Estás en: Fundación Vida Sostenible > Señales de Sostenibilidad > La tasa Tobin y la olvidada economía real

Economía financiera

La tasa Tobin y la olvidada economía real

tobincc1971. Fue el año en que el Premio Nobel de economía, el norteamericano James Tobin formuló su propuesta de crear una comisión para regular los movimientos especulativos de divisas. En el siglo XXI, se utiliza su apellido para denominar la propuesta de gravar las transacciones financieras internacionales. La idea parece sencilla e idónea, pero a pesar de la crisis financiera de 2007, de los numerosos casos de corrupción por parte de los dirigentes del mundo o de los escándalos de fraude tipo Panama Papers, los jefes de gobierno no parecen dispuestos a imponer más impuestos a sus queridas empresas. En 2013, diez países de la eurozona (Francia, Alemania, Bélgica, Austria, Eslovenia, Portugal, Grecia, Eslovaquia, Italia y España) se comprometieron a implementar esa tasa. Pues, ¿dónde está? Parece que, después de tres años de negociaciones, está a punto de fracasar.

Objetivo: eliminar la especulación

La especulación, o cómo el ciudadano se siente impotente ante los llamados ricos. La especulación se define como “el conjunto de operaciones comerciales o financieras destinadas a obtener un beneficio económico, basándose exclusivamente en las variaciones de precios en el tiempo”. Supongamos que en un momento t, 1 euro = 1 dólar. Si el especulador prevé que en el momento t+1, el cambio será 1 euro = 1,5 dólares, el especulador comprará los euros en el momento t para venderlos en el momento t+1 y así, sacar beneficios. Ese ejemplo sencillo se aplica a cantidades infinitas de dinero. Además, el tiempo se vuelve mucho más rápido, entre el momento t y t+1 pueden ser solamente algunos minutos. Demasiado dinero. Demasiada rapidez. No puede pertenecer a la economía real.

¿Personas, empresas, gobiernos? Ni siquiera se sabe quienes son. Esas elites parecen escondidas en los mecanismos del sistema globalizado mundial, aprovechando las fallas del mismo. Para el ciudadano, la especulación no es una realidad, la gente corriente no puede identificarse con esa actividad porque, primero, no puede practicarla, y segundo puede ser que si pudiese no lo haría: sí, es una realidad, sucede que a muchos les gusta pagar impuestos porque significa (normalmente) construir edificios, equipos e instalaciones públicas para mejorar las condiciones de todos.

El ciudadano no solo es impotente frente a los tiburones de las finanzas, sino también frente a su propio gobierno. Los dirigentes no parecen entender las preocupaciones de sus ciudadanos. Siempre hay que beneficiar a las empresas para desarrollar el país porque son ellas las que crean (o no) empleo. Pero no creo que el dinero almacenado en paraísos fiscales ayude al crecimiento económico de los países europeos (la tasa Tobin no prevé eliminar los paraísos fiscales, eso tiene que ser otra medida en sí)…

La especulación es un riesgo para el sistema financiero porque instala unas condiciones de inestabilidad. Además, es el sistema entero que está en peligro por el hecho de estar plenamente integrado en el famoso “mundo globalizado”. El principal objetivo de esa tasa sería evitar la especulación que ahora rige el mundo de las finanzas. Incluso una tasa muy baja reduciría el número de transacciones y por lo tanto reduciría las transacciones especulativas. Además, la tasa afectaría solo las transacciones a corto plazo y por tanto no perjudicaría a las inversiones a largo plazo. O sea, se busca penalizar la economía financiera que juega en detrimento de la economía real, y no lo contrario. Según “The Human Development Report” de 1997, con un nivel del 0,1%, la tasa Tobin lograría anualmente unos 166 mil millones de dólares. Para darse cuenta de la suma que supone, sería dos veces más que la suma anual necesaria para erradicar la pobreza extrema en las primeras décadas del siglo XXI. Pero, ¿a quién le importa reducir las desigualdades?

Elvina Mocellin

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

Facebook IconYouTube IconTwitter IconLinkedInLinkedIn