Residuos

Reciclaje de los bricks

Agosto 2012

El brick ha sido uno de los envases polémicos en nuestro país, ya que, pese a sus ventajas económicas, siempre ha poseído muy pocas ventajas ambientales. Este envase, hasta hace poco, no podía reciclarse al 100%, aunque esto ha cambiado. 



En un primer momento, para comenzar el reciclado, hay que depositar los envases en los contenedores amarillos. Esta es una parte importante en la que, en España, hemos dado un gran salto. 


En 1998 sólo se reciclaba un 2,7% de los envases que se consumían, mientras que en 2010, 12 años después, se llegaron a las 71.000 toneladas de bricks para reciclar, lo que supone un 53,2% de los envases consumidos. Esto muestra una preocupación cada vez mayor por el medio ambiente. 


Para fomentar esta preocupación y el reciclado, Tetra Pak, está colaborando con el reciclaje de los envases tipo brick poniendo en estos una serie de mensajes e iconos que indican el contenedor en el que debe depositarse el envase: “este envase al contenedor amarillo” o “separa para reciclar”. 



Una vez que los bricks se encuentran en contenedor correcto, se produce la recogida y transporte de estos hasta la planta de reciclado. 


Los bricks están compuestos de papel (75%), polietileno (20%) y aluminio (5%). Este era el principal problema a la hora de conseguir un reciclaje completo. 


Actualmente, para su completo reciclado, se separan las fibras de cartón del resto utilizando un hidropulper (depósito con una hélice en el centro, donde se mojan los bricks y se van separando las distintas capas; luego, a través de una serie de filtros, la fibra de papel queda totalmente separada). 


Estas fibras pueden ser reutilizadas en la fabricación de productos de papel. 



Para el resto de materiales, se utiliza la pirólisis, que permite aprovechar de forma separada el polietileno y el aluminio de los bricks. 


El polietileno se valoriza para conseguir energía, mientras que el aluminio se recupera en forma de lingotes muy puros para todo tipo de aplicaciones: coches, aviones, ventanas… 


Este proceso es autosostenible, debido a que la cámara de pirólisis se calienta con parte del aceite y del gas obtenido en el proceso, y el resto se utiliza para producir el vapor necesario en la fábrica de papel, lo que supone un incremento de la eficiencia energética y un notable ahorro de combustibles y agua. 



Esta iniciativa ha recibido recientemente el premio de la Unión Europea “Best of the Best” en los proyectos LIFE-Environment.

Enlaces de interés:

www.ecoembes.com/
www.tetrapak.es

Fuentes:

Revista Ecoembes, Nº 20, octubre 2004
Rcir.es, número 16 julio 2012

2 comentarios sobre
Reciclaje de los bricks

Responder a Ines Cancelar respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

Facebook IconYouTube IconTwitter IconLinkedInLinkedIn