Servimos informacin al público para ayudarle en su viaje hacia una vida sostenible.
Ahora la Fundacin Vida Sostenible necesita tu ayuda.

Puedes hacer una donación aquí

Desarrollo sostenible

Cambio climtico

Efectos de cambio climtico en Espaa

xodo animal por el cambio climtico en Espaa (Marzo-2011)
Espaa
xodo animal por el cambio climtico en Espaa (Marzo-2011)

En 2070, el abuelo espaol contar a sus nietos que en sus tiempos haba osos en Cantabria, linces en Doana y grandes extensiones de alcornoques en Extremadura. Algunas de esas especies habrn desaparecido para siempre del pas y otras, como el lince o el alcornoque, habrn encontrado refugio cada vez ms al norte, a medida que suben las temperaturas en sus territorios originarios.

Las especies ms emblemticas no sern las nicas afectadas. De acuerdo con escenarios conservadores de aumento de las temperaturas en la Pennsula Ibrica, el 51% de los vertebrados necesitar acciones de proteccin a mediados de siglo y casi todas estas especies requerirn medidas legales para no desaparecer del mapa de Espaa. Ese es el escenario que transmite el Estudio sobre impactos, vulnerabilidad y adaptacin del cambio climtico en la biodiversidad espaola, un trabajo promovido por el Ministerio de Medio Ambiente y coordinado por investigadores de la Universidad de Extremadura y el CSIC.

El trabajo explora cmo afectar el cambio climtico a la flora y la fauna ibrica a partir de 2040 y hasta 2100 en funcin de los escenarios de desarrollo y mitigacin de la contaminacin considerados como conservadores por el Panel Intergubernamental sobre Cambio Climtico de la ONU (IPCC).

Los trabajos abarcan cientos de especies y estiman las zonas de distribucin de cada una hasta el prximo siglo, durante el cual los modelos climticos utilizados muestran que las lluvias sern ms escasas y las temperaturas ms altas, especialmente en el suroeste de la pennsula.

En el caso de los vertebrados, de las 317 especies estudiadas, 300 sufrirn "significativas contracciones" en sus zonas de distribucin debido al aumento de las temperaturas, segn indica el trabajo.

La peor parte se la llevan los anfibios, mucho ms vulnerables a la reduccin de la humedad y el aumento de temperaturas y cuya capacidad de movimiento es ms limitada. Hasta el 85% de estas especies ver sus posibles territorios mermados en al menos un 30% y en ocasiones en ms de la mitad entre los aos 2070 y 2100.

Ms de la mitad de los reptiles, aves y mamferos de Espaa tambin vern menguar sus zonas de expansin en al menos un 30% debido al calentamiento.

La situacin de la flora no es mucho mejor. De las 220 especies analizadas, "casi todas" vern una reduccin de la superficie climticamente favorable para prosperar. El 50% de las especies catalogadas "evoluciona hacia una situacin crtica, con muy alto riesgo de desaparicin pasada la mitad de siglo", seala el trabajo. La situacin es especialmente comprometida para especies como el alcornoque extremeo, el roble carballo de Galicia o el pinsapo de la sierra de Grazalema, en Andaluca.

En muchos casos, tanto en animales como en plantas, los modelos climticos muestran un xodo generalizado hacia el norte a medida que las temperaturas aumentan en la mitad sur del pas, especialmente en el suroeste y durante los meses de verano.

En el caso del lince, el aumento de las temperaturas lo empujar fuera de Doana y hacia el norte de la pennsula. "El gran problema es la fragmentacin de hbitats, alert Manrique; si no tienen corredores para moverse, acabarn todos atropellados".

A pesar de su aval cientfico, los trabajos estn sujetos a incertidumbre. Los modelos utilizados para prever las situaciones climticas a ms de 30 aos vista sobre datos actuales son muy cambiantes y pueden desembocar en situaciones mucho ms halageas y tambin mucho ms catastrficas. Dependiendo del modelo local utilizado, las proyecciones de cada hbitat potencial varan considerablemente.

Las soluciones para evitar este futuro son progresivamente drsticas. Comienzan, segn los estudios, por conservar las especies in situ, designando nuevas zonas protegidas, aportando corredores para su desplazamiento o evitando que se partan los bosques sensibles por la mitad.

En los casos ms desesperados, cuando los ecosistemas naturales ya no puedan sostener la vida de ciertas especies, la solucin ser criarlas en cautividad y formar bancos de germoplasma; es decir, enormes bibliotecas con semillas de las plantas que hoy existen, pero que pueden haber desaparecido en 30 aos.

Las especies que puede que veamos marchar

Oso pardo: en la Pennsula Ibrica sobreviven dos poblaciones: la pirenaica y la cantbrica. El rango de temperaturas de su distribucin en la pennsula vara entre -14,8C y 27,8C. Los modelos proyectan contracciones en la distribucin potencial de la especie entre un 12% y un 13% en 2041-2070.

Halcn peregrino: est presente en casi toda la pennsula, pero es menos abundante en el suroeste. Las temperaturas en sus zonas de distribucin varan entre -9,8C y 36,3C. Los modelos proyectan contracciones en su distribucin entre un 43% y un 49% en 2041-2070, especialmente en el suroeste.

Sapo comn: se distribuye ampliamente por Europa y est presente en casi toda la Pennsula Ibrica. Los modelos proyectan contracciones en la distribucin potencial actual de la especie entre un 49% y un 54% en 2041-2070. Los mapas muestran que grandes extensiones del sur no sern aptas para el anfibio.

Abeto comn: slo aparece en los Pirineos, que marcan su lmite de expansin al sur de Europa. Vive en bosquecillos junto al haya entre los 900 y los 2.100 metros. Los modelos predicen una reduccin muy significativa de la especie a final de siglo. La capacidad de mantenimiento y recuperacin es escasa.

 

Conceptos relacionados
[Biodiversidad]  [Cambio climtico]  [Fauna]  [Flora

Enlaces de interés
www.ipcc.ch
www.csic.es
www.unex.es

Fuentes:
Pblico, 9 de marzo de 2011

informacion@vidasostenible.org © 2005 Fundación Vida Sostenible | XHTML  CSSSuscríbete a los feeds de este canal