Transporte

Bicicleta en Europa

Noviembre 2012

La bicicleta es un medio de transporte limpio, rápido, barato y sostenible. Por eso cada vez adquiere un papel más importante en la movilidad de muchas ciudades del mundo, aunque en otras, no tanto:

Londres

El problema en Londres a la hora de subirse en una bicicleta, no es tanto la distancia como la jungla de calles enrevesadas, la presencia de miles de coches y autobuses y la falta de vigilancia de aparcamientos donde dejar la bicicleta sin riesgo de que la roben o que se la lleve la policía por razones de seguridad.

Aquí, la política de la bicicleta fue impulsada, sobretodo, a partir del 2001, cuando su alcalde, Ken Livisngstone, creó una nueva estrategia de movilidad, “The Mayor’s Transport Strateg”. El alcalde pretendía con ello convertir a Londres en una ciudad donde las personas de todas las edades y habilidades pudiesen confiar en el uso de este medio de transporte. Por ello, los esfuerzos de Livingstone pasan menos por la creación de carriles exclusivos y más por enseñar a la gente a usar la bici y a aprender las rutas menos peligrosas.

El Ayuntamiento ha editado hasta 19 mapas de distintas áreas marcando las calles más adecuadas para los ciclistas. Cada año se organiza una semana dedicada a la bicicleta, existe un Centro de Excelencia Ciclista y en determinados fines de semanas funciona un equipo de expertos que supervisan gratuitamente las bicicletas. Los objetivos de la estrategia son: completar la red, denominada “ London Cycle Network Plus” para alcanzar los 900 kilómetros en el 2010, incrementar la accesibilidad, la seguridad y la prioridad de las bicicletas, apoyar su préstamo y la promoción de la intermodalidad bici-transporte colectivo.

Su uso en Londres en el año 2000 era de un 1,15%. Posteriormente el porcentaje aumentó hasta el 30%, debido en parte a la introducción del peaje urbano. Se espera que en el 2010 esta cifra se haya incrementado hasta el 80% sobre las cifras del 2000. A más largo plazo, el incremento previsto para el 2020 es del 200%, según los datos del Ayuntamiento londinense.

París

París redactó en el 2003 el “Schéma directeur du réseau cyclable parisien” es decir, el esquema por el que se regiría su red de pistas ciclistas, que partía con el objetivo de reducir el tráfico automovilístico en un 5% para el año 2010. Se calcula que cada día se desplazan en bicicleta unas 40.000 personas, cifra que aumenta los fines de semana.

El sistema de alquiler de bicicletas, «Velib» es una opción de transporte público por Paris. La ciudad cuenta con 300 kilómetros de pistas para ciclistas, a las que hay que añadir otros 70 kilómetros de los carriles bus que también están a su disposición. Los domingos y días festivos, una parte de los muelles del río Sena y de los canales quedan reservados a los peatones, ciclistas y patinadores. El Ayuntamiento recuerda que todos los que van sobre ruedas deben someterse a ciertas reglas y que pueden incluso ser multados. Es obligatorio el timbre, dos frenos, luces de posición y un seguro de responsabilidad civil.

El plan desarrollado por París contempla la ampliación de hasta 500 kilómetros, incluyendo las conexiones con los municipios colindantes.

Aunque este sistema ha funcionado muy bien hasta ahora, la delincuencia se ha visto envuelta en este fabuloso (y caro) sistema de transporte. Las bicicletas, que cuestan 705 euros cada una, han sido robadas, pinchadas, colgadas de farolas, hundidas en el Sena o enviadas a través del mercado negro al norte de África en diversas ocasiones. Una de las explicaciones es el sentimiento que han despertado entre las clases más bajas que no tienen acceso a las bicicletas, pues las identifican con la parte más chic de la clase media urbana parisina.

Ámsterdam

Un 75% de los casi 750.000 habitantes de Ámsterdam posee una bicicleta y un 50% la usa a diario. La ciudad dispone de una red completa de carriles bici, excepto en el corazón de los canales, donde hay que manejarse con mayor destreza que nunca debido a las calles estrechas y al tráfico de coches. En cuanto a las reglas, son uniformes, en los cruces más difíciles tiene prioridad la bici. Si éstos giran a la derecha, el automóvil debe dejarles pasar, si lo hacen a la izquierda el coche tiene preferencia. El mapa de los «Fietspad» (carril-bici) y un planificador de rutas en bicicleta por la capital. Además es posible hacerse con una típica bicicleta de “abuela” por menos de 10 euros en Mike’s Bike, donde se organizan tours.

Operan el sistema de alquiler de bicicletas Macbike y Rent a Bike Damstraat

Berlín

Aquí la planificación para la bicicleta tiene ya una larga trayectoria. El Departamento de Desarrollo Urbano del Senado berlinés ha impulsado el Consejo de la Bicicleta “Fahrrat”, a través del cual se establece un plan estratégico en el que han participado varios departamentos involucrados en el ciclismo urbano, asociaciones ecologistas, usuarios de la bicicleta y operadores de transporte.

El objetivo de esta estrategia es el de incrementar el peso de la bicicleta dentro de las diferentes modalidades de movilidad de la ciudad. Está previsto que los viajes aumenten de un 10% a un 15% en el 2010. La ciudad cuenta con unos 620 kilómetros de red de vías ciclistas.

El sistema de alquiler de bicicletas Fahrradstation es un opción para moverse por la ciudad.

Friburgo

Sigue una política de tráfico coherente desde hace 35 años. En los años setentas se redescubrió la bicicleta como un verdadero medio de transporte y se reestableció el tranvía. La utilización de la bicicleta aumentó de 1982 a 1999 del 15% al 27% de los desplazamientos, mientras el uso de coche se redujo del 29% al 26%. En este tiempo los friburgueses pasaron de emplear los transportes públicos para el 11% de los desplazamientos a usarlo para el 18%. En la ciudad no hay atascos ni ruidos, el tráfico de bicicletas es continuo por los 500 kilómetros de vías perfectamente señalizadas, la ciudad es relativamente pequeña. Cuenta, además, con un sistema de desplazamiento combinado en tren y bicicleta.

Estocolmo

Desde el 2001 hasta el 2006 el número de ciclistas aumentó aproximadamente desde 30.000 hasta 100.000 y las perspectivas son de que esa cifra continúe en aumento. La ciudad dispone de unos 350 kilómetros destinados a la circulación de bicicletas, incluyendo los aledaños donde viven 1,5 millones de habitantes.

Dos motivos principales han impulsado en Suecia, y particularmente en la capital, el fomento del uso de la bicicleta: la salud colectiva y la preservación del medio ambiente. El aire de Estocolmo está mucho más limpio y sus habitantes totalmente satisfechos.

Italia

Pese a que Italia nunca ha sido uno de los países que más ha utilizado la bicicleta para los desplazamientos, en el año 2011 se vendieron 1,75 millones, alrededor de 2.000 unidades más que coches.

Probablemente, este auge sea debido a la crisis económica y el alto precio de los coches y carburantes.

Pese a este aumento, en las ciudades, todavía existen problemas a la hora de elegir la bicicleta como medio de transporte.

Roma

En Roma la gente utiliza poco la bicicleta a causa de dificultades objetivas. Los caminos estrechitos, los desniveles y la pavimentación antigua de muchas calles, que la hacen un tanto peculiar, son verdaderos enemigos de los ciclistas.

El Ayuntamiento ha lanzado una serie de iniciativas que miran a la integración de la bicicleta y el transporte público a través de la creación de plazas de aparcamiento, en correspondencia con las principales estaciones de trenes y metro, y adaptando autobuses y vagones para poder transportar las bicicletas, al menos en determinadas franjas horarias.

El alquiler de bicicletas y motos BiciBaci es una opción para moverse por la ciudad.

Milán

La ciudad de Milán ha adoptado la bicicleta, en 2009, como nuevo servicio de transporte público con el fin de ofrecer una alternativa más ecológica de transporte y completar su red de transporte urbano. El sistema utilizado por Milán se basa en el sistema Smartbike de transporte público en bicicleta como el que funciona en Barcelona y Zaragoza, entre otras ciudades europeas.

El ayuntamiento milanés ha invertido 5 millones de euros en la puesta en marcha de Bikemi, como se ha denominado al sistema. El éxito ha sido inmediato según la alcaldesa de Milán Letizia Moratti, pasando en un solo mes de los 700 primeros abonados a más de 3.500. 


Enlaces de interés:
www.mikesbiketours.com/
www.bikes.nl
www.macbike.nl
www.routecraft.com/fietsplanner
www.velib.paris.fr
www.lcc.org.uk
www.fahrradstation.com
www.bicibaci.com
www.bikemi.com

Fuentes:
Fundación Vida Sostenible, marzo 2007
El País, 13 febrero 2008
ABC, 22 mayo 2008
Comunicado de prensa Clear Channel Outdoor, 26 enero 2009
El País, 12 noviembre 2009
ABC, 20 noviembre 2012

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

Facebook IconYouTube IconTwitter IconLinkedInLinkedIn