El consumo de energía y su relación con las características de tu vivienda

Nuestros proyectos

FACTORES A TENER EN CUENTA

Piso grandeFactores

El tamaño de la vivienda: una casa grande es mucho más costosa de climatizar que una pequeña.

El tipo de edificio, y la localización de la vivienda: un chalet tiene muchas más pérdidas de calor que un piso embutido en un bloque de viviendas, y un ático más que un bajo interior. Por el contrario, sus requerimientos de iluminación artificial pueden ser menores.

La edad y características de la construcción. Muchas casas antiguas, anteriores a 1900, tienen muros gruesos y por lo tanto buen aislamiento. Los edificios construidos posteriormente a la norma que obliga a respetar ciertas condiciones de aislamiento también pueden tener buenas características térmicas. Pero quedan muchos edificios con «paredes de papel», difíciles de calentar en invierno y de refrigerar en verano.

Los estudios disponibles muestran que los hogares, en conjunto, consumen mucha energía inútilmente, por sistemas de calefacción antiguos, escasez de aislamiento, ausencia de lámparas de bajo consumo, electrodomésticos ineficientes, etc. Quiere decirse que las posibilidades de reducir el consumo son muy grandes: probablemente se podría reducir a la mitad del consumo actual con medidas sistemáticas y rigurosas. No obstante, hay que tener en cuenta que las medidas de ahorro de energía pueden ser caras, y que todavía hay déficit de equipamiento en calefacción en muchas viviendas. Sin embargo, una medida que no requiere de un desembolso económico (es más, nos va a ayudar a ahorrar) y que ayuda a reducir considerablemente la cantidad de energía empleada, es hacer un buen uso de la tecnología. Por ejemplo, no dejando la calefacción o el aire acondicionado encendidos a máxima potencia durante todo el día.

¿Cómo se reparte el consumo de energía de los hogares?

Aproximadamente la mitad de la energía consumida en el sector doméstico lo es en forma de gasolinas y gasóleos para el vehículo privado. Pero aquí vamos a hablar del consumo de energía dentro de las casas, que se distribuye aproximadamente así:

En el cuarto de baño:

En la cocina:

Por toda la casa:

Recibe información periódica sobre nuestros proyectos

APÚNTATE A NUESTROS BOLETINES