Servimos informacin al público para ayudarle en su viaje hacia una vida sostenible.
Ahora la Fundacin Vida Sostenible necesita tu ayuda.

Puedes hacer una donación aquí

Materiales y residuos

Eliminacin de los residuos

Vertederos

La cobertura natural en la recuperacin de vertederos clausurados (Junio-2006)
Espaa
La cobertura natural en la recuperacin de vertederos clausurados (Junio-2006)

La utilizacin de herramientas de restauracin ambiental, basadas sobre todo en la agronoma, para conseguir que la clausura de vertederos sea eficaz y sostenible para el futuro es el objeto de este resumen de artculo de Eduardo Moreno Jimnez, de la Universidad Autnoma de Madrid.

La cubierta natural de los vertederos

El suelo que cubre el emplazamiento debe tener un cierto espesor para garantizar el establecimiento de races vegetales y permitir la colonizacin vegetal del lugar. No existen parmetros de calidad del sustrato, muchas veces consiste en aadir encima de los residuos un material estril o suelos cercanos, aunque sera deseable que el sustrato tuviera al menos una incipiente fertilidad. No es correcto concebir la cubierta sin ms, sino que debe ser un sustrato para el asentamiento del ecosistema. Respecto a este punto, ltimamente se estn barajando ideas como crear una especie de registro general de banco de suelo, que permita conocer zonas que poseen excedentes de suelo (carreteras, explanaciones) que donaran el suelo a zonas demandantes, como puede ser la actividad que nos ocupa.

Este sustrato es una (a veces la nica) barrera que impide la interaccin entre la biosfera y la masa de residuos; en los vertederos adaptados a la directiva europea 99/31/CE constituye una capa de proteccin de las barreras artificiales. En cualquier caso, es requisito indispensable para el xito a largo plazo del confinamiento de los residuos el mantenimiento del espesor de la cobertura. Para dicho fin podemos basarnos en la Ecuacin Universal de Prdida del Suelo establecida por la USDA (Departamento de Agricultura de los Estados Unidos), que para conservar el suelo aconsejara disminuir en la medida de lo posible las pendientes, usar suelos con capacidad de estructuracin y utilizar cubiertas vegetales que fijen el terreno mediante enraizamiento, entre otras.

El suelo como sustrato para la vegetacin

La cobertura de suelo puede presentar problemas respecto a la nutricin mineral de las plantas; esto se ha puesto de manifiesto al comparar suelos de vertederos cubiertos con los de parcelas control cercanas no afectadas por la contaminacin. En primer lugar, el pH de las cubiertas de vertederos suele variar respecto a los no alterados y muchas especies vegetales presentan un estrecho rango de tolerancia respecto al pH. Con respecto a la materia orgnica, el porcentaje de la misma contenido en las coberturas es menor al de las parcelas control; adems, pueden existir deficiencias o desequilibrios nutricionales respecto a la disponibilidad de macronutrientes (esenciales en grandes cantidades para el desarrollo vegetal) y micronutrientes (esenciales en baja cantidad) que se manifiestan como sntomas de deficiencia. Por ltimo, resultado de la contaminacin que emana de los residuos o uso de sustratos inadecuados, suelen aparecer concentraciones muy elevadas de algunos elementos o presencia de sustancias indeseadas, como los elementos traza (metales pesados y algunos metaloides) o fitotxicos, que dan lugar a problemas de toxicidad en las plantas. El caso extremo de todo los aspectos adversos relatadas sera la muerte de las plantas. En resumen, los sustratos que cubren los vertederos pueden evidenciar deficiencias en la fertilidad, exceso de contaminacin y salinidad, u otras causas que dificultan la revegetacin y la colonizacin natural del lugar por parte de plantas y microbiota del suelo. En los casos ms prsperos econmicamente, se plantea el alivio de dicho problema mediante la adicin de compost, lodos de depuradoras o incluso fertilizado y enmendado; los aspectos ms desfavorables de esta opcin son requerir la actuacin ms o menos continuada de la mano del hombre, con gasto de dinero y personal, y pueden plantear problemas si no se aaden con preocupacin los inputs, ya que pueden aportar compuestos txicos (metales pesados, inhibidores del crecimiento) sales o provocar lixiviacin de compuestos.

La revegetacin como recuperacin ambiental

El otro componente fundamental, por tanto, en la recuperacin es la eleccin de especies vegetales adaptadas a las condiciones climticas del emplazameinto, a las propiedades del sustrato, autctonas y capaces de mantenerse a bajo o nulo costes. La vegetacin va a cumplir su misin en la calidad de la clausura y recuperacin. Como ya hemos visto, las plantas son un factor de conservacin de la capa de suelo, pudiendo reducir la erosin en ms de un 90%, dependiendo de las especies vegetales presentes y su densidad. La vegetacin constituye un elemento de restauracin paisajstica y ambiental importante, facilitan la integracin del emplazamiento con su entorno y mejoran su percepcin visual.

Las especies vegetales deben estar adaptadas a las condiciones del terreno. Como regla general, los efectos de un factor sobre la vegetacin sern de dos tipos dependiendo de su utilidad contra su toxicidad. Por tanto, una especie debe ser elegida cuando sus condiciones biolgicas la habiliten para desarrollar su actividad vital en el emplazamiento problemtico, tanto en nutricin mineral, requerimientos hbridos, pH del suelo, presencia de txicos, salinidad, insolacin

Una vez que se halle revegetado eficazmente, las plantas pioneras facilitarn la colonizacin de un territorio antes adverso y permitirn una evolucin natural del ecosistema propio de la zona.

Otra funcin destacable de las plantas es su papel como bioindicadores. Las especies vegetales suponen un registro continuo de los problemas que pueden surgir en una clausura de un vertedero con el tiempo (fundamentalmente movilizacin y biodisponibilizacin de contaminantes). Por ejemplo, son un indicador clave para evaluar la entrada de algn contaminante en la cadena trfica en esa zona. La bioindicacin vegetal es un tema muy actual, sobre el que se est ahondando en los ltimos aos y con esperanzas para el futuro.

Asociado al tema de la revegetacin y recuperacin de lugares contaminados, podramos contemplar la fitorrecuperacin de los lugares que presenten contaminacin, ya sea mediante la fitoestabilizacin (inmovilizacin de los contaminantes) o la fitoextraccin (extraccin de los mismos). Aunque es una tecnologa an sin afianzar, son prometedores algunos estudios que avalan la aplicacin en la mejora de las situaciones de contaminacin. Respecto a la fitoextraccin, habra que cuidar el posterior uso de la biomasa vegetal contaminada del lugar (fundamentalmente cuando son fuente alimentaria).

Como ejemplo, las propiedades del altramuz (Lupinus albus) como especie revegetadora de zonas problemticas son interesantes: es una especie cultivada en la Pennsula y adaptada al clima, de bajo requerimiento de nutrientes, fijadora de nitrgeno, que genera una gran cantidad de biomasa y resiste adversidades como la contaminacin. Es una buena fuente de alimentacin para los herbvoros y, adems, ha sido usada en numerosos estudios de fitorrecuperacin de suelos y bioindicacin de estrs vegetal.

Para los taludes existe una especie extendida por la regin mediterrnea, el Rumex ssp, los cuales no requieren un sustrato demasiado favorable y tienen una potente capacidad de enraizamiento que puede estabilizar zonas de fuertes pendientes.

 

Conceptos relacionados
[Vertederos

Fuentes:
Revista Residuos, N 90, mayo - junio de 2006

informacion@vidasostenible.org © 2005 Fundación Vida Sostenible | XHTML  CSSSuscríbete a los feeds de este canal