Servimos informacin al público para ayudarle en su viaje hacia una vida sostenible.
Ahora la Fundacin Vida Sostenible necesita tu ayuda.

Puedes hacer una donación aquí

Desarrollo sostenible

Cambio climtico

Efectos de cambio climtico en Espaa

Amenazas del cambio climtico en Espaa y Europa (Junio-2011)
Espaa
Amenazas del cambio climtico en Espaa y Europa (Junio-2011)

Datos 2011

La Agencia Estatal de Meteorologa (Aemet) registr el mes de Mayo de 2011 como el tercero ms clido desde 1950 (ao que se empieza a registrar las temperaturas), slo superado por los mayos de 1964 y 2006. Despus de que Abril fuera el ms clido de la serie histrica disponible, rebasando en 3,9 C las estimaciones para ese mes. Mayo apunt al alza al situarse muy por encima de las previsiones con 2,9 C ms de lo habitual.

Pero la subida de temperatura no fue uniforme en toda Espaa, excepto en Galicia, las regiones cantbricas, la franja mediterrnea y los archipilagos canario y balear, las temperaturas superaron sus valores normales en ms de 3 C en todo el territorio. Murcia fue la provincia espaola que ms sufri las altas temperaturas, dnde los termmetros en el ltimo tercio de mes llegaron a alcanzar los 35 C.

Los cinco primeros meses del ao se han situado por encima de los valores normales, si bien abril y mayo han experimentado las subidas ms llamativas. Los meses de enero y febrero superaron en 0,5 C los valores normales, mientras que marzo tan slo increment la temperatura normal en un 0,1 C.

Datos 2009

El informe emitido por el Gobierno en Febrero de 2009 que recibe el nombre de Clima en Espaa: Pasado, presente y futuro. Informe de Evaluacin del Cambio Climtico Regional realizado por la Red Temtica Clivar-Espaa, sobre los efectos del cambio climtico en la pennsula sitan un aumento de la temperatura mximo de 5,41 C para 2070. En el estudio han participado 120 cientficos espaoles, usando para ello las predicciones de 16 modelos europeos. En todos ellos, aunque varan los datos de las temperaturas medias, apuntan a que existe una tendencia real de un aumento en la temperatura de la Pennsula.

Los datos prevn un aumento de la temperatura futura del clima (2071-2100) respecto del clima actual (1961-1990) de 2,97 C en el periodo comprendido entre Diciembre, Enero y Febrero, de 3,42 C entre Marzo, Abril y Mayo, de 5,41 C de aumento de temperatura en Junio, Julio y Agosto y una cifra de 3,96 C de media entre Septiembre, Octubre y Noviembre.

Las olas de calor sern cada vez ms frecuentes y severas en Europa durante el verano, sobre todo en el sur y en la costa mediterrnea. Para la Pennsula Ibrica y la costa mediterrnea se estima que los das de olas de calor pasarn de dos (1961-1990) a trece (2021-2050), y hasta a cuarenta en el perodo (2071-2100). La cantidad de das de verano con temperaturas superiores a 40.6 C llegara hasta 16 de media para 2070. Esta temperatura es el umbral que marca en Estados Unidos la emisin de alarmas de salud pblica. Las zonas con mayor densidad de poblacin se vern ms afectadas debido al efecto de isla de calor como Miln, Roma, Atenas y Bucarest.

La tendencia del aumento de temperaturas queda clara a la vista de los datos. Tambin se prev un descenso de las lluvias un 30% en primavera, aunque se advierte en el informe que en esta ocasin hay ms incertidumbre en la prediccin al tratarse de las lluvias, distribuidas de forma irregular en la Pennsula. En cuanto a los cambios observados en el mar tanto en el Golfo de Vizcaya como en la cuenca Mediterrnea occidental se ha registrado un aumento de temperaturas. En sta ltima destaca un aumento en la salinidad del agua. Respecto al nivel del mar ste ha aumentado en la costa Atlntica con valores de ms de 2 mm/ao durante los ltimos 50 aos, mientras que en el Mediterrneo los valores han sido negativos a causa de una alta presin atmosfrica en la zona. El trabajo concluye que an as, los registros del Mediterrneo Occidental que abarcan todo el siglo XX muestran tendencias positivas de 1,2 mm/ao.

El calentamiento que se ha observado, es similar al registrado en Europa pero con la preocupante diferencia de que, tal y como apunta Ileana Blad de la Universidad de Barcelona, es un 50% superior a la media continental del hemisferio norte. La afirmacin de Marcos Garca Sotillo, responsable de Puertos del Estado, durante la presentacin del informe pone de manifiesto el panorama que espera a la Pennsula de no tomarse medidas frente al cambio climtico, este desierto con escasa vegetacin (refirindose al clima de Almera de veranos muy clidos con temperaturas medias por encima de los 30 C e inviernos secos y templados, con un nivel reducido de precipitaciones) dominar la mitad sur de la Pennsula Ibrica a final del siglo XXI.

Datos 2008

Las nuevas cifras sitan nuestros termmetros casi en el doble de calentamiento de la media global del planeta, donde en los ltimos 100 aos la variacin ha sido de 0,74, segn el Panel Intergubernamental del Cambio Climtico (IPCC), ya que en Espaa tal dato se sita en 1,3, siendo la medicin desde el ao 1901. La aceleracin en el calentamiento aumenta a medida que van pasando los aos, y su mayor crecida es entre 1973 y 2005, periodo en el que la temperatura ha aumentado a razn de 0,48 por dcada.

Las proyecciones de futuro manejadas hasta ahora parten de dos de los escenarios futuros (para 2100) planteados por el IPCC en cuanto a concentracin de dixido de carbono en la atmsfera. El escenario ms favorable sita dicha concentracin en unas 500 partes por milln (ahora estamos en 384) y el ms desfavorable en 800.Partiendo del supuesto en que est en algn punto intermedio, lo que est claro es que la pennsula se calentar durante el siglo XXI. En el caso ms desfavorable, el incremento de la temperatura estara a 0,4 por dcada en invierno y 0,7 por dcada en verano, y en el menos desfavorable, el invierno se comportara de la misma manera y en verano aumentara en 0,6.

En cuanto a lluvias, todos los modelos coinciden en que habr un descenso anual en las precipitaciones, siendo las reducciones ms notables en verano y en primavera, mientras que se espera que sean superiores en invierno. La sensibilidad de los recursos hdricos a esta situacin es alta. Para el horizonte 2030, simulaciones con aumentos de temperatura de 1 y disminuciones medias de precipitacin de un 5%, ocasionaran disminuciones medias de aportaciones hdricas en rgimen natural de entre un 5% y un 14%. Este ltimo dato corresponde a Canarias, que junto con las cuencas de Guadiana, Segura, Jcar, Guadalquivir, y las Baleares tendrn los impactos ms severos: para 2100 la reduccin de recursos podra superar el 20%.

Datos 2005

Un informe del Fondo Mundial para la Naturaleza (WWF) estudiaba en 2005 la evolucin trmica global frente a la europea (un aumento de 0,6 grados centgrados frente a los 0,95 europeos) y la concentracin de CO2 en la atmsfera (un aumento del 36% desde la etapa preindustrial, con el nivel ms alto en los ltimos 420.000 aos).

La previsin era un aumento trmico medio global entre 1,4 y 5,8 grados para 2100, que en Europa sera de entre 2 y 6,3 grados. Adems, se estimaba que en el sur del continente (Portugal, Grecia, Italia y Espaa) el problema se agravara, experimentando, segn la Agencia Europea del Medio Ambiente, un aumento del estrs hdrico, mayor frecuencia de incendios forestales, aumento del calor y del riesgo para la salud humana. En las zonas atlntica y del Norte, se acumularan riadas e inundaciones, con una frecuencia y extensin que no tiene comparacin con otra poca histrica.

En Espaa, en lugar de poner en marcha medidas de prevencin de riesgos climticos, se instauraron slo sistemas de proteccin de la salud ante los fenmenos extremos. La primera conclusin de la Comisin de Catstrofes del Senado en 1998 fue la necesidad de elaborar mapas de riesgo climticos en cada municipio. Aquello se qued en buenas intenciones: hoy son pocos los municipios que cuentan con esta herramienta de cartografa necesaria para saber a qu atenerse cuando la naturaleza se altera.

Los desastres naturales en nuestro pas se asocian a menudo con el agua, aunque las frecuentes sequas hagan olvidarlo a veces. La Ley del Suelo (art. 9) obliga a declarar zona no urbanizable las tierras con peligro de inundacin, aunque para concluir que existe ese riesgo es necesaria una cartografa que no est disponible. En esas zonas, el agua puede concentrarse en pocas horas, incluso en minutos, a travs de torrentes, rieras y cauces secos. El problema es la repeticin de errores, que lleva a construir viviendas encima de ramblas donde no ha llegado agua en 50 aos, porque una avenida de agua o lodos puede repetirse en cualquier momento. Biescas sigue en la memoria de todos.

 

Conceptos relacionados
[Cambio climtico]  [Protocolo de Kioto]  [Insostenibilidad

Fuentes:
ABC, 29 de agosto, 10 de septiembre y 2 de noviembre de 2005
ABC, 25 de junio de 2008
El Pas, 13 de abril de 2010
El Mundo, 13 de abril de 2010
ABC, 18 de mayo de 2010
ABC, 7 de junio de 2011

informacion@vidasostenible.org © 2005 Fundación Vida Sostenible | XHTML  CSSSuscríbete a los feeds de este canal