Los alimentos

Conducta

Práctica la cocina sostenible

La cocina sostenible está basada en el placer y el sentido común. Su recetario básico parte de productos frescos y de temporada, aunque no rechaza chacinas ni conservas clásicas de calidad.

Muy ligada a la llamada dieta mediterránea, hace uso abundante de frutas, cereales, verduras y legumbres, con el aceite de oliva como grasa principal. Las proteínas animales son un porcentaje pequeño de la dieta. Hace bastante uso del pescado azul, mientras que la carne se emplea poco. El ajo y la cebolla son ingredientes fundamentales.

Existen gran número de platos muy conocidos que encajan perfectamente en esta cocina, que coinciden no por casualidad con los principales de la cocina preindustrial: gazpacho, cocido, paella, ajoblanco, ensaladas de todas clases, sopas de ajo y de cebolla, potajes de legumbres y escudellas de todo tipo, marmitako, platos de verduras asadas y hasta dulces a base de miel y almendras.

Sugerencias

Puedes llevar a cabo acciones favorables al medio ambiente con los alimentos que ya tienes en tu cocina: aquí tienes algunas sugerencias.

Compra a granel, evita los envases

Tanto a productores como distribuidores, este medio supone grandes ventajas desde el punto de vista funcional (coste del proceso, temporal y monetario del envasado, y su transporte) y, a los comerciantes, desde el punto de vista logístico. En el caso de los compradores, la compra a granel se adapta a los distintos tipos, ofreciendo:

Compra de cantidades tan pequeñas como se quiera, especialmente ventajoso para aquellos hogares con pocos inquilinos y para los ciudadanos con recursos económicos limitados. Comprando las cantidades justas de lo que necesitamos, evitaremos el derroche de alimentos y supondrá un ahorro para nuestros bolsillos.

Compra de grandes cantidades sin envases, para aquellos hogares que hagan la compra mensual y dispongan de un espacio para almacenar los productos. Cuanto más grande es el paquete más barato sale por kilogramo, pero solo es rentable si no se acaba desperdiciando. Para evitar esto, deberemos comprar aquellos alimentos que son casi imperecederos (pasta, arroz, nueces, comida para mascotas o cereales blandos).

La compra a granel permite al consumidor comprar los productos deseados sin necesidad de utilizar una excesiva cantidad de envases (ya que permite la reutilización de los mismos para su adquisición), convirtiéndolo así en un consumidor responsable y sostenible.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

Facebook IconYouTube IconTwitter IconLinkedInLinkedIn