Servimos informacin al público para ayudarle en su viaje hacia una vida sostenible.
Ahora la Fundacin Vida Sostenible necesita tu ayuda.

Puedes hacer una donación aquí

Materiales y residuos

Tipos de materiales y residuos

Escombros

El nuevo rgimen jurdico de los residuos de construcin y demolicin (Junio-2007)
Espaa
El nuevo rgimen jurdico de los residuos de construcin y demolicin (Junio-2007)

Resumen de artculo de: Francisco J. Arenas Cabello, UNED

Se analiza el cumplimiento de los principales objetivos ecolgicos, el contenido y alcance de la nueva regulacin normativa sobre gestin de residuos de construccin y demolicin, una vez finalizado el periodo de vigencia del Plan Nacional de Residuos de Construccin y Demolicin PNRCD 2001-2006.

Lo cierto es que el referido Plan no resuelve, ni a priori ni a posterior, las deficiencias que en materia de gestin de residuos de la construccin y demolicin (RCD) padece Espaa, dado que la inmensa mayora de ellos, ya sea en procesos de construccin como en demoliciones o restos de fabricacin, ponen fin a su ciclo de vida en forma de vertidos cercanos a las ciudades o incinerados. De hecho, Espaa sigue ocupando el primer lugar de la Unin Europea, junto a Grecia y Portugal, que menos recursos destina, per cpita, a reutilizacin o reciclado de RCD: menos del 10%.

Los impactos ambientales que generan los RCD son harto conocidos, la gran mayora se destina a eliminacin en vertedero sin seleccin previa alguna y si bien son inertes o asimilables a inerte y no contaminan, producen por el contrario un gran impacto visual y paisajstico, debido al gran volumen que ocupan y por el escaso control ambiental ejercido sobre los terrenos que se eligen para su depsito. El resultado de este casi nulo control ambiental se concreta en suelos y acuferos potencialmente contaminados bajo escombreras incontroladas y la limitacin de los terrenos para usos potenciales en el futuro.

Asimismo, el efecto negativo visual y paisajstico puede ser doble, como consecuencia de una deficiente gestin de los residuos: en primer lugar, por los propios vertederos de RCD prximos a las ciudades; y, por otro, por las canteras y graveras, a cielo abierto, cercanas a ncleos urbanos, al aumentar la demanda irracional de materia prima.

Adems de los impactos visuales y paisajsticos sealados, existen otros relacionados con problemas hignico-sanitarios, es decir, con la acumulacin de todo tipo de materiales y sustancias en lugares inadecuados, convirtiendo estos puntos en focos de infeccin, en los que proliferan roedores e insectos; y con problemas econmicos-financieros, dado que la recogida, el transporte, la gestin y tratamiento de los residuos exige inversiones en infraestructuras, a los que se debe aadir los costes de inversiones asociadas a la descontaminacin y restauracin del medio ambiente.

El escaso inters por una gestin adecuada de los RCD se ve favorecido, entre otros factores, por los costes de vertido, muy econmicos, y por la abundancia y bajo precio de las materias primas, por ejemplo, del rido natural.

Igualmente, el empleo de instrumentos no vinculantes, como el Plan, para regular esta actividad sin el establecimiento de medios y formas jurdicas necesarias para su ejecucin, impide que se alcancen los resultados deseados.

Con el panorama descrito, difcilmente se pueden alcanzar los objetivos ecolgicos de fomento a la reduccin, reutilizacin, reciclado valorizacin de residuos establecidos en el PNRCD, dado que encuentran un serio obstculo, de un lado, con la ausencia de un mercado efectivo que permita introducir nuevamente estos materiales en los circuitos econmicos, y, de otro, con la baja aceptacin de los productos reciclados en la industria de la construccin.

La planificacin y los objetivos ecolgicos del plan nacional de residuos de construccin y demolicin

El PNRCD vino a establecer unos objetivos ecolgicos, en aplicacin de la Ley de Residuos, por el que todo Plan de Gestin de Residuos debe contemplar objetivos especficos, as como las medidas necesarias para alcanzarlos. Los objetivos ecolgicos, entre otros, eran: (i) recogida controlada y correcta gestin ambiental de, al menos, 90% de los RCD, (ii) disminucin de, al menos, un 10% del flujo de estos residuos en el ao 2006, (iii) reciclaje y reutilizacin de, al menos, 40% en el ao 2005 y 60% para 2006, (iv) valorizacin del 50%, como mnimo, de los residuos de envases de materiales de la construccin y, (v) recogida selectiva y correcta gestin ambiental de, al menos, el 95% de los residuos peligrosos contenidos en los RCD en el 2002.

Lo cierto es que ni el propio Proyecto de Real Decreto sobre produccin y gestin de RCD hace referencia alguna al cumplimiento de los objetivos ecolgicos establecidos en el PNRCD. De lo que puede deducirse que muy pocos de los objetivos se han cumplido en su integridad. Tan slo se refiere al PNRCD cuando ste propone entre las medidas instrumentales para el logro de sus objetivos, la elaboracin de una normativa especfica para la gestin de los RCD, basada en los principios de jerarqua, recogido en la Ley de Residuos, y en el de responsabilidad del productor.

Pocos datos reales se conocen de los resultados alcanzados en la gestin de los RCD con el Plan Nacional. Sin embargo, el Anteproyecto sobre produccin y gestin de los RCD reconoce expresamente que el problema ambiental planteado por los RCD se deriva no slo del creciente volumen de su generacin, sino de su tratamiento, que todava hoy es insatisfactorio; el 90% de estos residuos van a vertedero y slo un 5% se recicla. El Borrador estima que cada ao se producen en Espaa 35 millones de toneladas de residuos y provenientes de construccin y demolicin, de los que apenas se reutiliza un milln; mientras que otros 25 millones se depositan en vertidos no controlados. Estos datos revelan que muy poco se ha avanzado en esta materia.

El Proyecto de Real Decreto sobre produccin y gestin de RCD

El Proyecto de Real Decreto, al amparo de la Ley de Residuos, faculta al Gobierno apara fijar disposiciones especficas relativas a la produccin y gestin de diferentes tipos de residuos con el objetivo final de prevenir la incidencia ambiental de los mismos.

Entre las obligaciones de productor y poseedor de RCD establece que, la inclusin en el proyecto de obra de un estudio de gestin de RCD, que deber incluir, entre otros aspectos, una estimacin de la cantidad de residuos que se generarn en la obra, las medidas de prevencin para los RCD que se produzcan, as como una valoracin del coste previsto de su gestin, coste que formar parte del presupuesto del proyecto.

Asimismo, como medida de prevencin, se establece la obligacin, en el caso de obras de demolicin, reparacin o referoma, de hacer un inventario de los residuos peligrosos que se generarn, previendo su retirada selectiva, evitando su mezcla con residuos no peligrosos y asegurndose de que se envan a gestores de residuos peligrosos autorizados.

El poseedor, asimismo, viene obligado a sufragar los correspondientes costes de gestin y a transmitir al productor los certificados y documentos que acrediten la gestin de los RCD generados en sus obras.

El Proyecto de Real Decreto establece igualamente, con carcter general, las condiciones mnimas que debern cumplir los gestores de RCD, y en particular las actividades de valorizacin de RCD, fijando para stas un objetivo de eficiencia distinto al de las operaciones de tratamiento previo a la eliminacin; requisito ste, a su vez, indispensable para depositar RCD en vertederos. Con ello se pretende desincentivar el depsito en vertedero de residuos valorizables o de aquellos RCD que provengan consistentes en una mera clasificacin, estableciendo sistemas de tarifas ms apropiados.

Especial mencin merece la regulacin que se hace de la utilizacion de residuos inertes procedentes de los RCD para obras de restauracin, acondicionamiento o relleno, que podr ser considerada como operacin de valorizacin, y no como operacin de eliminacin de residuos en vertedero cuando se lleve a efecto por un gestor de residuos autorizado, cuyo resultado sea la sustitucin de recursos naturales y que previamente el rgano competente en materia medioambiental de la Comunidad Autnoma declare que aqulla puede considerarse como una operacin de valorizacin, as como que los residuos a emplear son inertes.

Acerca de las obras de las Administraciones Pblicas que intervengan como promotores, se adoptarn medidas para el fomento de la prevencin de RCD y de la utilizacin de ridos y otros productos procedentes de la valorizacin de RCD debiendo promover proyectos con impactos reducidos en las generacin de residuos durante las fases de ejecucin y explotacin, y que adems favorezcan el correcto desmantelamiento al final de su vida til, es decir, su deconstruccin.

Licencia de obras como instrumento de control

Sin duda, el eje central de toda gestin de RCD ha de recaer en un instrumento de control, ya conocido en el mbito de la edificacin, pero que en la prctica poco uso se ha hecho de l. Nos estamos refiriendo a la licencia de obras, sujeta a fianza por parte del productor para responder especficamente de la gestin de los RCD que se produzcan en obra. Este mecanismo de control ya estaba previsto en el PNRD 2001-2006. La regulacin de este instrumento de control de gestin de los RCD hace el Proyecto de Real Decreto, cuyo texto normativo no exige la constitucin de fianza alguna al productor de RCD, sino que se remite a la legislacin de las Comunidades Autnomas para poderla imponer, vinculndola al otorgamiento de la licencia municipal de obras, en cuanta suficiente para garantizar el cumplimiento, frente a la Administracin. La fianza o garanta financiera equivalente que, en su caso, se establezca, podr ser devuelta a la finalizacin de la obra o parcialmente durante la ejecucin de la misma. Para esto habr que estar a lo que determine las Comunidades Autnomas y las entidades locales para el cumplimiento de las competencias que, respectivamente, les atribuye la legislacin de residuos. De lo que se desprende, que la gestin de los RCD en Espaa no va a ser uniforme ni horizontal en todas las Comunidades, sino que se ver reflejado un mapa geogrfico autonmico donde las Comunidades con mayores recursos dispondrn de un sistema de gestin adecuado, y las menos ricas de un sistema insuficiente, si es que lo implantan.

 

Conceptos relacionados
[Construccin]  [Gestin de residuos

Enlaces de interés
www.zicla.com

Fuentes:
Revista Residuos, n 97 mayo-junio de 2007

informacion@vidasostenible.org © 2005 Fundación Vida Sostenible | XHTML  CSSSuscríbete a los feeds de este canal