Estás en: Fundación Vida Sostenible > Informe > Agua > Eficiencia en el consumo > Tecnología ahorradora > Sistemas ahorradores de agua en casa

Agua

Sistemas ahorradores de agua en casa

Noviembre 2011.

Sistema de almacenamiento del agua fría que se encuentra en la tubería del agua caliente

Unos investigadores de la Universidad de Castilla-La Mancha(UCLM) ha desarrollado un sistema de ahorro de agua doméstico, que permite almacenar el agua fría que se encuentra en la tubería del agua caliente antes de que empiece a funcionar el calentador y que habitualmente se desperdicia.

La explicación a la utilidad de este sistema es que la cantidad de agua potable que se desperdicia mientras se espera a que llegue el agua caliente al grifo depende fundamentalmente de la distancia que separa el calentador de agua, el diámetro de la tubería que hay entre ambos o con el tipo de sistema calentador de agua. El grifo y la bomba desarrolladas por la UCLM consiguen almacenar el agua que habitualmente se desperdicia mientras que llega el agua caliente y por tanto, reducir el consumo innecesario.

Apostando por la sostenibilidad y teniendo en cuenta los costes de 1 metro cúbico de agua (captación, potabilización, suministro, alcantarillado y depuración) más los KW/h que necesitan para este proceso, el sistema patentado supondría un ahorro importantísimo.

Tiene como ventajas el bajo coste y la fácil instalación, ya que un fontanero tardaría menos de una hora en llevar a cabo la instalación de todo el sistema, ya que solo es necesario colocar una pequeña bomba en las proximidades del calentador y sustituir el grifo por uno nuevo.

Los promotores de esta idea creen que se podría poner en marcha un planteamiento similar al “plan renove” que promueve el cambio de los grifos actuales por otros más eficientes. Todavía está en fase de desarrollo ya que se buscan empresas que quieran obtener la licencia de la patente para fabricar y comercializar este sistema de ahorro de coste reducido, ya que no hay mucha diferencia entre el coste de fabricación de un grifo para ahorro de agua y el de uno normal.

Reguladores de caudal

Cada año se calcula que se pierden en España algo más de 900 hectómetros cúbicos de agua a causa de roturas y fugas en las conducciones.

Por las instalaciones de una vivienda circulan más de 250.000 litros de agua al año y se calcula que anualmente se pierden 927 hectómetros cúbicos por roturas y fugas en la distribución de agua en los núcleos urbanos. Esta cifra, supone el 19% del agua que se consume en España.

Con independencia de las campañas de concienciación para modificar los hábitos domésticos sin afectar a la calidad de vida, estudios realizados en 24 ciudades y pueblos de España han estimado que, en un edificio de viviendas, es posible reducir hasta un 30% el consumo total de agua a base de introducir mecanismos reguladores de los caudales y tiempos de uso de aparatos sanitarios.

Mecanismos

La contribución de cada vivienda a la reducción del consumo puede comenzar mediante la instalación de unos sencillos economizadores en los grifos, duchas e inodoros, que permiten ahorrar hasta un 50 % del agua que habitualmente se consume, sin restar comodidad al usuario.

Entre los mecanismos que ahorran agua deforma sencilla están los reguladores de caudal que se enroscan en la boquilla exterior de los grifos.

Los atomizadores funcionan como difusores de agua, produciendo la atomización del agua en pequeñas gotas. Los perlizadores, mezclan el aire con agua, de forma que las gotas de agua salen como “perlas” de distintos tamaños, aumentando la velocidad del chorro de salida con un reducido caudal de entrada. Con ambos métodos se consigue un caudal menor, aumentar su eficacia y producir una sensación de mayor corriente.

Existen otros sistemas economizadores de agua como los dispositivos antifugas, cuya válvula interna corta el paso cuando se produce una depresión.

Respecto a los sistemas de grifería, los grifo monomandos o termoestáticos permiten cortar la ducha mediante el enjabonado y volver a abrirla sin necesidad de ajustar de nuevo la temperatura del agua, facilitando el ahorro. Los nuevos modelos incorporan un cartucho de apertura de frío, evitando el consumo innecesario de agua caliente de los monomandos tradicionales. También se utilizan los grifos de detección de presencia y los grifos para lavabo y ducha con temporizador.

En el caso de los inodoros, nos encontramos con que muchos modelos antiguos utilizan más agua de la necesaria (10-15 litros). La normativa europea limita la capacidad de las cisternas a 9 litros, aunque varios fabricantes han lanzado al mercado modelos de seis litros y con pulsador de corte de descarga a tres litros, o bien doble pulsador.

Si los modelos de los inodoros son antiguos, también existen sistemas sencillos para reducir su capacidad, como introducir dentro de una cisterna dos botellas llenas de agua, o simplemente, sustituir el viejo mecanismo de descarga por uno ahorrador.

Fugas

Las fugas son uno de los mayores problemas a la hora de controlar el consumo de agua. Pueden ser debidas a una instalación defectuosa en el recorrido de las tuberías, desde el contador hasta los grifos, o ser fugas visibles causadas por goteos en los grifos o en los inodoros.

Es conveniente revisar la junta de las griferías cambiarla siempre que sea preciso y remplazar cualquier pieza de inodoro que esté gastada, oxidada o doblada.

Una forma de evitar posibles fugas, despistes o inundaciones, debidas a una ausencia prolongada en la vivienda, consiste en dejar cerrada la llave de paso general, interrumpiendo su suministro a la vivienda, además una medida de ahorro puede consistir en cerrar un poco esta llave, permitiendo el paso de menos volumen de agua.

También es recomendable instalar una válvula termostática (mezcla de agua fría y caliente) en la salida del termo, para no perder el tiempo, agua y energía obteniendo la temperatura deseada. 


Nuevos contadores de agua

Las fincas madrileñas tienen de plazo hasta julio 2009 para instalar contadores en cada una de las viviendas. Les obliga la Ordenanza de Gestión y Uso Eficiente del Agua en Madrid.

Hoy, todavía hay 5% de las comunidades de Madrid que tienen los contadores centralizados en un cuarto. Pero hay muchas más que ni siquiera tienen contador y tampoco conciencia de ahorro de agua. Además, los tradicionales contadores mecánicos no son cómodos.

Con la lectura vía radio de los nuevos contadores, se evitan errores de lectura, pero también se detecta si una vivienda tiene una fuga constante de agua o si el contador está averiado. También se detectan alarmas y fraudes. 

La instalación es sencilla, incorpora un módulo de radio que permite tomar lecturas con un ordenador de mano PDA.

Agua de lluvia

Debemos reconocer que para muchos usos caseros no se necesita la calidad del agua potable, para ello podemos recurrir a la instalación de un sistema de recogida de aguas pluviales. Si se instala un sistema de recogida de agua pluvial en una casa ya construida, se aconseja utilizar depósitos de polietileno en el sótano, cuando se realice en una nueva edificación, siempre se recomienda un depósito enterrado.

Para este tipo de instalaciones de recogida de agua y para otras en las que es necesario por una insuficiente presión del agua suministrada por la red pública, se requiere la utilización de bombas para aumentar la presión del agua. Una forma de ahorrar energía es utilizar equipos de bombeo con velocidad variable, de forma que la velocidad y el caudal se adapten a la demanda de la instalación, evitando los golpes de presión en instalaciones interiores y los excesos de caudal.

Otra forma de ahorro puede materializarse en el mantenimiento de las piscinas, de forma que si se cubre la piscina mientras no se utiliza se reduce la evaporación de agua, y si se limpia a menudo (una vez por semana) no será, necesario cambiar el agua durante algunos años. Existen por otro lado nuevas tecnologías, además del uso del cloro, que mejoran la desinfección y mantienen durante más tiempo las condiciones de higiene, como la electrólisis salina y el sistema de rayos ultravioleta. 

Riego de jardines 

El jardín es un gran consumidor de agua, pero existen medidas para reducirlo, sin disminuir sus valores naturales, ornamentales o estéticos.

Es conveniente evitar la instalación de grandes superficies de césped. Ante ello, existen alternativas como la técnica conocida como “mulch” que utiliza materiales orgánicos e inorgánicos, como piedras, arena, gravas o corteza de árboles, para cubrir superficies del jardín”.

Este sistema regula la temperatura suelo, mantiene mejor la humedad y reduce las pérdidas de agua por evaporación. 

Gran parte del éxito del jardín se basa en un óptimo diseño del sistema de riego. Si se opta por un sistema mecánico hay que tener en cuenta la mejor ubicación de los aspersores, difusores y goteos para asegurar una cobertura perfecta a todas las plantas y zonas del césped.

En el caso de utilizar riego por aspersión, es importante dimensionar correctamente el sistema de tuberías y aspersores en función de las superficies de cobertura, espaciamiento, consumo y uniformidad del riego, para evitar sobrerriegos o riegos de zonas adyacentes. Una buena opción es automatizarlo, programando la duración y el horario de los riegos.

Los sistemas de riego más ahorradores son los que suministran el agua de forma localizada, como el riego por goteo. Este consiste en una red de tuberías enterradas bajo el césped con una separación entre una y otra de 20 ó 30 cm. llevan insertados goteros, también, cada 20 ó 30 cm, con lo cual se consigue un manto uniforme de humedad en la zona de las raíces de las plantas.

Con este sistema se evitan los charcos y escorrentías que produce el riego, por aspersión tradicional y las roturas accidentales de los aspersores. El inconveniente principal es que todavía no existe un gotero antiobstrucción, lo cual conlleva la posibilidad de que haya que levantar el césped para sustituir goteros obstruidos.

Sistema AQUS

Aqus ,es un dispositivo de optimización y ahorro abundante de agua. El dispositivo se encarga de reutilizar el agua sobrante que día a día utilizamos en el lavamanos del baño, para almacenarla temporalmente y alimentar el depósito de la cisterna en el momento que se necesite, ahorrando unos 15 lts de agua aproximado por persona y día. En un edificio con una concurrencia media de 100 personas tendría un ahorro de 1500 lts de agua diarios. El dispositivo está patentado y distribuido por la empresa Sopactel S.L.

Enlaces de interés:

www.sopactel.com/
http://www.plataformasinc.es

Fuentes: 

ABC, 29 julio 2005
El País, 28 noviembre 2008
Fundación vida Sostenible, 18 junio 2009
Ecoticias.com, 30 noviembre 2010

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

Facebook IconYouTube IconTwitter IconLinkedInLinkedIn