Servimos informacin al público para ayudarle en su viaje hacia una vida sostenible.
Ahora la Fundacin Vida Sostenible necesita tu ayuda.

Puedes hacer una donación aquí

Desarrollo sostenible

El significado de la sostenibilidad

Entrevistas y opinin de expertos

Manifiesto sobre el papel de la Ciencia y el arte ante el cambio global (Julio-2009)
Espaa
Manifiesto sobre el papel de la Ciencia y el arte ante el cambio global (Julio-2009)

La Universidad Internacional de Andaluca celebr en Sevilla, entre el 29 de enero de 2008 y el 1 de febrero de 2009, el I Foro Internacional Saberes para el Cambio. El Papel de la ciencia y el arte ante el cambio global. Dirigido por Carlos Montes, catedrtico de ecologa de la Universidad Autnoma de Madrid y por Mara Novo, directora de la ctedra UNESCO de Educacin Ambiental y Desarrollo Sostenible, el Foro fue clausurado por Federico Mayor Zaragoza. Los congregados firmaron el siguiente "Manifiesto sobre el papel de la Ciencia y el arte ante el cambio global".

Vivimos un momento histrico de transformaciones graves y cada vez ms aceleradas. Un mundo en crisis genera el cambio global, con altas cotas de azar e incertidumbre. Ni siquiera un colapso socioecolgico de dimensiones mundiales est excluido. Atravesamos una problemtica que es ecolgica, pero tambin poltica, econmica, cultural y social; y que afecta directamente al bienestar humano. Los modelos de desarrollo inadecuados son en gran parte causantes de esta crisis: corresponde a la humanidad ser artfice de las soluciones. Se est viendo mermada la diversidad biolgica y cultural que constituye la garanta ms robusta de nuestras perspectivas de futuro: las lenguas y las palabras desaparecen incluso a un ritmo superior a la extincin de especies. Prcticas humanas como la ciencia y el arte, que no son neutrales, pueden y deben contribuir a una transicin a la sostenibilidad.

Pese a los avances en la concienciacin ambiental, que han sido desiguales y, por desgracia, quiz ms superficiales de lo que creemos, seguimos sin afrontar el conflicto bsico entre finitud de la biosfera y nuestros sistemas socioeconmicos en expansin continua, impulsados por la dinmica de la acumulacin del capital. Este asunto constituye el elemento central de la crtica ecologista desde hace decenios.

Afrontar el cambio requiere la construccin de nuevas miradas sobre el mundo. Miradas creativas que nos permita interpretar lo que vemos y reconstruir los lazos que unen a las personas entre s y con la naturaleza. Miradas integradoras que superen la percepcin atomizada de la realidad y que vayan ms all de las soluciones a corto plazo, concebidas en trminos lineales de causa-efecto.

Nuevas miradas

Las nuevas miradas, y las prcticas coherentes con ellas, tienen el reto de asumir el conflicto y abordar con valenta el antagonismo que actualmente existe entre la economa y la ecologa; entre la cultura occidental, que se autopercibe como universal, y otras culturas invisibilizadas; entre la lgica de la acumulacin y la lgica de los cuidados; entre los tiempos de la vida y la velocidad de los negocios. Las nuevas pticas se nutren de visiones cientficas y artsticas complementarias, capaces de mostrar y alumbrar nuevos esquemas de pensamiento mestizo que nos enseen a vivir enraizados en la tierra, respetndola y pisando ligeramente sobre ella.

Hay que cambiar para afrontar el cambio: y cambiar siempre cuesta. Hemos de superar los modelos que fragmentan y simplifican la complejidad del entramado ecolgico y social. No hay un solo mundo. En este momento de crisis se hace urgente celebrar la diversidad de todo lo vivo y de la rica red de relaciones que lo constituye, para retejer vnculos sociales entre el ser humano y la naturaleza y entre el individuo y la colectividad.

Las sociedades humanas no pueden adaptarse a los cambios que ocasiona la crisis ambiental y social sin renunciar a nada. No es posible cambiar la vida sin cambiar de vida. Tenemos que soar un futuro que nos permita avanzar hacia la sostenibilidad ecolgica y la equidad social. Todos podemos ganar, pero para ello es preciso caminar hacia la autocontencin y dejar atrs insostenibles prcticas consumistas. Es necesario tambin trabajar con la memoria y los saberes de los pueblos. Desde ellos, imaginar un futuro diferente ser el primer paso para construirlo.

Muchas dimensiones

Qu pueden aportar el pensamiento cientfico, la creacin artstica y el dilogo entre ambos en la construccin de esta nueva mirada? La transformacin necesaria tiene muchas dimensiones, y entre ellas una ineludible dimensin cultural. Nuestras formas de conocer, interpretar, investigar, dar sentido y celebrar el mundo han de cambiar. La creatividad cultural que se plasma en las ciencias y las artes puede ser parte del problema o parte de la solucin. Un arte que fomente el consumismo irresponsable, por ejemplo, o una ciencia subordinada al proyecto tecnocientfico de incremento de la dominacin, formaran ms bien parte del problema. Pero un arte que alumbre las dimensiones de la finitud humana, o una ciencia de la sostenibilidad que contribuya a incrementar la resiliencia socioecolgica y oriente nuestras prcticas hacia una gestin adaptativa de los cambios, formaran parte de la solucin.

La ciencia y la tecnologa tienen amplias posibilidades pero tambin lmites. Para aprender a habitar la tierra con sabidura debemos aplicar el principio de precaucin en cuestiones como los organismos transgnicos, la introduccin de sustancias qumicas en las cadenas trficas y tantas otras... La consciencia de nuestra ignorancia es importante, porque nos indica lo que no sabemos y nos obliga a aprender desde la incertidumbre. Aprender haciendo, hacer aprendiendo, supone no alterar irreversiblemente la dinmica de la vida natural y social.

La ciencia del siglo XXI debe volver a unir hechos y valores, superando las ilusiones de neutralidad, restituyendo los principios ticos e incentivando el control social como pautas de las polticas cientficas y tecnolgicas. Una ciencia sin conciencia resulta indeseable y peligrosa. Del mismo modo, necesitamos un arte comprometido con la vida y la sostenibilidad, ms que una espectacularizacin de las prcticas culturales. Los procesos culturales inspirados por criterios ticos, que surgen de algunos cientficos y artistas, as como de las redes ciudadanas son, a la larga, y a pesar de su complejidad, mucho ms eficaces para el desarrollo humano y la igualdad de oportunidades, base de la construccin de una ciudadana responsable.

Otras economas son posibles


Necesitamos superar los enfoques de la ciencia econmica convencional. Su mecanicismo unidimensional reduce los valores de la vida a trminos monetarios. Desde esta ptica, los principios que sirven de fundamento a este sistema estn en contraposicin con los que utiliza la biosfera para autoorganizarse. Otras economas son posibles a partir del anlisis del intercambio biofsico entre sociedad y naturaleza, del reconocimiento de los lmites de biosfera y del respeto a los procesos que la regulan. Otras economas son posibles si se abordan las relaciones socioeconmicas tomando en cuenta la especificidad de los contextos, de los sistemas socioculturales y de los sujetos.

No podemos olvidar que la cultura, entendida como experiencia elaborada y compartida, se est convirtiendo en un bien escaso de carcter especulativo, frente al valor de uso que debera tener. La diversidad de las prcticas culturales se ve amenazada por la mercantilizacin de la cultura. En un mundo en el que el acceso al conocimiento est cada vez ms comercializado y dominado por las grandes empresas globales, la cuestin del poder institucional, el dominio pblico y la libertad de decisin resultan ms importantes que nunca. Los lderes polticos y sociales tienen una responsabilidad especial a la hora de romper la mercantilizacin y privatizacin de la vida y de los bienes y saberes colectivos, y nosotros se la exigimos. Frente a las prcticas depredadoras e injustas, es preciso recuperar, desde la ciencia y el arte, el valor intrnseco de la vida, los bienes comunes, los nexos de reciprocidad, la gratuidad de los intercambios, las mltiples formas de resolver problemas sin pasar por el mercado...

Todas las culturas tradicionales saben que demasiado de lo bueno puede convertirse en malo: pero a la cultura occidental, aquejada de tecnolatra y mercadolatra, le falta ese conocimiento bsico. Unas ciencias y artes reorientadas hacia la sostenibilidad contribuirn a redescubrir el camino medio, apreciar el tamao ptimo de cada proyecto y situar el reconocimiento de la alteridad en el corazn de nuestra cultura.

Cambios en la educacin

Los cambios hasta ahora evocados implican tambin cambios en la idea misma de educacin. Es necesario practicar un aprendizaje a lo largo de toda la vida, que nos conecte con los valores de la naturaleza sintindonos como parte de ella y no como dominadores. La educacin debe superar la barrera entre conocimiento experto y conocimiento comn, dando acogida a los saberes cientficos y artsticos junto con los saberes tradicionales. La educacin es una herramienta de emancipacin que contribuye a la resistencia frente a la dominacin y el pensamiento nico.

En cada situacin, aqu y ahora, al vivir nuestro presente estamos creando futuros: individuales y colectivos. El aqu y ahora es el lugar de nuestra responsabilidad. Somos constructores de futuro, conscientes hoy de las graves amenazas que pesan sobre el porvenir humano. Este futuro nos compromete, no slo socialmente sino tambin de forma individual. Los grandes cambios comienzan con un paso, y ese paso puede ser la propia vida. Sociedad e individuo deben realimentarse dinmicamente, para dar a luz una forma de vivir sostenible y esperanzada.

Firmantes:
Narciso Barrera Bassols. Instituto de Geografa de la UNAM. Mxico.
Manuel Delgado Cabeza. Universidad de Sevilla. Espaa.
Santiago Eraso. Proyecto Arte y Pensamiento de la UNIA. Espaa.
Sagrario Herrero. Ecologistas en Accin. Espaa.
Ezequiel Martnez. Canal Sur Televisin. Espaa.
Michela Mayer. Universidad de Roma. Italia.
Federico Mayor Zaragoza. Fundacin Cultura de Paz. Espaa.
Carlos Montes del Olmo. Fundacin Interuniversitaria Fernando Gonzlez Bernldez. SCOPE. Espaa
Mara Novo Villaverde. Ctedra UNESCO de Educacin Ambiental y Desarrollo Sostenible.UNED. Espaa.
Jorge Riechmann. Instituto Sindical de Trabajo, Ambiente y Salud. Espaa.

 

Conceptos relacionados
[Cambio climtico]  [Desarrollo sostenible

Fuentes:
Unia.es, 16 de febrero de 2008

informacion@vidasostenible.org © 2005 Fundación Vida Sostenible | XHTML  CSSSuscríbete a los feeds de este canal