Estás en: Fundación Vida Sostenible > Señales de Sostenibilidad > No necesitas un taladro, necesitas un agujero

Economía colaborativa

No necesitas un taladro, necesitas un agujero

taladro

Carlos ofrece en BlaBlaCar cuatro plazas libres en su coche para viajar hoy, desde Madrid a Valencia, por 15 euros cada una. Marina está buscando piso compartido en Salamanca pero no conoce a nadie que viva en la ciudad, por lo que usa habitacionjoven.com para encontrar habitación y compañeros de piso. Helena ha cambiado los muebles del salón de su casa y en vez de tirar los antiguos, publica en No lo tiro, te lo regalo un anuncio por si alguien los necesita.

Aprovechar una plaza libre en un viaje, alquilar una habitación vacía o regalar lo que va a ir directo a la basura son algunos de los ejemplos del ‘’nuevo mundo’’ de la economía colaborativa, una alternativa al mercado tradicional que se basa en alquilar, compartir, intercambiar o donar bienes y servicios. Un ‘’nuevo mundo’’ que no es otra cosa que volver al mercado tradicional en el que todavía no estaba asentado el consumismo excesivo.

Actualmente, la mayoría de personas usa Spotify en vez de descargarse canciones o comprarse un CD, algunas cambian la estancia en un hotel por el Couchsurfing o por el alquiler de un apartamento o una habitación con Airbnb y la compraventa de artículos de segunda mano aumenta cada vez más. Muchos de nosotros participamos en la economía colaborativa desde hace mucho tiempo sin ser conscientes de ello. Y es que últimamente han aparecido muchas formas de adquirir bienes o servicios de una manera que escapa del mercado convencional y que se suele realizar a través de Internet, algunas veces con intermediarios (como las empresas anteriormente nombradas) y otras directamente P2P (del que lo tiene al que lo necesita de forma directa).

La web Consumo Colaborativo define esta nueva economía como ‘’la manera tradicional de compartir, intercambiar, prestar, alquilar y regalar redefinida a través de la tecnología moderna y las comunidades’’. Esta misma página ofrece un Directorio de proyectos de consumo colaborativo en España y otro para América Latina en los  que se pueden encontrar muchos de los proyectos de consumo colaborativo en los que cualquiera puede participar.

¿Para qué comprar un taladro si solo lo usarás 15 minutos? ¿Por qué tirar la cuna del bebé si otra familia puede darle uso? La economía colaborativa está cambiando profundamente nuestra forma de vida, en especial la forma en la que nos financiamos y consumimos. En este tipo de mercado no solo se intercambian recursos, sino también conocimientos y experiencias y, además, se contribuye al bolsillo de las personas y a mejorar el medio ambiente, pues los precios suelen ser bajos (o incluso nulos) y se le consigue dar una segunda vida a los productos.

La crisis y la facilidad que nos dan las nuevas tecnologías pueden ser las causas principales del auge de este nuevo modelo de consumo económico y ecológico, pero sin olvidar el factor social que motiva a las personas a compartir, intercambiar o regalar lo que tienen, a ayudar. Hemos pasado de una sociedad consumista a una hiperconsumista en la que la mitad de nuestras propiedades no nos hacen falta, pero están surgiendo nuevos mercados en los que se le da una segunda oportunidad a lo que no necesitamos para frenar así la acelerada producción y el acelerado derroche.

Yasmín Tárraga 

@YasminTarraga

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

Facebook IconYouTube IconTwitter IconLinkedInLinkedIn