Servimos informacin al público para ayudarle en su viaje hacia una vida sostenible.
Ahora la Fundacin Vida Sostenible necesita tu ayuda.

Puedes hacer una donación aquí

Energa y la contaminacin del aire

Energa renovable

La opinin renovable: tecnologa, economa y poltica

Opositores y partidarios de las energas renovables (Agosto-2007)
Espaa
Opositores y partidarios de las energas renovables (Agosto-2007)

Reticencias renovables

Ya en febrero de 2004 la ex comisaria europea de Energa y Transportes, Loyola de Palacio, aseguraba que Espaa haba hecho una gran apuesta por la energa elica y que poda resultar insuficiente para atender las puntas de demanda. Afirm que el sistema elctrico espaol no poda volcarse demasiado en unas fuentes que tienen un coste muy elevado, pero no garantizan el suministro cuando el consumo se dispara. El invierno que se atraves en esa poca fue particularmente fro y en varias ciudades espaolas la calefaccin demand ms energa de la prevista por la Red Elctrica de Espaa, hubo varios apagones y se tuvo que poner en marcha centrales de carbn. La ex comisaria apuntaba por la energa nuclear como la ms econmicamente rentable y estable.

Las primas que reciba el sector siempre fueron objeto de constante lucha con el Gobierno, tanto que en 2007 en Plan de energas renovables que barajaba la Administracin pretenda reducirlas considerablemente dado el efectivo crecimiento y desarrollo que haban tenido en los ltimos aos; finalmente el sector elico consigui que se mantuvieran las primas por una gestin ms. El aporte de la energa elica evidentemente ha crecido; pero consideradas con el conjunto con el resto de las renovables logran apenas un 6% de aporte a las energas totales que se consumen, es incipiente y queda un largo tramo para lograr el 12% de aporte que es el reto a 2012.

En este contexto, un estudio de Jesse Ausuble, profesor de la Universidad Rockefeller de Nueva York, corrobora la postura en contra de las energas renovables debido a su coste ambiental. Sus investigaciones apuntan a los daos ambientales que ocasionan los proyectos de energa renovable a gran escala, dice que requieren una industrializacin de amplias zonas rurales para instalar parques elicos, cultivos de biocombustibles o la instalacin de paneles solares para producir una cantidad importante de energa. Ha llegado a esta conclusin tras clasificar las energas renovables segn su produccin por metro cuadrado de terreno. Su estudio publicado en la revista International Journal of Nuclear Governance, Economy and Ecology calcula la cantidad de tierras que la energa elica necesitara para cubrir la demanda energtica de los Estados Unidos de 2005, sera necesario contar con vientos constantes y un parque elico de 780.000 kilmetros cuadrados, lo que representa la superficie de los estados de Texas y Luisiana. Al comparar la energa nuclear, se necesitara una hectrea de clulas fotovoltaicas para producir la misma cantidad de energa que se genera con un litro de combustible en un reactor nuclear. Para Ausubel la energa nuclear siguen siendo una de las fuentes energticas ms ecolgicas que pueden abastecer a grandes centros urbanos.

Ventajas renovables

El aumento imparable del precio del petrleo y del gas incide en el debate sobre la diversificacin de las fuentes de energa. En el debate hay quienes se decantan por la energa nuclear, dejando de lado la catstrofe de Chernbil (en abril de 1986) que introdujo, junto a las consideraciones medioambientales, una derivacin directamente econmica: las medidas de seguridad imprescindibles en adelante para evitar ese tipo de catstrofes y resolver la cuestin de los residuos -incluyendo los seguros obligatorios- elevaran tanto el coste de la energa nuclear que dejara de resultar ms barata que su produccin por los otros procedimientos. Es evidente que los precios del crudo, an a 70 dlares el barril, debilitan en parte ese argumento.

"La industria nuclear no se rinde" dice Antonio Ruiz de Elvira, en una nota de El Mundo en respuesta al estudio de Jesse Ausuble que ese mismo peridico publico en agosto de 2007. Dice, el problema entre las energas renovables y energas concentradas (fsiles y nuclear) es el viejo problema del feudalismo y la libertad. Los financieros se agarran como a una tea ardiendo a la energa nuclear: grandes centrales que permiten el control de la fuente de vida -la energa- en muy pocas manos, en vez del reparto de esa energa a todas las personas del planeta.

Adems de ste, la energa nuclear tiene otros tres problemas notables. El primero es que, al contrario que las renovables (que no pueden estallar, quemarse ni emitir radiacin letal), la nuclear es en su esencia muy peligrosa. El segundo es el que conocemos todos. Si ya tenemos problemas con los residuos radioactivos de los cientos de centrales nucleares, qu haramos con los de miles de plantas repartidas por el mundo?.

El tercero es que las minas de uranio, como los pozos de petrleo y gas, o las minas de carbn, se acaban. Despus de un gasto gigantesco en construir centrales nucleares, una vez acabado el uranio, pasados 30 aos, qu hacemos con las centrales, de dnde sacamos la energa?.

El argumento de Jesse Ausubel sostiene que las energas renovables son malas debido a que necesita grandes extensiones de terreno. Antonio Ruiz de Elvira sostiene que esto es evidente, no solo no hay que negarlo, sino que es la mayor ventaja de las renovables: en vez de ser energa concentrada en unas pocas manos, es energa extendida en manos de una mayora de seres humanos.

 

Conceptos relacionados
[Poltica energtica]  [Energa renovable]  [Energa nuclear

Fuentes:
El Pas, 16 de agosto de 2005
El Mundo, 23 de febrero de 2004
El Mundo, 27 de julio y 7 de agosto de 2007

informacion@vidasostenible.org © 2005 Fundación Vida Sostenible | XHTML  CSSSuscríbete a los feeds de este canal