Estás en: Fundación Vida Sostenible > Informe > Cambio climático > Protocolo de Kioto > Resultados > Situación de los gases de efecto invernadero

Cambio Climático

Situación de los gases de efecto invernadero

Junio 2012.

Europa cumple la reducción de emisiones del protocolo de Kioto.

Según publicaba el periódico “el país”, Europa cada vez está más cerca de alcanzar los objetivos de reducción de gases de efecto invernadero fijados para el año 2020. La Agencia Europea del medio ambiente hizo públicos los datos definitivos del año 2012, en los que muestran que los 15 países de Europa que firmaron el Protocolo de Kioto han logrado el objetivo conjunto: reducir las emisiones de gases de efecto invernadero de 1990 (año base para los cálculos de Kioto) en un 8%, aunque individualmente no todos han cumplido el objetivo del Protocolo de Kioto.

Tras varios años de descenso, en 2012 los registros muestran una caída de las emisiones del 1,3% en la Unión Europea con respecto al año 2011. El Protocolo de Kioto fue firmado en 1997 por 15 países que se comprometieron a reducir las emisiones de gases de efecto invernadero: Inicialmente la reducción de cada país debía ser de un 8%, pero al ver que la situación estaba muy desequilibrada, se decidió compensar de modo que algunos debían reducir aún más del 8% y otros podían aumentar sus emisiones.

El cumplimiento de Kioto se mide por las emisiones para la media del periodo 2008 – 2012 con respecto al nivel de 1990. Alemania fue uno de los países que más tenía que reducir sus emisiones con un 21% y en ese intervalo ha reducido un 23,62%, por lo que ha cumplido las expectativas. Los casos de Luxemburgo y Dinamarca no son tan favorables, cada uno debía reducir sus emisiones en un 28% y 21% respectivamente y no han logrado el objetivo ya que se han quedado en un 8,74% y 15,03 respectivamente.

España podía aumentar sus emisiones hasta un 15%, pero durante las mediciones de estos años las ha aumentado hasta el 23,68%, lo que supone no conseguir cumplir con el objetivo de Kioto. Otros países que tampoco han cumplido con lo acordado han sido Austria, que tenía que disminuir en un 13% y ha aumentado sus emisiones en 4,91% e Italia, que tenía que lograr una reducción del 6,5% y sólo ha conseguido un 4,16%. Sin embargo, globalmente los 15 países de Europa han disminuido en 11,85% sus emisiones, y supera el objetivo del 8%.

El sector transporte como principal fuente de emisión en Europa

El sector del transporte es la principal preocupación en materia de emisiones de gases de efecto invernadero. Las emisiones del transporte crecieron de forma paulatina entre 1990 y 2007, pero descendieron en los cinco años siguientes, y según la Agencia europea del Medio Ambiente sobre el cumplimiento del Protocolo de Kioto y sus compromisos de disminución de emisiones muestran que los gases de efecto invernadero se redujeron en la mayoría de los sectores entre 1990 y 2012 a excepción del transporte que aumentó la emisión en ese intervalo.

Por el contrario, el sector de las manufacturas y la construcción fue el que más redujo en términos absolutos las emisiones de gases de efecto invernadero gracias a la mejora en la eficiencia de las plantas de hierro y acero, según la Agencia Europea de Medio Ambiente. Seguido de la energía para la industria y en tercer lugar se encuentra la agricultura, industria y el sector residencia/comercial, se considera que provocado por la mayor eficiencia energética de los edificios.

El crecimiento de la población (ha aumentado en 31 millones desde 1990) o el aumento del PIB per cápita (creció en la UE del 36% entre 1990 y 2012) han tenido un efecto negativo en las emisiones, ya que implica un aumento de éstas, según apunta la Agencia Europea de Medio Ambiente. Otras acciones como la transición hacia las energías renovables o el gas natural ha bajado el porcentaje de CO2 en un 16% en el sector de la energía en los últimos 22 años.

Situación en China

China es el país que más CO2 emite a la atmósfera, por eso son claves las políticas que implemente para la reducción de estas emisiones. El carbón representa aún hoy el 70% de los recursos energéticos chinos y el cambio es complicado, pero este asunto ya se ha convertido en una de las principales preocupaciones del gobierno chino, que anteriormente no quiso entrar en el Protocolo de kioto. Por eso ha surgido la primera iniciativa para ponerle límites absolutos a sus emisiones de CO2, que han crecido un 50% desde el año 2005. El objetivo será escrito en el próximo plan para cinco años en China que entra en vigor en 2016, dijo He Jiankun, presidente del Comité Asesor sobre Cambio Climático de China, en una conferencia en Pekín.

El compromiso no consiste en reducir las cuotas del volumen total de emisiones si no en recortar las emisiones de CO2 por unidad de PIB. Es decir, este sistema reduciría la intensidad energética mediante la introducción de tecnologías verdes y el incentivo de la inversión en las renovables, sin embargo su compromiso no será reducir la tasa total de emisiones para que su economía no se vea afectada.

Otro de los posibles objetivos será lograr para 2030 que el 15% del consumo eléctrico interno chino proceda de reactores nucleares o renovables, con el fin de reducir la producción eléctrica con fuentes fósiles.

Situación en EEUU

Es el segundo país que más gases de efecto invernadero emite a la atmósfera, pero ha puesto en marcha un cambio: EEUU presenta una propuesta para reducir sustancialmente las emisiones de CO2 en las plantas de energía. La propuesta consistirá en reducir las emisiones de este gas contaminante de las centrales termoeléctricas alimentadas con combustibles fósiles, incluidas las 600 plantas de carbón de EEUU, en un 25% de las emisiones para 2020 y hasta un 30% para 2030 con respecto a los niveles de 2005, según han adelantado varios medios.

En breves se espera que se emita la nueva orden ejecutiva de Obama, que está previsto que comience a aplicarse en junio de 2015, en la que cada estado de EEUU establezca, según sus necesidades, su combinación de fuentes de energía. De este modo, los Estados podrían aumentar la producción de energías renovables o intercambiar permisos de emisiones con otros Estados, sin ser necesario el cierre de centrales térmicas de forma inmediata.

La Cámara de Comercio estadounidense ha pronosticado que costará unos 50.000 millones de dólares al año a la economía y aumentará los costes de la energía. Sin embargo, Obama aseguró que “en sólo el primer año que estén en efecto estos estándares, se evitarán casi 100.000 ataques de asma y 2.100 ataques al corazón, y esas cifras seguirán subiendo”.

Tanto China como EEUU es la primera vez que anuncian planes radicales para la reducción de gases de efecto invernadero. Esto mejora las expectativas de lograr un acuerdo global sobre esta problemática en La cumbre del Clima de París 2015. Además el pasado mes de enero, la Comisión Europea propuso un objetivo obligatorio de recorte de emisiones de estos gases del 40% para 2030 y ambos países tiene un papel fundamental en este objetivo.

Situación en España

Para España con los datos ofrecidos en 2004, la situación podría haber sido peor: Su emisión de gases de efecto invernadero era del 53% (las titulares de la oficina de Cambio Climático del gobierno dicen que está mejora de la situación se ha debido a la recesión que ha reducido la producción industrial y el transporte).

Entre 2008 y 2012 el Gobierno español ha gastado más de 800 millones de euros en comprar derechos de emisión puesto que su situación era muy complicada, y en previsión a no poder alcanzar los objetivos que establecía el Protocolo. 770 millones correspondieron al gobierno socialista y otros 42 millones en la época del PP para comprar a Polonia parte de su exceso de emisiones.

Durante el mes de febrero de este año, se anunció la intención de presentar una “hoja de ruta” gubernamental para el 2020, con punto de partida en el año 2013, con una serie de medidas para reducir las emisiones de gases de efecto invernadero en los llamados sectores difusos, como el transporte, los hogares o la agricultura, y que incluye una evolución de las emisiones, en función de las previsiones económicas, sociales, energéticas, industriales, de transporte, entre otras. Este sector supone el 60% de todas las emisiones. El ex ministro Arias Cañete dijo que pedirá en la Unión Europea que cuando se reparta la cuota de reducción de emisiones, se tenga en cuenta el esfuerzo que hace cada país según su realidad y que los esfuerzos debían de ser proporcionales.

Fuentes:
elpaís.com, 3 junio de 2014
Portalminero.com, 5 junio de 2014
Latercera.com, 5 junio de 2014
Mercadosdemedioambiente.com, 4 junio de 2014
Elmundo.es, 2 junio de 2014
elpaís.com, 10 febrero de 2014

Un comentario sobre
Situación de los gases de efecto invernadero

  1. Increible que corriendo los tmpeios que corran se sigan viendo este tipo de instalacione sy no se haga nada por evitarlo.Claro, que segfan grandes poledticos, el cambio clime1tico no existe, es impensable hablar de emisiones cuando atravesamos una crisis econf3mica y ademe1s la Tierra este1 ahed fanicamente para servirnos a nosotros.Ased nos va…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

Facebook IconYouTube IconTwitter IconLinkedInLinkedIn