Servimos informacin al público para ayudarle en su viaje hacia una vida sostenible.
Ahora la Fundacin Vida Sostenible necesita tu ayuda.

Puedes hacer una donación aquí

Agua

Los riesgos del agua

Contaminacin de aguas marinas

Prestige: ocho aos despus del desastre (Agosto-2010)
Espaa
Prestige: ocho aos despus del desastre (Agosto-2010)

La mayor causa por delito ecolgico jams instruida en Espaa, la catstrofe del Prestige, sigue sin fecha de juicio. Las playas, mal que bien, se han recuperado; el sector pesquero respira y la imagen de los voluntarios vestidos de blanco y manchados de negro, rascando el fuel de las rocas, es historia, pero todava no hay culpables ocho aos despus. Si no hay nuevos retrasos, el juicio debera celebrarse tras el verano 2010. Es el Estado el que corre riesgo de pagar la abultada factura de daos provocados por el obsoleto petrolero de bandera de las Bahamas y armador griego dado que el principal imputado es el ex responsable de Marina Mercante Jos Lus Lpez Sors. Junto a l, compartirn banquillo de acusacin el capitn griego del petrolero, Apostolos Mangouras, y otros dos mandos del barco que llevan aos en paradero desconocido.

La Audiencia Provincial de A Corua, donde se celebrar el esperado juicio, en el que Espaa y Francia estn personados como acusacin junto a decenas de afectados, enmend a la juez instructora del caso y decidi sentar en el banquillo de los acusados al ex alto cargo por considerar que el Ministerio de Fomento cometi un error clamoroso en la gestin de la catstrofe al mandar alejar de las costas y en pleno temporal el viejo barco herido, un monocasco cargado con 77.000 toneladas de fuel viscoso.

En 2007, cinco aos despus de la catstrofe ya eran ocho los jueces que haban desfilado por el juzgado de Corcubin y se haban ido pasando el caso Prestige como en una carrera de relevos, sin que ninguno lograse concluir el trabajo antes de partir a otro destino. "Cada vez que llega un juez nuevo tiene que ponerse al da con el caso y todo se retrasa otra vez. Es muy frustrante!", suspiraba Manuel Rivero, subdirector general de lo Contencioso.

El Prestige era un buque propiedad de una empresa de Liberia que navegaba con bandera de Bahamas, dirigido por un capitn griego, con tripulacin rumana y filipina, construido en Japn y explotado por una firma griega. Iba cargado con 77.000 toneladas de petrleo cuando sufri una grieta en el casco en la tarde del 13 de noviembre de 2002. Seis das despus se parta definitivamente en dos, hundindose a 250 kilmetros de las playas de Galicia. El buque iba hacia Asia, con escala en Gibraltar, no tena que tocar ningn puerto espaol, pero dej un reguero de 64.000 toneladas de fuel que alcanz las costas de Espaa, Portugal y Francia.

La tesis de los responsables del petrolero es que una gran ola o un contenedor semisumergido choc contra el Prestige y abri una va de agua. Y que despus el Gobierno espaol gestion mal el problema y provoc el hundimiento. La Abogaca del Estado -cuyo criterio no se modific con el cambio de gobierno en 2004- sostiene que no hubo ni ola gigante ni objeto ninguno que chocara contra el Prestige. Y que alejar el barco herido a alta mar fue una buena idea.

"El buque colaps por un fallo estructural que, adems, ellos conocan. La certificadora ABS saba que ese barco no estaba en condiciones de navegar, y aun as hizo un informe favorable. Aquello era una bomba, y acercar una bomba podra haber dado lugar a un problema mayor", afirma Joaqun de Fuentes. Y Rivero aade: "En la gestin poltica del da despus, si lvarez-Cascos [ministro de Fomento en esa fecha] estaba cazando o lo que fuera, ya no nos metemos porque eso lo juzgan los espaoles en las urnas".

La Abogaca del Estado, dependiente del Gobierno del PSOE, defender, por tanto, en el juicio a Lpez Sors, director de la Marina Mercante con el PP. "La Abogaca del Estado representa a los cargos pblicos. Pero si no estuvisemos seguros de su inocencia podramos simplemente no actuar: no acusar, pero tampoco defender. En este caso creemos que la actuacin de Lpez Sors fue correcta", subraya De Fuentes. La decisin de alejar el Prestige de la costa fue objeto de duras crticas hace cinco aos por parte del PSOE.

Lo que para la Abogaca fue "una actuacin correcta" es tachado de "puro disparate" por Pedro Trepat, abogado de Nunca Mis, que ejerce la accin popular. "Haba un temporal, la decisin de alejar un barco as de tocado fue descabellada. Por eso nosotros ampliamos la imputacin a Lpez Sors: el Gobierno del PP amplific los daos por su error garrafal, y eso debe quedar claro para que nunca ms vuelva a ocurrir", seala.

En este momento estn pendientes dos pruebas periciales, segn explica el fiscal del caso, lvaro Garca Ortiz (que an no ha precisado a quin acusar): una sobre el estado del buque antes, durante y despus de la crisis y otra sobre el comportamiento del capitn Mangouras. El juzgado ha tramitado 28 comisiones de auxilio judicial enviadas a diez pases, lo que da idea de la complejidad del caso. Francia, tambin afectada por el vertido, ha cedido su jurisdiccin para que sea Espaa la que juzgue todo el caso Prestige.

Y, mientras en Corcubin se ve la parte penal de caso, en el Juzgado del Distrito Sur de Nueva York se celebr un juicio en el que se tramit la reclamacin de responsabilidad planteada por la Administracin espaola en mayo del ao 2003 contra la empresa norteamericana American Bureau of Shipping (ABS), responsable de la clasificacin tcnica del buque y a la cual el Estado espaol pidi 1.000 millones de dlares por los perjuicios causados. El 2 de enero de 2008, se dict una resolucin por la que se inhibi del conocimiento del asunto, al entender que los tribunales de EE.UU no son competentes para conocer de esta reclamacin y se resolvi que Espaa debe limitarse a obtener respuesta sus propios tribunales.

De Fuentes coincide en algo con el abogado Trepat: "Nuestro objetivo no puede ser que un octogenario como Mangouras acabe en la crcel. Eso es lo de menos. Aqu se trata de explicar bien qu pas, por qu y quin poda haberlo evitado".

Alteraciones de el ADN de los marineros y pescadores

Un estudio revela que los marineros y pescadores que ayudaron a limpiar el vertido sufren cambios en su ADN, presentan problemas respiratorios y han visto deterioradas sus funciones pulmonares. Las alteraciones cromosmicas detectadas son uno de los indicadores usados para establecer la posibilidad de desarrollar cncer, en especial, leucemia y cncer de pulmn.

Un equipo de 11 investigadores a A Corua, Barcelona y Madrid ha publicado la investigacin en la revista Annals of Internal Medicine, del Colegio de Mdicos de EEUU. Entrevistaron a 7.000 pescadores que haban participado en las labores de limpieza del vertido del Prestige desde su hundimiento; tras comprobar mediante entrevistas y pruebas de espirometra la alta incidencia de problemas respiratorios, los investigadores seleccionaron 501 de los marineros ms afectados para estudiar cambios a ms largo plazo. Las pruebas se realizaron entre septiembre del 2004 y febrero del 2005, un mnimo de 22 meses transcurrido el vertido. Despus, realizaron ms pruebas pulmonares para medir el posible deterioro de la capacidad pulmonar y les tomaron muestras de sangre y tejidos. Como grupo de control, tambin se realizaron las mismas pruebas a 177 pescadores de las costa cantbrica que no tuvieron contacto con el chapapote.

Segn la Sociedad Espaola de Neumologa y Ciruga Torcica, los participantes expuestos al fuel tienen un mayor riesgo de sufrir sntomas en el tracto respiratorio inferior. Las pruebas de espirometra forzada para analizar el aire exhalado muestran una inflamacin de las vas respiratorias. Tambin se observ la presencia de lo que se conoce como estrs oxidativo, un desequilibrio entre la produccin de oxgeno reactivo y la capacidad de un sistema biolgico de desintoxicar. Cuando hay un exceso de oxidacin como el comprobado, se generan radicales libres, responsables del envejecimiento celular; la elevacin de estos indicadores es generalizada entre los investigados. Adems, existe una relacin entre el tiempo pasado recogiendo petrleo y la gravedad de los sntomas. Por otro lado, las muestras de sangre tomadas a los pescadores desvelan un dao en los cromosomas de los linfocitos circulantes en el torrente sanguneo; esta alteracin de las defensas es una medida establecida como indicador de genotoxicidad relacionado con un incremento del riesgo de sufrir cncer.

Llegados a este punto, los investigadores hicieron una submuestra con los participantes no fumadores para evitar distorsionar el resultado de la investigacin. Los genes del ADN tiene sus propios mecanismos de reparacin; sin embargo, agentes como el tabaco superan esa capacidad reparadora y por tanto se produzcan roturas en el cromosoma. La peor consecuencia, es que las clulas dejen de funcionar como estn programadas, que mueran cuando no les toca o que pervivan ms tiempo del debido y degenerando al final en clulas tumorales. El rasgo comn del humo de los cigarrillos con el petrleo que verti el Prestige es que contienen hidrocarburos como el benceno, que es una sustancia carcinognica. Aunque cada ser humano presenta alteraciones cromosmicas particulares, los expuestos al fuel vertido tienen un nivel muy elevado de anormalidades en su ADN si se compara con los no expuestos; es la primera vez que se tiene una muestra de poblacin tan grande con modificaciones genticas y con un nico posible agente causante. Sin embargo, los resultados son del 2005. Buscar anomalas cromosoma por cromosoma es un trabajo muy lento; los investigadores estn analizando una tercera muestra tomada en 2009 para ver si los cambios en el ADN persisten.

Los autores insisten en que los resultados solo son vlidos para la muestra; seleccionaron a los pescadores y marineros que trabajaron en los meses crticos, de noviembre a enero, al menos durante cuatro horas diarias durante 15 das. Queda por saber cmo afect el petrleo del Prestige a los voluntarios que llegaron de toda Europa para limpiar las playas.

No obstante, los investigadores dicen el estudio no prueba que la exposicin al petrleo haya causado estas anomalas. As que sus conclusiones no pueden predecir los efectos que tendran otras mareas negras. Pero concluyeron que consideran crucial que, en el caso de que se produzca una nueva catstrofe de este tipo, las autoridades de salud pblica no manden a la gente a limpiar a la ligera. Consideran inexcusable la preparacin del personal para garantizar su salud y establecer un registro para estudiar las posibles consecuencias negativas para los trabajadores.

No es el nico estudio que se ha hecho al respecto, otro grupo de investigadores dirigidos por la biloga Blanca Laffon, de la Universidad de A Corua, tom durante el ltimo invierno muestras de sangre de 80 pescadores y mariscadores que estuvieron implicados durante meses en las labores de limpieza del vertido; los resultados estarn a finales del 2011. El objetivo de Laffon, que ha sido ahora llamada por el Gobierno de Barack Obama como asesora en el desastre del golfo de Mxico, consiste en desvelar cmo ha evolucionado la salud en estos trabajadores en los ltimos siete aos.

 

Conceptos relacionados
[Contaminacin de aguas/costas

Fuentes:
El Pais, 13 de noviembre de 2007
ABC.es, 4 de energo de 2008
El Pas, 31 de marzo de 2010
Pblico, 24 de agosto de 2010

informacion@vidasostenible.org © 2005 Fundación Vida Sostenible | XHTML  CSSSuscríbete a los feeds de este canal