Al comprar

Al comprar

ANTES DE COMPRAR UN COCHE

Coche carga eléctricaPiensa si es la mejor opción. Estamos acostumbrados a tener un vehículo para uso único y exclusivo nuestro pero la aparición del carsharing y el tradicional coche de alquiler abren otro escenario posible. Inversión inicial, gasolina, pagos por plaza de aparcamiento, revisiones, arreglos… Según algunas estadísticas, un coche medio cuesta anualmente 1.860 €, y muchas veces lo queremos para tenerlo aparcado casi todo el rato.

Piensa en tus circunstancias, infórmate de las opciones de alquiler, renting, carsharing, etc. en tu zona y estudia si te compensa invertir en un coche.

Te dejamos, también, la Guía FVS Sin coche por si te apetece plantearte esta opción de no tener coche propio.

Elige el combustible

A principios de 2022, todo apunta a que la electrificación del parque automovilístico es una obviedad. Aunque no podemos dar nada por sentado en este momento de transición y no podemos olvidar que hay otros combustibles ”luchando” por su parte del mercado. En cualquier caso, sigue siendo una realidad que la venta de coches con motores alimentados por combustibles fósiles es todavía algo del presente.

En cualquier caso, al margen de los beneficios de usar combustibles no contaminantes (como la electricidad procedente de energías renovables), sabemos que tal y como está el mercado ahora mismo, acceder a un coche eléctrico asequible para nuestros bolsillos y que cumpla las características que de él necesitamos no es siempre fácil. Pero no te olvides que los automóviles de gasolina y diésel van a ir teniendo cada vez más y más restricciones hasta acabar por prohibirse.

Acorde a tus necesidades

Aunque es habitual que pensemos bien a la hora de comprar un coche, tenemos que insistir en ello. Existen casos de coches con mucha potencia que en el 99% del tiempo los conducimos por ciudad a velocidades reducidas por lo que estamos teniendo prestaciones de más. Y un caso muy típico es el del coche enorme, habitualmente utilizado solo por el conductor, que se mueve por ciudad. Esto implica mayor contaminación atmosférica para un aire ya bastante nocivo y las consecuentes dificultades para aparcar.

Por ello, te recomendamos que busques un coche que se adapte al uso mayoritario que le vayas a hacer. Además, en los tiempos que corren, el alquiler y el carsharing están a la orden del día. Así que si, por ejemplo, lo vas a usar por la ciudad, compra un coche para moverte por ciudad. Siempre puedes alquilar coches en tus viajes o si vas por vías no asfaltadas. Y viceversa, si lo necesitas para un camino de cabras, piensa en moverte por la ciudad con otro vehículo que no sea el tuyo propio.

Para la planificación del tipo de coche te recomendamos que consultes la Guía FVS Motorizados y la Guía FVS El coche eléctrico y el híbrido, a la vez que te informes sobre las posibilidades de alquiler de coches para viajes o la posibilidad de moverte sin coche por la ciudad con la Guía FVS Sin Coche.

Fíjate en el consumo de combustible y las emisiones de CO2

Según datos del IDAE, la reducción del consumo medio en vehículos nuevos ha sido constante entre 1970 a 2007, pasando de 12 litros por cada 100 km para los vehículos de gasolina de más de 1.500 CC en 1970, a 8,5 litros por cada 100 km a mediados de los años noventa y,  algunos coches han llegado en 2017 a consumir 4,3 litros por cada 100 km. Algunos coches híbridos en 2019 han alcanzado un consumo de 3,4 litros por cada 100 km.

Los vehículos diésel han seguido una evolución más rápida, pasando de un consumo de 12 a 3,4 litros por cada 100 km de 1970 a 2019.

Además del tipo de combustible, el tamaño del coche afecta al consumo. A mayor tamaño del coche más peso y, por lo tanto más energía se requerirá para hacerlo desplazarse

Según la ANFAC, las emisiones medias de CO2 de los vehículos vendidos en España han pasado de 160,7 g/km en 2002 a 112,3 g/km en 2020, una reducción de un 30% . La Unión Europea ha fijado como objetivo una emisión media de 95 g/km de CO2 desde el uno de enero de 2020, que equivale a un consumo inferior a los 4 litros/100 km para vehículos de gasolina y de 3 litros/100 km para los diésel.

Sí te vas a decantar por un modelo eléctrico, acuérdate de que no están libres de emisiones. Hay híbridos que siguen usando combustibles fósiles. También en este tipo de coches es adecuado saber qué tipo de baterías llevan. Para más información sobre vehículos eléctricos consulta nuestra Guía FVS El coche eléctrico y el híbrido.

Para los coches de combustión, accede a la Guía FVS Motorizados. Además de información sobre los consumos de varios modelos del mercado, encontrarás buenos consejos para elegir el más adecuado para ti.

En el IDAE () puedes investigar mucho más exhaustivamente sobre las etiquetas de eficiencia energéticas y las regulaciones, así como comprobar las emisiones de los vehículos nuevos. Si estás pensando en comprarte un vehículo de bajo consumo o con las prestaciones de un híbrido, aquí se recopilan algunos de los modelos más novedosos del mercado automovilístico, tanto de baja-media como de alta gama.

A la hora de deshacerte de tu coche viejo

El propietario es responsable de entregar el vehículo en un centro autorizado de tratamiento. Los Centros Autorizados de Tratamiento (CAT) son instalaciones autorizadas oficialmente para tratar los vehículos fuera de uso, extrayendo de los mismos toda clase de materiales útiles sin daño para el medio ambiente. La DGT cuenta con un mapa con los puntos autorizados en España.

También son un buen recurso los mapas interactivos de la Asociación Española para el Tratamiento Medioambiental de los Vehículos Fuera de Uso (SIGRAUTO) que recogen información de cómo dar de baja al vehículo o sobre cuántos vehículos tratan y qué hacen con ellos.

Recibe información periódica sobre nuestros proyectos

APÚNTATE A NUESTROS BOLETINES