Electroingenios

Flujos

Flujos tóxicos

Derivan principalmente de las pilas y baterías gastadas. Las pilas de uso corriente en los hogares se suelen clasificar en dos grandes categorías:

1) Pilas normales, salinas de carbón-zinc y alcalinas de manganeso, con muy bajo contenido de metales tóxicos.

2) Pilas botón, de óxido de mercurio, ánodo de litio (sin mercurio), zinc-aire, óxido de plata, etc, con contenidos variados de metales tóxicos, especialmente el mercurio.

(La categoría de “pilas verdes” incluye aquellas que declaran en su etiqueta no contener cadmio ni mercurio en su composición).

Desde la Directiva de la Unión Europea de 1990, que establece plazos para reducir el contenido en metales pesados de las pilas, la mayoría de las empresas fabricantes han ido retirando paulatinamente los metales pesados de la composición de sus productos.

Entrada de energía

El consumo eléctrico total de los electroingenios supone más de 10.000 millones de kilovatios hora al año en nuestro país: unos 250 KWh al año por habitante, aproximadamente un tercio del consumo eléctrico de los hogares. Cerca de la mitad de esta cifra se va en el consumo de la televisión.

La entrada de energía en forma de pilas y baterías es más difícil de cuantificar. Anualmente se compran en España más de 400 millones de pilas de todas clases, más de 10 pilas por persona y año.

Salida de residuos

Principalmente en forma de pilas y baterías usadas. También hay que tener en cuenta los consumibles de algunos aparatos informáticos, especialmente el tóner y los cartuchos de tinta usados de las impresoras domésticas.

Los principales fabricantes de pilas de España (Cegasa, Duracell, Energizer, Philips, Kodak y Sony) crearon en octubre de 2000 la Fundación ECOPILAS para la Gestión Medioambiental de las Pilas y Baterías, el primer sistema integrado de gestión en el sector de la electrónica.

Las seis empresas están integradas en la Asociación Multisectorial de Empresas Españolas de Electrónica y Comunicaciones (ASIMELEC). Su objetivo es implantar un sistema de recogida y reciclaje de pilas y baterías al final de su vida útil, en cumplimiento de la Ley Marco de Residuos Urbanos.

Dentro de la página de Asimilec, enlace para todas estas iniciativas, así como la Plataforma de Gestión para los RAEES (Residuos de Aparatos Eléctricos y Electrónicos).

En febrero de 2002 se constituyó la Fundación para la Gestión Medioambiental de Equipos Ofimáticos (ECOFIMATICA).

La Fundación se constituye para llevar a cabo el diseño, organización y gestión de un sistema de gestión de residuos de equipos de reprografía y ofimática, y sus consumibles.

Por otra parte, el proyecto LIFE-Tragamóvil se presentó en noviembre de 2002. Tiene por objeto la recogida selectiva y tratamiento de los teléfonos móviles desechados.

A partir de agosto de 2005, por normativa es obligatorio para los fabricantes e importadores a responsabilizarse de su productos una vez agotado su ciclo de vida.

Busca los enlaces relacionados en los webmapas de residuos y en informes de sostenibilidad (en el apartado Residuos, Tipos de residuos, RAEE).

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

Facebook IconYouTube IconTwitter IconLinkedInLinkedIn