Servimos informacin al público para ayudarle en su viaje hacia una vida sostenible.
Ahora la Fundacin Vida Sostenible necesita tu ayuda.

Puedes hacer una donación aquí

Otros temas de inters

Gestin del territorio: incendios y catstrofes

Incendios

Informe Greenpeace: el perfil del incendiario (Agosto-2009)
Espaa
Informe Greenpeace: el perfil del incendiario (Agosto-2009)

El perfil de los que queman el bosque en Espaa seala que se desconocen las causas de ms del 16% de los incendios intencionados entre 1996 y 2005, mientras que no hay datos de causa intencionada en ms del 30%. El estudio se basa en estadsticas del Ministerio de Medio Ambiente, informes de la Guardia Civil e informacin extraida de algunas sentencias condenatorias a incendiarios.

A pesar del bajo ndice de detenciones, no es sencillo encontrar al autor de un incendio. Los investigadores se enfrentan a muchas dificultades: grandes extensiones que deben explorar; la desaparicin de pruebas debido a la lluvia o el fuego, o a la "escasa colaboracin de posibles testigos por no considerarse afectados por el incendio o por temor a represalias".

El Cdigo Penal de 1995 incorpor, por primera vez, un apartado especfico para los incendios forestales. En algunos casos, los menos, las penas pueden alcanzar los 20 aos de crcel. Aplicarlo "no es la nica solucin para acabar con los incendios forestales", segn los ecologistas. En algunos casos, es ms necesario "reeducar" al incendiario que meterlo en la crcel.

Greenpeace pone rostro tambin a ocho personajes que, en su opinin, responden al perfil de aquellos que queman los bosques espaoles. Son los responsables de tres de cada cuatro incendios con causa conocida, que queman el 70% de la superficie forestal que arde en Espaa, y de los que se desconoce su causa. "

El agricultor irresponsable es quien ocasiona ms del 31% de los incendios y es responsable del 13,9% de la superficie quemada. Su modus operandi es utilizar el fuego sin autorizacin para la quema de rastrojos. Un ejemplo de lo daino que puede llegar a ser es el incendio que en 2003 arras ms de 6.000 hectreas en Pinofranqueado (Cceres).

Un hombre de edad avanzada, responsable de cuidar ganado y muy familiarizado con el monte, es el personaje ms daino para los bosques: el ganadero inconsciente, autor del 21,5% de los fuegos y del 26,5% de la superficie quemada. El incendio de Guadalajara de julio de 2005 es el claro ejemplo de uno causado por el imprudente, que con sus hogueras y colillas causa el 6,7% de los incendios y daa el 7,8% del terreno calcinado.

Serafn Pardias, responsable de uno de los incendios de Galicia del verano pasado, que arras 8.500 hectreas, es el claro ejemplo de un asocial conflictivo: alguien con problemas de integracin y de drogodependencias -Pardias era alcoholico-, que provoca el 3% de los incendios y el 4,6% de la superficie quemada.

A estos cuatro personajes les siguen otros tantos. El pirmano, una persona trastornada, sin intencin de hacer dao, pero que causa el 7,5% de los fuegos y casi el 5% del terreno daado. A continuacin se encuentra el mal cazador, un tipo que provoca fuegos para favorecer a determinadas especies. Sus actuaciones suponen el 2,1% del total de los incendios y el 4,37% de la superficie quemada.

El interesado es alguien que busca aprovecharse de los efectos de los incendios para un bien propio. Un ejemplo es Juan Antonio Navarro, el autor del fuego que asol Gran Canaria este verano, que confes haberlo hecho porque su contrato laboral acababa en septiembre. Estas personas, sin embargo, apenas generan el 0,6% de los incendios y el 0,3% de la superficie calcinada. El ltimo de los incendiarios ms buscados, segn Greenpeace, es Don importante, una persona que, "desde su despacho y con sus decisiones" ha provocado el 2,6% de los fuegos, que ha originado el 6,7% de la superficie daada.

El endurecimiento del Cdigo Penal, la cada vez ms eficaz labor de prevencin y concienciacin social y la compenetracin de las Fiscalas de Medio Ambiente no son suficientes para castigar a incendiarios y pirmanos. Basndose en el anlisis de la memoria anual de la Fiscala del Estado de Medio Ambiente, el informe reflejaba que tan slo 1 de cada 1.000 incendios provocados con o sin dolo- terminaba con el culpable entre rejas.

Para ilustrar hasta qu punto es complicado probar la relacin de un individuo con un acto de quema forestal basta un botn de muestra. En el ao 2006, la Polica y el Seprona vivieron una autntica pesadilla buscando a un pirmano que haba causado hasta 30 incendios forestales en la sierra de Madrid. Tras un largo operativo, fue descubierto y detenido. El acusado haba trabajado aos anteriores en retenes forestales.

Se encontraron en su poder numerosos productos qumicos aceleradores del fuego, as como gran variedad de mechas retardantes. Meses despus, el acusado era absuelto al no encontrarse pruebas definitivas que lo vincularan con los incendios.

Segn los datos que maneja la Fiscala de Estado de Medio Ambiente, en 2008 se produjeron un total 11.612 incendios, resultando detenidas por ellos 436 personas. El 75% de los que pasaron a disposicin de la justicia demostraron que su imprudencia no haba sido voluntaria. Respecto al resto, unas 93 personas, si se pudo demostrar que era un acto con dolo.

Otro de los datos ms significativos es que, segn las estadsticas oficiales, el 20 por ciento de los detenidos acusados de provocar una quema ya haba cometido anteriormente delitos de otro tipo.

 

Conceptos relacionados
[Incendios forestales

Enlaces de interés
www.greenpeace.org/espana/reports

Fuentes:
El Pas, 23 de agosto de 2007
Ecoticias.com, 7 de agosto de 2009

informacion@vidasostenible.org © 2005 Fundación Vida Sostenible | XHTML  CSSSuscríbete a los feeds de este canal