Estás en: Fundación Vida Sostenible > Informe > Agua > Eficiencia en el consumo > Buenas prácticas > 10º Foro del Agua: smart cities y agua

Ciudades Inteligentes

10º Foro del Agua: smart cities y agua

Hace unos días tuvo lugar en la Fundación Canal el 10º Foro de Agua “Smart Cities y Agua”. A continuación os resumimos los puntos más destacables del evento.

Eva Tormo, Directora de la Fundación Canal, fue la encargada de inaugurar este foro que pretendía arrojar luz hacia a la estrategia de futuro de las ciudades. Su opinión es que debemos centrarnos en las ciudades inteligentes (Smart Cities), que la tecnología es un factor determinante y que las TIC (Tecnologías de la Información y Comunicación) son necesarias para los emprendedores, al igual que las aplicaciones, para conseguir este fin.


La importancia de las ciudades integradoras

Rafael de la Hoz (arquitecto), sostiene que debemos poner el foco en las tecnologías de las ciudades como opción para mejorar la sostenibilidad, pero no todo es tecnología, sino técnica. Copenhague, por ejemplo, mide su huella de carbono para implantar técnicas de reducción, Santiago de Chile invierte en energía y comunicación mientras que Shangai lo hace en Internet, Ámsterdam apuesta por la reducción de emisión de contaminación y Madrid decide mejorar del alumbrado y se compromete a reducir la contaminación mientras que ciudades como Teherán, con menos recursos, no puede sostener este tipo de proyectos. Rafael de la Hoz enfatiza en que es difícil comparar ciudades entre sí y establecer denominadores comunes.

“Las ciudades inteligentes mejoran su eficacia” opina Rafael de la Hoz. Buscamos ciudades más limpias, verdes, seguras, que nos acerquen el campo a la ciudad. Pero las ciudades no son como el campo, sino que son innovadoras e integradoras. Hay cosas que no podemos cambiar, ni con tecnología. Las ciudades tienen un gran tránsito de comercio, de necesidades vitales. No podemos pretender que sea tan verde como el campo.

Rafael indica que una de nuestras preocupaciones tiene que ser integrar, no desintegrar. Las ciudades conllevan problemas de segregación: religiosos, políticos, económicos… Pero no debemos olvidar la premisa de que del intercambio surge la creatividad y, por ende, la ciudad del conocimiento. Por lo tanto, la clave es la integración. Ciudades limpias sí, pero ¿pretendemos realizar una limpieza simbólica? ¿pretende limpiar los grupos sociales, los guetos?. En definitiva, ¿desintegrar?. Conviene revisar estos paradigmas sobre las ciudades e integrarlas en la ciudadanía, para que entiendan que es la integración y por qué es necesaria. La ciudadanía debe entender el significado de la urbanidad, de la civilización para compartirlos.


Mesa redonda: Smart Cities: de la tecnología a la sostenibilidad y la gobernanza.

Andrés Monzón (Catedrático de Transportes en la Escuela Técnica Superior de Ingenieros de Caminos de Madrid), moderador de esta mesa redonda, resaltó la falta la integración en las ciudades, un espacio en el cual todos deberíamos poder aportar. Si no hay comunicación fluida entre las ciudades y las personas que interactúan en ellas no puede haber ciudades inteligentes. Sus preguntas fueron ¿Qué son las Smart Cities?, ¿Cuáles son sus criterios de rentabilidad? Debe haber relación con el medio ambiente, la energía, el agua… Aunque actualmente el punto de mira está en uno de los elementos más importantes, las TIC.

Juan Miguel Hernández de León (Catedrático de Composición en la Escuela Técnica Superior de Arquitectura de Madrid) opina que las ciudades surgen a raíz de unas condiciones sociales, geológicas. La ciudad, en su origen, nace de la necesidad de tener un lugar de intercambio de mercancía.

Por otro lado, Ricardo Cavero Arceiz (Director General de Ciencia y Tecnología del Ayuntamiento de Zaragoza) tiene preferencia por el concepto “Ciudad del conocimiento”. En Zaragoza se tienen visiones alrededor de la sostenibilidad y, entre otras acciones, de la reducción de emisiones de CO2. Es importante saber que el liderazgo al público debe ser creado en un marco estable, común, donde pueda colaborar todo el mundo. Es un reto político, y debería ser el primero. Hay que aprovechar las tecnologías, que permiten más fácilmente la participación ciudadana.

Mario Cortés Carballo (Directos del Área de Innovación y Nuevas tecnologías y Primer Teniente de Alcalde del Ayuntamiento de Málaga) comenta que, por lo general, estamos muy influidos por los términos que nos imponen las grandes multinacionales, en contraste a que la eficiencia implica el ahorro de costes. En Málaga buscan mantener y aumentar los servicios que se ofrecen al ciudadano, sin aumentar su coste. Debido a la influencia que recibimos de las multinacionales miramos la “rentabilidad”, pero la rentabilidad no tiene que ser necesariamente económica, sino que puede ser una rentabilidad social. Una de las propuestas de esta ciudad en la lucha contra la contaminación impulsando el transporte eléctrico, el transporte público (autobuses y bicicletas eléctricas) en detrimento del coche particular.

Juan Miguel Hernández de León coincide con los demás ponentes en que las ciudades son espacios públicos, en los cuales las TIC tienen una gran capacidad de eficiencia permiten la participación de los ciudadanos.

No obstante, la actual situación económica nos obliga a recortar gastos a corto plazo. Hay muchas acciones que nos permiten recortar gastos a largo plazo, como por ejemplo en Málaga han apostado por cambiar las bombillas del alumbrado de las calles por unas bombillas de mayor eficiencia. Estas pequeñas acciones son las que hacen que se vea un cambio a corto plazo. Mario Cortés indica que una situación ideal permitiría una integración de servicios, es decir, un intercambio de información entre distintos servicios. Para ello se aplica la tecnología de toda la vida a acciones cotidianas.

Ricardo Cavero apunta que “Las ciudades pueden tomar medidas para tomar decisiones para frenar el cambio climático”. El tranvía y el uso de las bicicletas ha reducido las emisiones de CO2 en Zaragoza en un 23% desde el año 2005. La colaboración pública es, sin lugar a dudas, necesaria para la creación de ciudades inteligentes.

¿Qué beneficios saca el ciudadano de este doble flujo de información e intercambio que ofrecen las TIC?

Juan Miguel Hernández de León cree que la aparición de las ciudades inteligentes implica control, pero es un control desde el conocimiento de lo que sucede. Lo que deben reclamar las polis, las ciudades y sus integrantes, es saber o negociar hacia donde se dirigen los puntos de control sobre el consumo. Si queremos llegar a un concepto negociado con la ciudadanía debemos hablar con los ciudadanos.

Mario Cortés apoya que debe haber un control de las subcontratas para evitar problemas y para que el ciudadano sea consciente, esté sensibilizado sobre el coste de los servicios. Subraya que “La ciudadanía demanda las Smart Cities sin saberlo”. Utilizar al ciudadano como sensor levanta polémicas, ya que se piensa en una política de control del ciudadano aunque el real objetivo es que el ciudadano sea el que controla.

Por último, Ricardo Cavero, indica que todavía no hay una clara visión de la rentabilidad económica y medio ambiental, estamos empezando en este campo y hay que hacer un gran esfuerzo en cuanto a educación nos referimos.


Mesa redonda: La gestión inteligente del agua: una condición necesaria para las Smart Cities.

El proyecto “Situation Room”, presentado por Ramón Creus (Director de Soporte Operativo de Aguas de Barcelona) es una plataforma de información que apoye una visión global del sistema, integración, información actualizada avisos, movilidad, GIS, incidencias, vertidos, fuentes de abastecimientos, parámetros… El objetivo es aportar a los ciudadanos la mejor información posibles del operador.

En Málaga se han ido implantando, a lo largo de los años, diversas acciones como la sectorización de la red (2001), la telelectura (2001), etc. José Luís Rodríguez López (Consejero Delegado de EMASA en Málaga) sostiene que las ciudades inteligentes deben crear ciudadanos inteligentes y debe haber por parte de la administración una preocupación por educar y llegar a un consumo razonable al igual que a un precio justo.

Francisco Javier Fernández (Subdirector de Telecontrol de Canal de Isabel II Gestión) sostiene que hay una lucha entre 3 actores: el ciudadano, la empresa y el medio ambiente, para encontrar un equilibrio, la sostenibilidad. El sistema de telecontrol permite una captura masiva de datos. De hecho es una fuente de datos a tiempo real. Por lo tanto es fundamental vigilar la cantidad pero también la calidad. La parte de eficiencia viene del análisis. Uno de los objetivos que tienen es evitar sequías, por lo que se han dispuesto 38 centrales de control. Se pretende gastar lo menos posible en bombear agua, y en reducir el agua no registrada. Los parques, las zonas verdes necesitan ser regados, y detrás de esto debe haber una gestión. Se ha implantado un sistema inteligente para que se programe el riego o para detener una programación si, por ejemplo, ha llovido. Según Francisco Javier Fernández, la inteligencia y las TIC no tienen nada que ver: contribuyen pero no son el origen.

A pesar de ser una ciudad relativamente pequeña, Santander tiene un plan director para mejorar la gestión del agua. Enrique Hernández Moreno (director de Responsabilidad Corporativa y Sistemas de Gestión de FCC Aqualia) nos presenta “Smart Water”, un sistema que gestiona el abastecimiento y el saneamiento de las aguas. En su opinión, los ciudadanos interaccionan con la ciudad, por lo que también han querido integrar la participación y el control de la ciudadanía en sus sistemas de gestión.
Smart Cities, una oportunidad para pequeños emprendedores: DEA Drones y Apparcar.

DEA Drones, fundada por Alfonso Zamarro, es una empresa pionera que propone el uso de los drones al servicio del ciudadano. Su principal objetivo es implantar drones en los servicios de emergencia para poder ser más efectivos.

Por otro lado José Luis Leirós nos presenta Apparcar, un ambicioso proyecto que permite a los ciudadanos aparcar su vehiculo sin dar vueltas, con un innovador sistema de reserva de plazas de aparcamiento sin sensores.
Como reflexión final…

Este 10º foro se centra, sobre todo, en las TIC como método de conexión entre la administración y la ciudadanía, para conseguir ciudadanos colaboradores, pensadores y controladores de sus ciudades. Sólo con ciudadanos inteligentes conseguiremos Ciudades Inteligentes, es el gran mensaje que hemos podido ver en este foro.

Como hemos podido ver, las ciudades y las nuevas empresas son el ejemplo de que a través de las nuevas tecnologías se puede aumentar la colaboración ciudadana y conseguir ciudades más ecológicas, participativas y en mayor armonía.

Pero no debemos perder el norte y pensar que las TIC son el fin, sino que son el medio para conseguir un fin que es la sostenibilidad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

Facebook IconYouTube IconTwitter IconLinkedInLinkedIn