Indaga sobre...

Energía

El gasto energético es uno de los consumos más importantes, en relación al uso de recursos naturales en los centros educativos, especialmente en lo que se refiere a calefacción, y no se puede olvidar el impacto ambiental del uso de las instalaciones, así como el de los procesos de obtención de energía. Por ello es importante tener en cuenta cómo utilizamos la energía en nuestro centro, si hacemos un buen uso de ella, qué tipos de energía utilizamos, qué sistemas de calefacción tenemos, etc. En nuestro centro educativo se ha de realizar un uso eficiente de la energía, sin derrochar, acorde a las necesidades de cada momento.

Para ello, podemos comenzar por plantearnos qué tipos de energía utilizamos en el centro, pero además podemos llevar a cabo un pequeño diagnóstico de nuestra instalación y de nuestros hábitos y comportamientos a partir de las siguientes cuestiones.

La instalación: sistema de iluminación y aparatos eléctricos

  • ¿Hay una buena iluminación en el centro? ¿Haría falta más iluminación o sobra?
  • ¿Se utilizan bombillas de bajo consumo?
  • ¿Cuántos enchufes hay en cada aula?
  • Esos enchufes, ¿tienen algún aparato eléctrico conectado?
  • Si la respuesta anterior es sí, indica qué aparatos y si su uso es muy frecuente o poco frecuente. ¿Se usa el stand-by?
  • En el aula de informática, ¿cómo están normalmente los ordenadores, impresoras y otros aparatos? Encendidos / Apagados. ¿Se utiliza el stand-by?

La instalación: calefacción y aislamiento

  • ¿Qué sistema de calefacción hay en el centro?
  • ¿Hay termostato en el edificio o en las aulas?
  • ¿Están bien aisladas las puertas y ventanas?
  • ¿Qué temperatura hay en las aulas? ¿Y en el resto del centro?
  • ¿Cuántos radiadores hay en cada aula? ¿Hay radiadores en pasillos? ¿Cuántos?
  • ¿Se apaga la calefacción cuando no hay nadie en el centro?

Hábitos y comportamientos

Tan sólo nuestra conducta puede cambiar sustancialmente el consumo de energía de nuestro centro escolar. El alumnado debe aprender desde edades tempranas distintos hábitos de ahorro que por parecer pequeños no dejan de suponer una diferencia sustancial de consumo de energía.

Apagar la luz al salir del aula es un hábito en el hogar que muchas veces se pierde en los espacios comunes, y apagar la calefacción en días en los que no se necesita o el centro está vacío es fundamental para conseguir un uso sostenible de la energía.

Los aparatos eléctricos deben desenchufarse, especialmente si no los vamos a utilizar en un tiempo, no dejarlos en stand-by, puesto que siguen consumiendo energía, es el famoso consumo fantasma.

Interpretando el recibo

Normalmente al leer el recibo o recibos del consumo de energía en un centro nos quedamos en la simple cifra. Pero podemos obtener mucha información útil sobre el consumo y nuestros hábitos, y nos ofrece posibles mejoras y retos que podemos plantearnos.

En primer lugar, nos basamos en cuestiones sencillas, como cuál es el número de personas que convivimos en el centro escolar, cuál es nuestro consumo de energía y nuestro gasto, para obtener con ello el consumo y gasto por persona y mes en el centro educativo. De esta manera, es posible plantearse objetivos de reducción a conseguir en un tiempo determinado, para después marcarnos nuevos objetivos o identificar acciones concretas para mantener esta reducción.

Añadido a lo anterior, el tratamiento e interpretación de los datos obtenidos puede facilitarnos información sobre picos de consumo y averiguar a qué se deben, por ejemplo, el fin de semana se quedó encendida la calefacción, no se ha encendido la calefacción central y se han encendido los radiadores eléctricos, etc.

Posibles mejoras

Siempre que sea posible es preferible que las instalaciones de los centros educativos sean modernas y eficientes, de manera que si se tiene la posibilidad de modernizarlas y/o cambiarlas por otras que utilicen energías menos dañinas para el medio ambiente es muy aconsejable realizar estas obras y reformas. Es interesante que nuestro centro sea eficiente en cuanto a su consumo de energía, no solamente por el impacto que todos los tipos de energía tienen con respecto al medio ambiente, sino también porque hay que tener en cuenta que los centros son espacios demostrativos en todos los aspectos. A este respecto, es posible la instalación en los centros de paneles solares.

En cuanto a los pequeños cambios que podemos realizar en nuestro centro educativo, a continuación se refieren los más habituales.

En cuanto a la iluminación, se dispone normalmente de fluorescentes, muy eficientes en cuanto a consumo. Sin embargo solemos olvidarnos de avisar en cuanto uno de ellos no funciona bien o se funde, y es interesante hacerlo cuanto antes, porque un fluorescente fundido sigue consumiendo energía.

Debemos utilizar siempre que sea posible la luz solar, y si nos impide ver bien la pizarra, hay métodos para solucionarlo, como poner fluorescentes paralelos a la pizarra, justo encima de ella o pulir la pizarra con pintura mate, para que no de reflejo.

No tiene mucho sentido tener continuamente las luces de los pasillos encendidas. En clase, por ejemplo, podríamos nombrar un encargado de apagar las luces siempre que salimos del aula. Aunque si nos vamos sólo cinco minutos es mejor dejar los fluorescentes encendidos, nos compensa no volver a encenderlos de nuevo, pero cuando nos vamos al recreo es mejor apagarlos.

En cuanto a la calefacción, siempre es mejor tener un sistema poco contaminante, pero si no podemos cambiarlo es importante que la programemos correctamente, así como poder regular la temperatura en cada espacio. Un buen aislamiento es imprescindible, incluso poner doble cristal nos compensará en la factura si no disponemos de él. Si entra frío por las ventanas o por las puertas podemos usar burletes

Localización de recursos

En la sección de Mapa de la energía de esta web encontrarás los recursos necesarios para hacer un uso eficiente de la energía.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

Facebook IconYouTube IconTwitter IconLinkedInLinkedIn