Entrada de materiales

  • El vidrio empleado en los envases es un compuesto de sílice vitrificada. Para la fabricación del vidrio sólo es necesario mezclar carbonato (sosa) con sílice (cal) y calentarlo a altas temperaturas hasta fundirlo.
  • De los más de 50.000 millones de unidades de envases que se comercializan anualmente en España, aproximadamente el 12% (más de 5.000 millones) son envases de vidrio, principalmente tarros de conserva y botellas (unos 175 envases por persona al año).
  • El vidrio perdió mucha presencia en el mercado doméstico en los últimos años, a favor del plástico, las latas y los bricks, pero todavía es el envase más utilizado para vinos, cervezas y muchos tipos de conservas.

Salida de residuos

Los envases desechables de vidrio constituyen algo menos del 10% del total de los residuos domésticos.

Las materias primas del vidrio -que después de todo es un tipo de mineral artificial- son abundantes y baratas en la naturaleza. No obstante, la industria del vidrio utiliza también como materia prima el calcín, que es el vidrio recuperado, separado por colores y triturado. Medio millón de tonelada al año se recuperan y se reciclan. En el año 2006 se llegó casi al 51% de la tasa nacional de reciclaje, por lo tanto, estamos cerca del objetivo 60% establecido por la Unión Europea para el año 2008.

El vidrio tiene además la posibilidad de ser reutilizado directamente, sin necesidad de recogida selectiva, trituración del material y reciclaje, mediante el tradicional sistema de consigna.