Servimos informacin al público para ayudarle en su viaje hacia una vida sostenible.
Ahora la Fundacin Vida Sostenible necesita tu ayuda.

Puedes hacer una donación aquí

Materiales y residuos

Produccin y destino de los residuos en Espaa

Legislacin sobre residuos

La fiscalidad de los residuos comerciales (Diciembre-2006)
Espaa

Por: Lourdes lvarez Prado y Dr. Ignasi Puig Ventosa
Resumen de artculo

De acuerdo con la Ley 10/1998, de 21 de abril, de Residuos, aquellos residuos generados en comercios, oficinas y servicios tienen la consideracin de residuos urbanos o municipales, y su gestin corresponde a las Entidades Locales. Se estima que los residuos comerciales significan como mnimo el 15% de los residuos municipales. Su composicin es sobre todo de papel y cartn (en un 70%), el resto corresponde a la materia orgnica y a envases.

Debido a los problemas que ocasionan estos residuos y el creciente nfasis en la recuperacin, existe en Espaa durante los ltimos aos una tendencia progresiva por parte de los municipios hacia la segregacin de los residuos comerciales respecto a los domiciliarios, esta tendencia se concret inicialmente con la recogida complementaria de papel y cartn comercial. Junto a esto, la fiscalidad de los residuos comerciales tambin est evolucionando y es previsible que el cambio contine segn varen las frmulas de la prestacin de este servicio.

La posibilidad de gestin privada de los residuos comerciales obliga al diseo de una recogida individualizada, con el objetivo de poder discriminar las actividades segn el modelo de gestin de sus residuos. Esta recogida individualizada se traduce en sistemas de recogida puerta a puerta, que no slo permiten la diferenciacin y control de las actividades que gestionan de forma privada sus residuos, si no que tambin facilitan la implantacin del sistema de pago por generacin. Este modelo se basa, como su nombre indica, en el pago del servicio de recogida y tratamiento -o de una parte de l- en funcin de la cantidad y la tipologa del residuo generado por cada establecimiento. Esta modalidad de tarifas se ajusta ms a la realidad de cada caso, puede disearse para incentivar la reduccin y el reciclaje de residuos.

Situacin actual de las tasas de gestin de residuos comerciales

Los Entes Locales titulares del servicio de gestin de residuos pueden optar por asumir los costes del mismo desde la caja general o bien por trasladarlos a los usuarios mediante el establecimiento de una tasa de basuras, de acuerdo con el Real Decreto Legislativo 2/2004, de 5 de marzo, por el que se aprueba el texto refundido de la Ley Reguladora de las Haciendas Locales.

En Espaa no existe ningn estudio sistemtico sobre el nmero de municipios que tienen tasas de basuras y tampoco sobre sus caractersticas, sin embargo se aprecian algunas tendencias. Segn datos solicitados al Ministerio de Economa y Hacienda, para 2003, de los 1.204 municipios mayores de 5.000 habitantes, 1.137 proporcionaron informacin y 852 tenan ingresos en concepto de tasa de basuras (un 74,93%). Se estima que todos ellos tienen tasas de basuras comerciales, no necesariamente domiciliarias, puesto que se sabe que en algunos casos los municipios slo tienen aprobadas las primeras (por ejemplo Barcelona 2006). Respecto a los municipios de menor tamao, la informacin existente es mucho ms incompleta.

El nmero de municipios que no tienen aprobadas tasas de basuras, ni sobre domicilios, ni sobre comercios, se est reduciendo, si bien an existen ejemplos, como Madrid o Valencia (2006). La mayora opta, sin embargo, por cobrar estos tipos de tasas. Esta tendencia se est acentuando y se explica principalmente por el coste creciente del servicio de gestin de basuras, por la disminucin de recaudacin del Impuesto sobre Actividades Econmicas y por el hecho de que otros tributos municipales importantes (por ejemplo el Impuesto Sobre Bienes Inmuebles) tienen topes establecidos por la legislacin sobre haciendas locales a los que en bastantes casos los municipios ya se acercan.

Actualmente, la mayora de las tasas de recogida de residuos comerciales no cubren los costes del servicio, recayendo el balance negativo en las tasas domiciliarias o en los presupuestos municipales. ste resulta un modelo injustamente gravoso para el ciudadano, ya que de forma directa (tasas de basura domiciliarias) o indirecta (presupuestos municipales) est financiando los costes de la gestin de los residuos comerciales. Se trata de una subvencin implcita a estas actividades.

Normalmente las ordenanzas fiscales clasifican los comercios por categoras, considerando el cdigo de la Clasificacin Nacional de Actividades Econmicas (CNAE) o similares. Complementadas, en algunos casos, con otras caractersticas, como la superficie total, el nmero de empleados, nmero de habitaciones, etc. estas clasificaciones aspiran a conseguir una asignacin ms justa de las cargas del servicio, pero no logran crear en el sujeto pasivo un incentivo para la prevencin o el reciclaje de residuos, puesto que reciclar o producir ms residuos no implica una menor o mayor tasa.

Existen dos vas para crear incentivos: los sistemas de pago por generacin y los beneficios fiscales.

Sistema de beneficios fiscales

Se aplican para estimular determinadas acciones que llevan a cabo los establecimientos comerciales con el fin de reducir la generacin de residuos e incrementar el reciclaje. Puede tratarse de: gestin privada de los residuos, como realizar compostaje in situ, convenios entre el Ayuntamiento y las asociaciones de comerciantes para disponer de productos en envases retornables, eliminar la entrega gratuita de bolsas de plstico y motivar el uso de medios propios del comprador, vender productos a granel, dar preferencia a los productos con envases reciclados, ofrecer pilas recargables y los cargadores asociados, eliminar los guantes de plstico de un solo uso para manipular productos frescos, evitar o reducir el uso de bandejas de porexpan para los productos preenvasados y frescos, usar papel encerado biodegradable para los productos crnicos, evitando el uso de papeles plastificados, uso de vajilla reutilizable en las terrazas ubicadas en la va pblica, colaboracin en las recogidas selectivas no obligatorias como el aceite vegetal, las botellas de cava, etc.

Sistemas de pago por generacin

El sistema tiene como prerequisito la recogida selectiva de residuos comerciales puerta a puerta. Consiste en que los establecimientos comerciales tienen la obligacin de separar sus residuos en origen, que no son depositados en los contenedores de la va pblica, sino que son recogidos en diversas fracciones en el punto de origen (el establecimiento) conforme a un calendario preestablecido. El grado de participacin en el sistema depende de: la frecuencia, hora y da de recogida de la fraccin, desaparicin de los contenedores de la calle -zonas comerciales- para evitar la fuga por parte de los comerciantes que pretendan ocultar la cantidad real de generacin; respuesta municipal ante la entrega de residuos comerciales en condiciones no adecuadas (fuera de horario o contaminados); los procesos de comunicacin e informacin ambiental sobre cmo proceder con el nuevo sistema y las ventajas ambientales y comodidad que comporta a los comerciantes; y la configuracin de la tasa de basura.

La recogida puerta a puerta puede prever un mismo calendario para todos, o habilitar mayores periodos de recogida para grandes establecimientos que lo demanden, el coste extra es fcilmente calculable y debera caer ntegramente y de forma exclusiva sobre sus usuarios.

El modelo de recogida puerta a puerta, tanto domiciliaria como comercial, conlleva una reduccin global en la produccin de residuos municipales en ms de un 10% en la mayora de los casos, aunque puede llegar hasta niveles del 30%. La mayor parte de esta reduccin proviene del uso fraudulento que realizaban usuarios -generalmente actividades comerciales o empresariales- que depositaban residuos no asimilables (pinturas, aceites, escombros) en los contenedores de la va pblica.

 

Conceptos relacionados
[Gestin de residuos]  [Recogida selectiva

Fuentes:
Revista Residuos, N 94, noviembre-diciembre de 2006

informacion@vidasostenible.org © 2005 Fundación Vida Sostenible | XHTML  CSSSuscríbete a los feeds de este canal