Estás en: Fundación Vida Sostenible > Informe > Sociedad y Medio Ambiente > Salud > Riesgos > ¿Somos electrosensibles?

Contaminación electromagnética

¿Somos electrosensibles?

Con la evolución de la tecnología se ha incrementado la exposición a ondas electromagnéticas. Casi todos tenemos un móvil, un ordenador, una televisión o cualquier otro tipo de aparato electrónico, éstos emiten una pequeña dosis de radiación a la que estamos expuestos continuamente debido a nuestra adicción a la tecnología. No sabemos vivir sin el móvil, necesitamos estar en las redes sociales, descargarnos archivos, fotos, videos, etc… y una constante comunicación vía whatsApp. Exigimos más zonas Wifi, pero no nos damos cuenta que estamos recibiendo la radiación que están produciendo. Hay diferentes tipos de ondas electromagnéticas dependiendo de su frecuencia. La radiación que producen los móviles, antenas de teléfonos, televisores, ordenadores, etc. son radiaciones no ionizantes que no producen efectos tan drásticos como por ejemplo los rayos gamma pero si que son perjudiciales para el ser humano como hemos podido comprobar.

El Centro Internacional de Investigaciones sobre el Cáncer ha clasificado los campos electromagnéticos producidos por los teléfonos móviles como posiblemente carcinógenos para los seres humanos. Los teléfonos móviles son transmisores de radiofrecuencias de baja potencia, pues funcionan en un intervalo de frecuencias de entre 450 y 2700 MHz y tienen un pico de potencia que va de 0,1 a 2 vatios. El aparato sólo transmite energía cuando está encendido. La exposición del usuario a las radiofrecuencias desciende rápidamente al aumentar la distancia con el dispositivo.

 

espectro

Fuente de la ilustración: “La telefonía móvil y la salud”, de Víctor Cruz Ornetta

Se ha dado ya bastantes casos de una enfermedad llamada “alergia al Wifi” o electrosensibilidad; se trata de una enfermedad generada por la exposición continuada a campos electromagnéticos y puede dar lugar a diversos síntomas como la pérdida de memoria a corto plazo, vómitos, dolores de cabeza, mareos o irritación, que se intensifican cuando el afectado permanece próximo a aparatos eléctrico. Puede que empiece afectándote el Wifi, pero luego te acabará afectando el cableado eléctrico, el teléfono…Tu cuerpo se vuelve extremadamente sensible y notas las ondas que desprende cualquier cosa que lleve enchufe. Se puede confundir sus síntomas con los de la depresión, ya que las ondas reducen la producción de serotonina en el cerebro, un antidepresivo natural que si deja de generarse puede producir tristeza, cansancio y finalmente la depresión.

Estamos continuamente expuestos en nuestra vida diaria a la radiación electromagnética, y las personas que padecen de esta sensibilidad se ven obligados a tomar medidas como el irse fuera de las ciudades hacia lugares desiertos y remotos que no estén afectados por este boom de la telefonía. Esta enfermedad afecta sobre todo a personas con el sistema inmunitario debilitado o en fase de desarrollo (niños, ancianos, enfermos..). No es mortal pero se puede acabar degenerando en enfermedades como el cáncer o provocar diversos trastornos neurológicos en caso de no reducirse la exposición. Afecta a la hormona melatonina, que regula el sistema inmunitario y hormonal (según estudios del profesor José Luis Bardasano), o puede producir daños en el ADN que transporta la información genética de las células (informe REFLEX). Según estimaciones para las sociedades modernas la población electrosensible oscila ya entre el 3 y el 5%, lo que eleva a unos 13 millones el número de europeos que lo sufren.

Suecia fue el primer país que reconoció la electrosensibilidad como enfermedad y la aceptó como causa de baja laboral (invalidez física), elevándose ya la cifra de afectados a 290.000. En Suecia hay tratamientos especializados para aquellos que padecen esta enfermedad, hay protocolos específicos y normas que impiden la colocación de antenas allí donde puedan afectar a la salud pública. Todavía no se dispone en España de un tratamiento específico para la electrosensibilidad electromagnética al no conocerse totalmente las bases que la causan. El método más eficaz es evitar o reducir al máximo la exposición a cada fuente de radiación electromagnética.

Otras recomendaciones para personas que padezcan esta enfermedad son, por ejemplo, comer alimentos ricos en melatonina (como nueces, avena..), sustituir los teléfonos inalámbricos por teléfonos con cable, limitar el uso del móvil (manteniéndolo lo más lejos posible de la cabeza y del cuerpo); sustituir las redes Wifi por cables para evitar ondas de alta frecuencia; cambiar ropa sintética por tejidos de origen natural o caminar descalzo sobre césped para descargarse gradualmente la electricidad estática acumulada. Ha habido ya varios casos de baja laboral por esta enfermedad, como por ejemplo en Francia, donde el Tribunal de Justicia de Toulouse reconoció a una mujer su derecho a una pensión de 800 € mensuales por considerarla víctima del “síndrome de hipersensibilidad a las ondas electromagnéticas”.

En España se ha dado el caso de Minerva Palomar, quien padece además sensibilidad extrema a productos químicos, fátiga crónica y fibromialgia, en el 2011 se convertía en España en la primera trabajadora a la que un juez concedía “la incapacidad laboral permanente y absoluta”, dotándola con una pensión equivalente al 100% de su sueldo. Estamos en una era donde la tecnología se ha apoderado de nuestras vidas y ya estamos sufriendo las consecuencias, personas que tienen que abandonar sus casas porque no son capaces de soportar la situación que están viviendo, la desatención tanto sanitaria como por parte del gobierno por no reconocer esta enfermedad, de no poder caminar por la calle porque todo el mundo esta enchufado a sus móviles y al Wifi…Lo único que nos queda es dejar las ciudades y volver a una vida rural.

Patricia Pinel

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

Facebook IconYouTube IconTwitter IconLinkedInLinkedIn