Servimos informacin al público para ayudarle en su viaje hacia una vida sostenible.
Ahora la Fundacin Vida Sostenible necesita tu ayuda.

Puedes hacer una donación aquí

Agua

Planificacin hidrolgica en Espaa

El agua a escala local y autonmica

Extraccin ilegal de agua (Abril-2006)
Andaluca

El Fondo Mundial para la Naturaleza (WWF-Adena) ha hecho pblico un completo informe sobre el uso ilegal del agua en Espaa, en el que se asegura que al menos el 45 % de los caudales bombeados desde los acuferos se extraen al margen de la legalidad. En el caso de la comunidad de Andaluca, el documento advierte de que slo en la cuenca del Guadalquivir hay un mnimo de 10.000 pozos ilegales, algunos de ellos en zonas de gran valor ecolgico donde el agua es un elemento vital, como ocurre en el entorno del Parque Nacional de Doana.

De acuerdo con los clculos ms conservadores, realizados a partir de los datos que maneja el propio Ministerio de Medio Ambiente, cada ao se explotan en Espaa, de forma ilegal, unos 3.600 hectmetros cbicos de agua procedente de acuferos, cantidad suficiente para cubrir las necesidades de una poblacin de 58 millones de personas durante todo un ao. Este volumen de agua contrasta con los caudales que se extraen de forma legal, estimados en unos 4.500 hectmetros cbicos/ao, lo que significa que los acuferos estn sufriendo una presin insostenible que, en muchos casos, ni siquiera aparece reflejada en las estadsticas.

El nmero de pozos ilegales que se reparten por todo el pas supera el medio milln, y eso considerando nicamente aquellos de los que se extraen ms de 7.000 metros cbicos de agua al ao. Si a este balance se suman las pequeas perforaciones, igualmente ilegales, que se realizan en explotaciones agrcolas de reducido tamao, viviendas unifamiliares o fincas de recreo, las cifras se disparan.

Con este panorama desolador arranca el informe sobre el uso ilegal del agua en Espaa que acaba de publicar el Fondo Mundial para la Naturaleza (WWF-Adena), documento que advierte sobre la gravedad de un problema cuyas consecuencias "paga la sociedad en su conjunto". Al margen del impacto ambiental de estas prcticas, los usuarios legales del agua subterrnea, desde empresas de abastecimiento hasta agricultores, sufren escasez de recursos, "mientras otros obtienen importantes beneficios econmicos infringiendo la ley".

Cultivos quemados

En muchos casos, explica Adena, la disminucin del lquido disponible va acompaada de una disminucin de la calidad y, as, aparecen "cultivos quemados por aguas cargadas de sales y poblaciones con agua de boca contaminada con fertilizantes y pesticidas". A pesar de estas graves consecuencias, la Administracin carece de los medios necesarios para hacer cumplir la ley y, a juicio de este colectivo conservacionista, tampoco destaca por su decisin poltica a la hora de atajar estas ilegalidades. Pero el factor decisivo que explica la proliferacin de estas prcticas, admiten los ecologistas, es "el grandsimo beneficio econmico que reporta la utilizacin del agua extrada ilcitamente, ya sea para usos agrcolas, tursticos o urbansticos".

La agricultura sigue siendo la gran consumidora de agua en Andaluca, hasta el punto de que slo los olivares en regado demandan cada ao unos 620 hectmetros cbicos, cantidad equivalente al consumo domstico de 10 millones de personas. En algunas comarcas, como ocurre en la Loma de beda (Jan), la explotacin de los acuferos experimenta un crecimiento sin lmites, a pesar de las denuncias, expedientes y multas con las que se han tratado de frenar las perforaciones ilegales.

El nmero de pozos sin regularizar en esta comarca ronda el medio millar y, en la mayora de los casos, extraen el agua de bolsas situadas a gran profundidad. Segn el Instituto Geolgico y Minero, los regantes extraen en la actualidad unos 35 hectmetros cbicos al ao, mucho ms de lo recarga el acufero por las filtraciones del ro Guadalimar, de manera que, si se mantiene el ritmo actual de explotacin, estos depsitos subterrneos se agotarn en menos de 20 aos.

Igualmente grave es la situacin que se registra en el entorno de Doana, en la zona arrocera de Los Hatos, situada al norte de las marismas, se extraen de manera ilegal unos 12 hectmetros cbicos de agua al ao, y pesar de que los expedientes sancionadores no han dejado de instruirse a lo largo de ms de quince aos, no ha sido hasta finales de 2005 cuando, por fin, han podido clausurarse algunos pozos. En la cabecera del arroyo de la Rocina se estima que alrededor del 50% del agua que se emplea en los cultivos de fresn es ilegal.

En estas condiciones, denuncia Adena, no es extrao que el acufero de Doana est experimentando descensos importantes en numerosos puntos, con disminuciones del nivel fretico que han llegado hasta los 16 metros, lo que est alterando las condiciones naturales de ecosistemas particularmente sensibles.

 

Conceptos relacionados
[Abastecimiento de agua

Fuentes:
El Pas, 10 de abril de 2006

informacion@vidasostenible.org © 2005 Fundación Vida Sostenible | XHTML  CSSSuscríbete a los feeds de este canal