Servimos informacin al público para ayudarle en su viaje hacia una vida sostenible.
Ahora la Fundacin Vida Sostenible necesita tu ayuda.

Puedes hacer una donación aquí

Movilidad y transporte

Neumticos y vehculos fuera de uso

Vehculos Fuera de Uso

Sistemas de gestin para Vehculos Fuera de Uso (Febrero-2007)
Espaa
Sistemas de gestin para Vehculos Fuera de Uso (Febrero-2007)

En el 2002 fue publicada la transposicin de la directiva de Vehculos Fuera de Uso (VFU), a travs del R.D. 1383/02 del 20 de diciembre. A travs de su aprobacin pudieron ser concretados los criterios, desde el punto de vista legal, para crear Centros Autorizados de Tratamiento de vehculos al final de su vida til (CAT), que cuentan con todas las obligaciones propias de un gestor de residuos peligrosos, pero necesitando tambin un control exhaustivo de sus actividades por parte de la Administracin.

Para realizar cualquiera de las operaciones de tratamiento de los vehculos al final de su vida til, las administraciones pueden autorizar a instalaciones, tanto pblicas como privadas, que garanticen la reutilizacin, el reciclado y la valorizacin del vehculo. Las instalaciones de titularidad privada son, entre otras, aquellas de los productores, concesionarios, compaas de seguros, desguazadores, fragmentadores.... De titularidad pblica son los depsitos municipales, en los que se realiza el servicio pblico de recogida y almacenamiento temporal de los vehculos abandonados en los correspondientes trminos municipales.

Cabe sealar que quedan excluidos de esta normativa los vehculos de poca o histricos, con valor de coleccin o destinados a museos, en funcionamiento o desmontados por piezas.

Las comunidades autnomas con ms centros CAT en Espaa, segn un estudio realizado por Reciclauto Navarra, S.L., son Catalua, Galicia y Andaluca; estos centros ascendan en septiembre de 2004 a 447. En el ao 2006 los CATs espaoles superan 750 centros.


Los residuos que se recuperan de un Vehculo Fuera de Uso (VFU) son los asientos y textiles, aceites, bateras, catalizadores, CFCs, combustibles, chatarra, motor, neumticos, plsticos (policarbonatos, poliamida, poliuretanos, polipropileno, polietileno, PVC y otros), lquidos de frenos, lquido de refrigeracin, restos de trituracin y vidrio.

Debido a la diversidad de estos residuos, su tratamiento resulta muy complejo. Bsicamente se requiere un proceso consistente en operaciones de descontaminacin, desmontaje, fragmentacin, y, en general, cualquier operacin efectuada para posibilitar la reutilizacin, el reciclado, la valorizacin o la eliminacin de cada una de las piezas y residuos obtenidos al final de la vida til de los vehculos.

Los objetivos de la Administracin Europea tratan de obtener en el 2006 un porcentaje de valoracin y reutilizacin del 85%, as como un 80% en el reciclado. Para el 2015 se espera un 95% de material reutilizado y valorado y un 85% de reciclado. En Espaa la taza de recuperacin del aluminio contenido en el vehculos ha sido del 95% en 2006.

Datos a 2006

Segn datos de la Comisin Europea, se estima que entre 8 y 9 millones de vehculos son desechados cada ao en Europa. En Espaa, esta cifra alcanza los 700.000 vehculos al ao aproximadamente. Alrededor de un 7% de Vehculos Fuera de Uso (VFU) son abandonados en Europa sin tratamiento y entre 8 y 9 millones de toneladas de residuos provienen de los vehculos de desguaces.

Procedimiento para dar de baja VFU

La entrega del vehculo se realiza en un CAT, acreditada por un certificado de entrega y por la expedicin de otro certificado de destruccin del vehculo, vlido para la tramitacin de su baja administrativa. En este certificado se recogen los datos principales del vehculo, de su titular, del centro de recogida (en el caso de haberse entregado en un centro de recogida) y del CAT de vehculos.

Actualmente, existen diversos mtodos de generacin de documentos que posteriormente tienen que ser enviados a las Administraciones Autonmicas, a la Direccin General de Trfico y a los diferentes agentes que participan en la recogida del vehculo. Esta forma de proceder genera unos volmenes elevados de informacin en diferentes formatos, lo que da lugar a varios problemas que limitan el proceso: excesiva carga de trabajo, retraso en la actualizacin de las bases de datos, posibilidad de prdida de informacin e incluso posibilidad de fraude o malas prcticas.

El principal problema consiste en que la informacin generada no sirve para seguir la trayectoria de un vehculo hasta su fragmentacin y reciclado, es decir, su trazabilidad. Al perderse la trayectoria del vehculo, no se puede comprobar si el tratamiento al que ste ha sido sometido a travs de toda la cadena de agentes ha sido exhaustivo o somero, y por tanto si se ha llegado a los porcentajes de reutilizacin, reciclaje y valorizacin exigidos por la normativa, e incluso a qu coste.

Ubicacin del vehculo


Una vez emitido el Documento de Destruccin, la informacin acerca de la localizacin del vehculo es responsabilidad del CAT. Es decir, es este agente el que debera contar con la informacin exacta del estado e incluso de la fecha y destino tras salir de sus instalaciones. Esta informacin se suele archivar, pero de diferentes maneras y con distintos formatos, por lo que es inviable realizar una trazabilidad generalizada de los vehculos. Esto posibilita que un vehculo permanezca en la campa de almacenamiento ms de los 2 aos previstos por la normativa, o que sea trasladado de campa en campa, o de gestor en gestor, sin poder saber cundo ni en qu fragmentacin (nacional o extranjera) termina sus das.

Otro ejemplo, que ha aparecido en la prensa, es el hecho de que vehculos dados de baja y destruidos en Espaa acaben rodando por carreteras extranjeras. En un sistema ideal, los datos suministrados deberan facilitar el trayecto exacto del vehculo hasta su disgregacin en fragmentos, imposibilitando estas y otras ilegalidades.

Solucin propuesta al problema

Para conseguir una solucin al problema de la trazabilidad de los vehculos fuera de uso, se plantea un dispositivo de Identificacin por Radiofrecuencia (RFID) que permite informatizar todo el proceso de control y seguimiento de estos residuos, garantizando de esta manera su trazabilidad.

Este dispositivo permite introducir la informacin en los lugares en los que se realizan los procesos de baja del vehculo, descontaminacin, desguace y fragmentacin, incorporndola a una base de datos que se actualiza constantemente. De esta manera, cada gestor por el que pase el vehculo podr aadir sus datos correspondientes, obteniendo una nica central de datos.

Proyecto piloto en Navarra

El proyecto piloto se basa en el estudio de las posibles variantes de cada una de las partes que componen el concepto de tecnologa RFID, as como de diseo, desarrollo e implantacin de los diferentes equipos tcnicos a colocar en los nodos participantes en la experiencia piloto, de modo que su aplicacin a los VFU sea exitosa y cumpla eficazmente las funciones deseadas.

El proyecto ha sido subvencionado por el Ministerio de Medio Ambiente, y est apoyado por el Gobierno de Navarra. Se lleva a cabo en la Comunidad Foral de Navarra por parte de Reciclauto Navarra, en colaboracin con varios desguaces y fragmentadores.

 

Conceptos relacionados
[Vehculos Fuera de Uso (VFU)]  [Automviles

Fuentes:
Revista Residuos, N 80, septiembre- octubre de 2004, N 87, noviembre-diciembre de 2005, N 48, febrero de 2007

informacion@vidasostenible.org © 2005 Fundación Vida Sostenible | XHTML  CSSSuscríbete a los feeds de este canal