• Entrada de agua
    El consumo de agua potable en el fregadero se acerca al 20% del total. Hay que tener en cuenta que una buena parte se usa para lavar verduras, escurrir alimentos y cocinar. Curiosamente, en proporción, el consumo de agua para beber es minúsculo.
  • Entrada de energía
    El consumo de energía para calentar el agua de fregar es aproximadamente la mitad del consumo de agua caliente (la otra mitad va a la ducha y el lavabo): en torno a un 15% del total.
  • Entrada de materiales
    Jabones, estropajos y limpiadores diversos.
  • Flujos tóxicos
    Buena parte del aceite usado termina saliendo por el sumidero del fregadero. Esta práctica se puede evitar: ver conducta.
  • Salida de agua residual
    El agua de salida del fregadero tiene una composición muy variada: restos de comida, jabón (limpiadores de vajilla), grasas y aceites. Su poder contaminante es alto.
  • Salida de residuos
    Estropajos y bayetas desechadas y los envases de los limpiadores.