Servimos informacin al público para ayudarle en su viaje hacia una vida sostenible.
Ahora la Fundacin Vida Sostenible necesita tu ayuda.

Puedes hacer una donación aquí

Desarrollo sostenible

Construccin

Construccin insostenible en Espaa

El sector de las inmobiliarias usa la sostenibilidad para lavar su imagen (Marzo-2007)
Espaa
El sector de las inmobiliarias usa la sostenibilidad para lavar su imagen (Marzo-2007)

Hechos ocurridos en las ltimas dcadas, tales como la corrupcin destapada en algunos planes urbansticos para favorecer a determinados promotores, o el crecimiento desordenado y arrollador de las costas espaolas, han desencadenado una imagen negativa de las inmobiliarias, que se ven ahora obligadas a dar a conocer una nueva imagen.

Por si fuera poco, los resultados del II Informe sobre Sostenibilidad en Espaa agrava su situacin, ya que proporciona datos negativos del sector, sobre todo respecto al uso del suelo y respecto a indicadores de salud ambiental, como son el ruido o la siniestralidad laboral.

Para cambiar esta imagen que la opinin pblica se ha hecho de ellas, gran parte de las inmobiliarias ha comenzado a mostrar inters por contar con programas de accin social. Segn Eva Ramos, directora del programa de Economa de la Fundacin Ecologa y Desarrollo, es la propia sociedad la que exige una actividad ms sostenible de su parte; El consumidor se fija en algo ms que en el precio al comprar una vivienda, tambin tiene en cuenta su ecoeficiencia y la calidad de los materiales asegura. Segn la Confederacin Espaola de Consumidores y Usuarios, el 60% de los consumidores est dispuesto a pagar una prima de hasta el 10% por un producto que se haya realizado de forma responsable. La administracin tambin se ha hecho ms exigente con esta actividad. Desde el 2005, el Ministerio de Fomento viene imponiendo condiciones sociales a las inmobiliarias.

Cada vez es ms frecuente encontrar empresas que aseguran mantener una buena poltica de recursos humanos; dicen favorecer la vida familiar, sin descuidar la formacin, adems de respetar el medio ambiente y el entorno social. De cara al pblico, la parte ms visible es la obra social que algunas compaas realizan a travs de sus fundaciones.

Algunos ejemplos de estas buenas acciones son:

Renta Corporacin afirma preferir, siempre que sea posible, rehabilitar un edificio en lugar de derribarlo y hacer uno nuevo, minimizando as el impacto residual y medioambiental.

La Fundacin de la Asociacin de Promotores de Madrid (Asprima), firm en septiembre del 2006 un acuerdo con la Fundacin Vicente Ferrer para la construccin de 2.000 viviendas en la regin India de Anantapur, con la pretensin de favorecer una de las zonas ms pobres del pas. Los propietarios tienen que pagar unos 80 euros, lo que para ellos supone un esfuerzo de hasta dos aos de ahorro, explica un representante de la fundacin. Las escrituras se hacen a nombre de la mujer.

Por otra parte, la sociedad Mixta frica, participada por la Fundacin Renta Corporacin, pretende construir en Marruecos 30.000 viviendas, la mayora sociales. Para ello, quieren crear nuevos barrios con promociones rentables, en las que haya diferentes precios. Los pisos ms baratos costarn unos 17.400 euros, y los ms caros 30.000 euros. Se prev exportar la frmula a otros pases de frica.

La Fundacin Rayet, colabora con la Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha y la Diputacin Provincial de Guadalajara para conseguir la recuperacin de las 13.000 hectreas de bosque que fueron arrasadas en esta provincia en julio del 2005 por un incendio. Con las aportaciones obtenidas, la fundacin Apadrina un rbol, creada para la recuperacin de este espacio, se ha comprometido a mantener el bosque.

Otra forma de mostrar al pblico ese cambio de actitud puede realizarse mediante el apoyo a la investigacin. Por ejemplo, Reyal Grupo contribuye a la financiacin del Centro Nacional de Investigaciones Cardiovasculares Carlos III (CNIC) que pretende convertirse en referente internacional.

Grupo Lbaro ha donado 30.000 euros a Accin contra el Hambre que sern destinados a la construccin y rehabilitacin de cinco pozos de agua en Mal.


Todas ellas son actividades muy loables, pero la pregunta est en si podemos escucharlas realmente y cambiar por fin la imagen que tenemos de las inmobiliarias. A travs de estas acciones puntuales se puede mejorar, sin duda, pero quizs lo ms conveniente, y necesario a nivel global, sera el aplicar una serie de medidas de sostenibilidad a todas las actividades del sector, y no el tratar de compensar las malas acciones con esta serie de buenos actos que ms parecen aproximarse a una estrategia de marketing para ganar clientela, aprovechndose de la buena disposicin de los consumidores citada anteriormente, que se inclinan por los productos ms sostenibles.

Lo que si comienza a ser evidente es el hecho de que la responsabilidad social es un negocio. Luis Berruete, representante de Navegando, asegura que esta nueva filosofa de gestin es rentable desde el punto de vista econmico, y muchas multinacionales ya se han dado cuenta. En una encuesta mundial, realizada en 2001, las empresas afirmaron que adoptaban esta estrategia en un 26% por presin de clientes y consumidores, en un 22% por indicacin del consejo de administracin y en un 20% de sus accionistas. Cuando la misma consulta se realiz en Espaa, el 90% de las firmas dijo haberlo hecho para mejorar su reputacin.

 

Conceptos relacionados
[Construccin

Fuentes:
El Pas, 2 de febrero del 2007
Fundacin Vida Sostenible, marzo de 2007

informacion@vidasostenible.org © 2005 Fundación Vida Sostenible | XHTML  CSSSuscríbete a los feeds de este canal