Servimos informacin al público para ayudarle en su viaje hacia una vida sostenible.
Ahora la Fundacin Vida Sostenible necesita tu ayuda.

Puedes hacer una donación aquí

Agua

Planificacin hidrolgica en Espaa

La poltica del agua

La privatizacin del agua, el 48 por ciento del suministro en manos privadas (Septiembre-2009)
Espaa
La privatizacin del agua, el 48 por ciento del suministro en manos privadas (Septiembre-2009)

La enorme deuda que atenaza a muchos ayuntamientos espaoles, a los que tambin la banca ha cerrado lneas de crdito para el da a da, ha hecho que sus alcaldes agudicen el ingenio para obtener ingresos donde ahora faltan. Muchos de ellos, cada vez ms, estn optando por la va fcil para sobrevivir financieramente (y hasta polticamente, en algunos casos): privatizar la gestin del agua, pese a toda la polmica que eso acarrea. Varios municipios, como Len, Cceres y Avils, entre los de mayor tamao, sacarn concursos tras el verano para dar entrada a empresas privadas en el servicio de suministro, lo que les permitir lograr ms de 360 millones de euros.

Ante el dficit de ingresos, ayuntamientos de todo signo poltico han recurrido a los cnones que cobrarn a las empresas adjudicatarias de la gestin del agua como una opcin rpida para obtener dinero.

Segn Ecologistas en Accin dejar en manos privadas la gestin de un servicio de primera necesidad como es el abastecimiento urbano, puede tener graves consecuencias. La competitividad del mercado no es tal cuando la gestin del agua est en dos grandes corporaciones. Esta situacin se refleja en el Estado espaol donde dos grupos empresariales: Aguas de Barcelona y FCC -a travs de Aqualia- controlan el 80% del negocio privado del agua. Se produce el debilitamiento de los organismos pblicos responsables de regular y controlar la planificacin de los servicios del agua por la subcontratacin de los servicios y funciones. Los beneficios no se reinvierten en una mejora de la calidad del servicio o a cualquier otro fin de inters social. No se tienen en cuenta cuestiones medioambientales como la proteccin de las aguas subterrneas o de ecosistemas fluviales y cualquier poltica de ahorro, fundamental para un uso racional del agua en el Estado espaol, choca con los intereses de la empresa privada puesto que a mayor consumo mayores beneficios.

Uno de los ejemplos ms claros de privatizacin se da en el Gobierno local de Cceres, en manos del PSOE, que ha fijado el canon del agua como la va, junto al ahorro de costes, para cubrir una deuda de 30 millones. Varios bancos y cajas le acaban de prestar el dinero y los ingresos de los recursos hdricos servirn para devolverlo. El Consistorio cuenta con percibir 31 millones de la empresa que a partir de febrero se haga cargo del suministro de agua.

Como suele ser habitual, la decisin ha generado una diatriba poltica. Tras tiras y aflojas con IU, y entre crticas del PP, que prefiere una privatizacin total, se ha decidido crear una empresa mixta (pblico-privada) para la gestin.
Levantamiento ciudadano

En este caso, el contrato tambin derivar en una verdadera lucha de las sociedades gestoras del abastecimiento (casi todas, filiales de constructoras) por un jugoso negocio con un aliciente: arrebatar el contrato que Cceres adjudic hace 15 aos al Canal de Isabel II, empresa pblica de la Comunidad de Madrid y tercer mayor jugador en el mercado del agua, que hace una fuerte competencia a las privadas.

A la polmica poltica se unen en Len y Avils (tambin gobernados por el PSOE) las protestas ciudadanas en contra de que el servicio se convierta en un negocio empresarial. En una frmula indita, Len quiere lograr 25 millones, pero luego debe devolverlos y se quedara slo con el 2% de la facturacin anual del servicio. Mientras, Avils busca unos 38 millones. La reaccin ha sido tal en ambas localidades que se han creado plataformas de defensores de la gestin pblica que presentaron en julio sendos recursos en los tribunales. Temen, entre otras cosas, un alza en el precio del agua.

Hace dos meses, el Ayuntamiento de Guadalajara, en manos del PP, adjudic el mayor contrato de los ltimos tres aos, que gan el consorcio Sacyr-Rayet por 259 millones por la explotacin durante 25 aos.

Pero los municipios espaoles llevan ya dos dcadas exprimiendo estos recursos, lo que ha llevado a que las empresas privadas controlen ya el suministro para el 48% de la poblacin espaola, segn los datos del sector. Son las pequeas localidades de menos de 50.000 habitantes (y con menor capacidad de gestin), las que ms recurren a la privatizacin, segn datos de la Asociacin Espaola de Abastecedores y Gestores de Aguas.

 

Conceptos relacionados
[Gestin del agua]  [Poltica del agua

Fuentes:
Ecologistas en accin, marzo de 2006
Pblico, 7 de septiembre de 2009

informacion@vidasostenible.org © 2005 Fundación Vida Sostenible | XHTML  CSSSuscríbete a los feeds de este canal