Estás en: Fundación Vida Sostenible > Informe > Sociedad y Medio Ambiente > Biodiversidad > Especies amenazadas > Veto a experimentos con grandes primates

Sociedad y Medio Ambiente

Veto a experimentos con grandes primates

Septiembre 2010

Los Veintisiete acordaron el pasado 12 de mayo endurecer las normas para los experimentos científicos con animales. Los experimentos con grandes primates, los más parecidos a los humanos (chimpancés, gorilas y orangutanes) tienen los días contados en la Unión Europea, con alguna excepción. 



El texto consensuado por los ministros europeos, con la abstención de Alemania, insta a que los experimentos con animales se sustituyan, en la medida de lo posible, por métodos alternativos científicamente satisfactorios. Recomienda también que reduzca al mínimo el uso de seres vivos, sin poner en entredicho la calidad de los resultados y, en la medida de lo posible, el dolor que se les causa. 



Veta, con alguna salvedad, el uso de animales que no hayan sido criados en cautividad, prohíbe expresamente el uso de perros vagabundos, y exige que cada experimento sea evaluado y autorizado. 



Entrará en vigor siete años después. De hecho, la prohibición de experimentar con animales en la industria cosmética de la UE entró en vigor hace un año, seis años después de que las autoridades lo acordaran tras 10 años de debate. 



Tanto ANDA (la Asociación Nacional para la Defensa de los Animales) como el Proyecto Gran Simio coincidieron en que la nueva norma es positiva, aunque criticaron que se deje varias puertas abiertas. La que más les preocupa es que permite el uso excepcional de grandes simios en una prueba si se considera vital para la supervivencia de la propia especie o para tratar un inesperado brote de una enfermedad muy grave para los humanos. 



El Parlamento Europeo aprobó el pasado septiembre la directiva comunitaria que busca reducir los experimentos científicos con animales. Se permitirán siempre que no haya alternativa y, en todo caso, quedan excluidos los grandes simios. 



La normativa, consensuada con el Consejo, da dos años a los estados para incluirla en su legislación. Una vez en vigor, la investigación científica deberá usar métodos alternativos a la experimentación con animales siempre que sea posible y reducir al mínimo los ensayos con estos sin comprometer la investigación, informa Efe. 



La nueva normativa prohibe el uso de grandes simios, como chimpancés, gorilas u orangutanes, en experimentos científicos. Aunque la Comisión propuso también prohibir el uso de otros primates como los macacos, los eurodiputados no lo han aceptado al considerar que esta limitación podría perjudicar la investigación de enfermedades neurodegenerativas. 



Salvo en el caso de grandes primates, el uso de animales en experimentos científicos estará permitido en la investigación fundamental, la aplicada a las enfermedades de seres humanos, animales y plantas o el desarrollo de productos farmacéuticos y alimentos. La nueva norma introduce inspecciones, algunas por sorpresa, en los laboratorios para garantizar el cumplimiento de estas medidas.

Fuentes: 


El País, 12 mayo 2010
Público, 9 septiembre 2010

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

Facebook IconYouTube IconTwitter IconLinkedInLinkedIn