Servimos informacin al público para ayudarle en su viaje hacia una vida sostenible.
Ahora la Fundacin Vida Sostenible necesita tu ayuda.

Puedes hacer una donación aquí

Desarrollo sostenible

Construccin

Construccin insostenible local

La ciudad hostil (Junio-2006)
Madrid
La ciudad hostil (Junio-2006)

Comienzan a aflorar los efectos de la planificacin urbanstica cuya principal filosofa consiste en transformar cantidades ingentes de suelo en edificable orientado a la construccin masiva de viviendas. stas, por lo general, no suelen incorporar criterios de eficiencia o ahorro energtico. El 80% de la poblacin europea y el 60% de las personas en nuestro planeta viven en las grandes urbes, autnticos sumideros de energa. Segn el Centro Nacional de Energas Renovables (Cener) a los bosques cada vez les es ms difcil absorber la cantidad de CO2 que producimos en nuestras actividades.

Para dar a conocer los perjuicios de la actual situacin urbanstica que soportamos el Consejo Superior de Colegios de Arquitectos y de la Colegio de Gegrafos han redactado el Manifiesto por una Cultura del Territorio, el cual nos har comprender que las reivindicaciones por un medioambiente no deteriorado no son solo movimientos ecologistas sino un factor real en nuestra calidad de vida.

El Consejo Superior de Arquitectos de Espaa seala que la solucin no estriba en construir un edificio ecolgico en un entorno hostil. El reto est fuera de los edificios, la solucin reside en la calidad ambiental de las ciudades y los barrios. Es tan simple y tan complicado a la vez, como crear un entorno ms apropiado para la vida cotidiana, adecuando arquitectura, paisaje y cultura, a las condiciones climatolgicas locales, la economa y los sistemas de transporte. La Unin de Consumidores de Madrid denunci ante el Tribunal de Defensa de la Competencia al Ayuntamiento de Madrid porque entendi que el Plan General de Ordenacin Urbana de 1997 reduce sobremanera la reserva de suelo para pequeos comercios, lo que ha originado, segn esta asociacin, que los nuevos barrios y Programas de Actuacin Urbansticas (PAUs) previstos, menos de un tercio de los metros cuadrados comerciales est ocupado por una tienda pequea. Este dato, que por s solo pudiera parecer de poca importancia, incide de forma irreversible sobre toda la zona afectada, obligando, en primer lugar, a largos desplazamientos en transporte privado a sus habitantes para comprar bienes tan bsicos como el pan o el peridico, (hasta 10 kilmetros en algunos casos) y en segundo lugar, promueve un monopolio comercial de las grandes superficies, lo que va en detrimento de la garanta de competencia y de la defensa de los derechos de los consumidores. Por ejemplo, en la Comunidad de Madrid se ha incrementado en un 14% el nmero de grandes centros comerciales desde 1997, mientras que la cifra de pequeos comercios ha permanecido prcticamente inalterada. De esta forma, barrios residenciales se convierten en junglas de asfalto y carreteras que no ayudan a vertebrar los ncleos urbanos. Y al final, el consumidor paga un precio ms elevado, en forma de productos ms caros y de menor calidad de vida.

Otro caballo de batalla est en la gran cantidad de energa consumida por cada edificacin. Espaa es el antepenltimo pas de la Unin Europea en arquitectura sostenible. Derrochamos agua, energa, electrodomsticos, climatizacin, etc. La mayora de nuevas viviendas previstas carecen de las condiciones de confort suficientes, y esto se suple con instalaciones que consumen energa. Un ejemplo son las casas de una sola orientacin. Tampoco nos caracterizamos por tener una cultura de ahorro. Cada familia espaola genera 2 toneladas de basura anuales. Se han depositado muchas esperanzas en el Cdigo Tcnico de la Edificacin, pero en la actualidad el sector econmico inmobiliario se caracteriza por grandes resistencias a la innovacin, debido fundamentalmente a la demanda sin capacidad de incidir en la calidad de lo que se le ofrece, porque bastante tiene con encontrar piso y poder pagarlo. Los llamados ecobarrios comienzan a ser vistos como alternativas a tener en cuenta, como los de Sarriguren (Navarra) o Valdespartera (Zaragoza). Queda mucho por hacer pero merecen la pena los esfuerzos de construir un entorno amable.

Desgraciadamente, tambin encontramos casos en los que no slo desaparece el inters por la calidad de vida de los ciudadanos y se llega a construir sin asegurar el abastecimiento de recursos bsicos como el agua potable, este es el caso del urbanismo en Sesea.

No solamente los nuevos barrios suspenden en los aspectos medioambientales sino que tambin tienen deficiencias sociales, los actuales modelos urbansticos perjudican en gran medida el pequeo comercio y a los ciudadanos como consumidores. La Unin de Consumidores de Madrid denunci ante el Tribunal de Defensa de la Competencia al Ayuntamiento de Madrid porque entendi que el Plan General de Ordenacin Urbana de 1997 reduce sobremanera la reserva de suelo para pequeos comercios, lo que ha originado, segn esta asociacin, que los nuevos barrios y Programas de Actuacin Urbansticas (PAUs) previstos, menos de un tercio de los metros cuadrados comerciales est ocupado por una tienda pequea. Esto significa obligar a los vecinos a largos desplazamientos en transporte privado a sus habitantes para comprar bienes tan bsicos como el pan o el peridico, (hasta 10 kilmetros en algunos casos) y promover un monopolio comercial de las grandes superficies, lo que va en detrimento de la garanta de competencia y de la defensa de los derechos de los consumidores. Por ejemplo, en la Comunidad de Madrid se ha incrementado en un 14% el nmero de grandes centros comerciales desde 1997, mientras que la cifra de pequeos comercios ha permanecido prcticamente inalterada. De esta forma, barrios residenciales se convierten en junglas de asfalto y carreteras que no ayudan a vertebrar los ncleos urbanos. Y al final, el consumidor paga un precio ms elevado, en forma de productos ms caros y de menor calidad de vida.

La razn principal de esta situacin la encontramos en que el desarrollo de los nuevos barrios se ha realizado desde la iniciativa privada, en la que prima el objetivo econmico y han sido realmente eficientes en este aspecto. El cuidado del medioambiente y la calidad de vida del ciudadano son tericamente objetivos del sector pblico, y resulta que este no tiene un papel predominante en la construccin en Espaa.
La nica manera de que los promotores incluyan aspectos medioambientales en la construccin es demandndoselo desde el planeamiento urbanstico, pero resulta que, por ejemplo en el Plan General de Madrid (1997) se omitieron los estudios de los posibles impactos del urbanismo en el medioambiente, mientras que otros planes ms antiguos si incluyen aspectos de sostenibilidad.

 

Conceptos relacionados
[Eficiencia energtica]  [Urbanismo]  [Insostenibilidad

Enlaces de interés
www.geografos.org
www.cscae.com

Fuentes:
El Mundo, 8 de mayo de 2006
El Pas, Propiedades, 16 de junio de 2006

informacion@vidasostenible.org © 2005 Fundación Vida Sostenible | XHTML  CSSSuscríbete a los feeds de este canal