Servimos informacin al público para ayudarle en su viaje hacia una vida sostenible.
Ahora la Fundacin Vida Sostenible necesita tu ayuda.

Puedes hacer una donación aquí

Agua

Planificacin hidrolgica en Espaa

La poltica del agua

Actuaciones en la cuenca del Ebro (Julio-2006)
Espaa
Actuaciones en la cuenca del Ebro (Julio-2006)

Las confederaciones hidrogrficas en Espaa aplican las tecnologas ms avanzadas para mejorar la eficiencia del uso del agua y prever las situaciones de sequa que cclicamente afectan a las cuencas.

En la Confederacin hidrogrfica del Ebro se encuentra en proceso de elaboracin un Plan de Sequa de la cuenca y un Plan de descontaminacin de las aguas a su paso por la localidad de Flix (Tarragona). Esta localidad acoge un gran embalse que genera energa elctrica. En septiembre de 2004 se conocieron los resultados de un estudio realizado por el Centro Superior de Investigaciones Cientficas (CSIC) y la Universidad Autnoma de Barcelona, que alertaba del riesgo producido por miles de toneladas de residuos vertidos al embalse por Erkimia S.A. (actualmente Ercros). Entre los compuestos encontrados, destacaba la presencia de metales pesados, compuestos organoclorados, (DDT, hexaclorobenceno y PCBs, entre otras sustancias plaguicidas) e incluso, radioactivos. La mayora de estos txicos se transfieren a la cadena alimentaria a travs del agua para beber, de los productos agrcolas y del pescado. Los metales pesados no son en situaciones de normalidad una amenaza, al estar fijados en los sedimentos. El riesgo se presenta en caso de movimientos en el fondo del embalse, pasando al agua y a los ecosistemas. Un vertido accidental de tipo cido, la propia dinmica de la presa o una avenida podran provocar un vertido que afectara al recorrido del ro hasta el propio Delta del Ebro. Se ha propuesto como solucin, tras descartar el desvo del curso fluvial, la extraccin de los residuos txicos acumulados en el fondo del embalse mediante la construccin de un muro provisional que separar la zona de sedimentos. Se calculan un total de 700.000 toneladas de residuos, de las que 600.000 irn a parar a un vertedero especial en Flix. Las 100.000 toneladas de material ms txico y peligroso sufrirn un complejo proceso de descontaminacin en una planta de tratamiento. La inversin prevista es de 150 millones de euros.

Al mismo tiempo, y dentro de la mentalidad preventiva que pretende adoptar el Ministerio en su poltica medioambiental, se inici el proceso de elaboracin del Plan Especial de Actuacin en situaciones de Alerta y Eventual Sequa. Dicho Plan responde a la recomendacin del Libro Blanco del Agua de establecer un sistema eficiente para detectar situaciones de sequa, mediante indicadores de alerta, cuya funcin sea la de activar normas de explotacin especficas o planes de accin diseados previamente como respuesta; es necesario recordar que se trata de un fenmeno que no presenta una delimitacin especfica, y para el que tampoco es posible una deteccin inequvoca e instantnea; y donde adems, se excede lo puramente climtico e hidrolgico para afectar aspectos sociolgicos y econmicos, susceptibles de valoraciones ms subjetivas.

Los trabajos se centran en la caracterizacin de la tipologa de sequas en la cuenca y en el anlisis de las sequas histricas. Se distingue entre sequa meteorolgica e hidrolgica. Mediante un complejo sistema de clculo matemtico se discretizan y analizan los caudales registrados en las estaciones de aforo y entradas a embalses que mejor representan el rgimen hidrolgico natural de cada Junta de Explotacin. As se obtiene un ndice estandarizado que permite determinar cundo se inicia un ciclo seco hidrolgico.

Dada la situacin de sequa durante el ao hidrolgico 2004-05, se consider imprescindible suplir transitoriamente el Plan previsto por un Protocolo de Actuacin de carcter temporal. Establece unos ndices que oscilan entre 0 y 1, de los que se obtiene, para cada Junta de Explotacin, la calificacin de la sequa en nivel de prealerta, alerta o emergencia, acompaados cada uno de ellos por las correspondientes medidas de actuacin.

A punto de cumplir el plazo para presentar el Plan Integral de Proteccin del Delta del Ebro (PIPDE), exigido por la ley que deroga el trasvase del Ebro en junio de 2005, no se ha incluido el caudal ecolgico mnimo que debe llevar el ro en su desembocadura, segn la ministra Narbona, por falta de los estudios necesarios. Por lo cual se seguir analizando las necesidades y regmenes de caudal del Ebro para completar el PIPDE antes de que finalice el 2006.

 

Conceptos relacionados
[Contaminacin de aguas/costas]  [Planificacin Hidrolgica Nacional]  [Poltica del agua

Fuentes:
Revista Tecno Ambiente, N 160, Ao XVI, 2006
ABC, 27 julio 2006

informacion@vidasostenible.org © 2005 Fundación Vida Sostenible | XHTML  CSSSuscríbete a los feeds de este canal