiembre 2014

La energía es un bien escaso, especialmente en los últimos tiempos. La posibilidad de aprovechamiento de cualquier fuente energética, especialmente si se trata de un recurso renovable, es una obligación de la sociedad.

En este contexto la producción de biogás responde a este modelo, siendo además un método de reciclaje de residuos orgánicos biodegradables y, cuando se aprovecha como combustible, un importante consumidor de gases de efecto invernadero al retirar el metano (gas con un efecto invernadero 21 veces superior al CO2) de la atmósfera.

Las plantas de biometanización hacen posible la producción de biogás a partir de los residuos sólidos urbanos que se generan en las ciudades. La biometanización es un proceso de fermentación anaeróbica de la fracción orgánica presente en los residuos, mediante el que se obtiene biogás. Pero además de este gas, durante el proceso de fermentación anaeróbica también se origina un producto ligeramente básico (pH = 7,5) y no estabilizado al que se le atribuyen una serie de propiedades fertilizantes, pues actúa mejorando parte de las características físicas del suelo (aumenta la retención de la humedad y la cantidad de infiltración de agua).

Las plantas de biometanización más importantes de España, se localizan en Cataluña y en Madrid.

El 20 de julio de 2005 se inauguró la primera planta de biogás natural del Estado, situada en el vertedero de Coll de Cardús, municipio de Vacanises, provincia de Barcelona. Esta planta permite obtener biocombustible a partir de desechos y funciona a pleno rendimiento. La planta, en 2005, tenía una producción de 60 Nm3/h lo que equivale a alimentar una flota de 40 vehículos diarios.

En 2006, en Cataluña existían seis plantas más de valorización energética de RSU en funcionamiento: Sant Adrià del Besòs, Mataró, Tarragona, Montcada i Reixac, Girona, y Vielha. A pesar de que no tienen las mismas tecnologías, todas ellas siguen un proceso común: los camiones que llegan a la instalación vierten en una fosa los residuos, que se echan en una tolva y acaban en los hornos. Se coge el aire de la fosa y se inyecta en el horno, para que la combustión resulte mejor y para evitar en la medida de lo posible los malos olores en la entrada de la instalación. En los hornos, primero se secan los residuos y después se queman. El calor convierte agua en vapor. Este vapor, a su vez, llega a la turbina y finalmente al generador, que lo convierte en energía eléctrica.

De la combustión se generan residuos, como las escorias, que no son combustibles y en las que se encuentra metales como hierro y aluminio que se recuperan por gestores autorizados. Además, puede reutilizarse para la restauración de antiguas pedreras, o como base de carreteras. Por otro lado, además, se generan residuos gaseosos, que presentan pequeñas cantidades de elementos contaminantes como partículas, HC, CO2, SO2, NOx metales pesados y dioxinas. Por eso, el humo generado por la combustión se va enfriando a través de filtros donde se limpian los gases con electrofiltros que retienen las partículas contaminantes.

En Cataluña la gestión de las plantas incineradoras es pública (a excepción de la de Mataró, que es de gestión privada, aunque de propiedad pública). “Se producen 2,5 (millones de) toneladas de RSU al año, y se valoriza más de medio millón, es decir, entre un 20 y 25%”. En comparación con el resto de España, Cataluña ha apostado más decididamente por la incineración, puesto que posee casi el 70% de las instalaciones de valorización energética del estado.

Planta de biogás en Madrid

La Concejalía de Medio Ambiente de Madrid, decidió ampliar en 20.000 metros cuadrados sus instalaciones de Valdemingómez. El proyecto del Consistorio tiene como objetivo generar gas con el que puedan funcionar hasta 250 autobuses de la EMT. Para conseguirlo es necesario construir dos enormes digestores (“ollas”) en los que se fabricará biogás, que se obtiene a partir de la fermentación de la basura.

Desde hace algún tiempo, los gases producidos por la fermentación de la basura (principalmente metano) se empleaban para producir energía eléctrica, quemándolos en una turbina conectada a un generador. La electricidad producida se vendía a una gran compañía y se volcaba a la red general de distribución.

En 2006, el Ayuntamiento decidió dar un paso más en el tratamiento de los residuos urbanos de Madrid. Crear su propio combustible con la basura recogida en las calles de la capital. La materia prima no escasea: cada día llegaban unas 4.000 toneladas de residuos a los diversos vertederos y plantas de tratamiento de Valdemingómez.

En 2009, se inauguró Complejo de Biometanización de Valdemingómez, una planta para aprovechar el biogás que genera la basura mediante su distribución a través de la red de gas natural.

Desde su inauguración en 2009 las plantas de biometanización del parque tecnológico de Valdemingómez no han aportado un beneficio esperado por parte del Ayuntamiento de la comunidad de Madrid. La inversión asciende hasta ahora a los 150 millones de euros, en 2012 se empezó a producir biogás en las plantas de biometanización, llegando a ingresar 300.000 euros en las arcas del ayuntamiento. En 2013 ingresó dos millones de euros por este concepto, cantidad siete veces inferior a los 14,7 millones que cuesta su mantenimiento cada año. Las plantas de biometanización han ingresado, hasta la fecha, unos 3 millones de euros.

El problema surge en que la comunidad de Madrid no tiene recogida selectiva de materia orgánica, por lo que las plantas de biometanización reciben los residuos de todo tipo de materiales, entre ellos los tóxicos domésticos. Esto no ocurre en Cataluña, dado que tiene la recogida selectiva por separado de residuos orgánicos implantada de forma obligatoria. “En los ecoparques catalanes está prohibido hacer biometanización con materia que no haya sido recogida de forma selectiva”, señala el portavoz, que explica que ha habido problemas en los digestores (donde se produce la fermentación) de las plantas que no lo hacen así.

Desde la Comisión de Residuos de Ecologistas en Acción y otras entidades ecologistas aseguran que la biometanización es “una buena idea” pese a que el compostaje es mucho más barato. Sin embargo está debe desarrollarse de manera idónea para un correcto funcionamiento de sus instalaciones, y por tanto para un reciclaje de los residuos más eficiente.

El 4 de septiembre de 2014, se aprobó el contrato para la explotación de una nueva planta de biometanización en Valdemingómez. Madrid obtendrá energía y biocombustible de la materia orgánica contenida en los residuos sólidos urbanos que genera de forma más eficiente. Además de la explotación de la planta, el contrato incluye la gestión, tratamiento y comercialización del biocombustible durante 11 años y ocho meses y un presupuesto superior a los 14,8 millones de euros.

La nueva planta de biometanización gestionará 147.964 megavatios/hora. De ellos, 84.380 se usarán para producir luz y 63.584 se transformarán en combustible añadiéndose a la red de gas natural. Si todos estos residuos se convirtiesen en electricidad podrían abastecer el consumo doméstico de 23.000 viviendas de forma anual. Además si estos recursos se transformasen en combustible 420 autobuses de la comunidad de Madrid podrían circular durante todo un año. Esta nueva plata de biometanización reducirá las emisiones de CO2 a la atmosfera en unas 212.101 toneladas al año.

Se espera que esta nueva inversión millonaria reactive las plantas de biometanización para la producción de gas de calidad para inyectarlo a la red de gas.

Enlaces de interés:

www.heraholding.com

Fuentes:

Revista Recupera Nº 38, febrero 2005
Revista Residuos, Nº 89, marzo-abril 2006
El País, 9  junio 2004
El País, 4 junio 2004
Revista Residuos, Nº 85, julio-agosto 2005
ABC, 4 febrero 2009
ABC, 4 septiembre 2014

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

Facebook IconYouTube IconTwitter IconLinkedInLinkedIn