Estás en: Fundación Vida Sostenible > Informe > Agua > Gestión del agua > Distribución y tratamiento > Progresión de las reservas de agua

Agua

Progresión de las reservas de agua

Septiembre 2014

Situación en 2014

La situación de los embalses de las diferentes comunidades autónomas de nuestro país es cada vez más heterogénea.

Las últimas estimaciones de las capacidades de los embalses muestran una fuerte desigualdad de agua de unas comunidades a otras. Los embalses de las regiones de Andalucía, Aragón, Cataluña, Madrid, Cantabria y Castilla y León están a un 65% de capacidad en valores medios, siendo la que más agua posee Cataluña con un 80% de capacidad de sus embalses, seguida de Madrid con un 72%.

Las comunidades más afectadas por las fuertes sequías se ven resentidas ante la falta de agua en sus regiones, son el caso de Valencia, La rioja y Murcia cuyos datos de almacenamiento de agua no superan el 35% de capacidad en sus embalses. La peor situación sin duda la ha experimentado la comunidad valenciana y Murcia que poseen datos alarmantes sobre la capacidad de sus embalses, llegando estos a tan solo un 29%.

Las estimaciones de Otoño prometen para las comunidades en alerta de sequías, según la NOAA tendremos un octubre bastante lluvioso en nuestro país, con ligeras anomalías positiva en zonas del noreste y noroeste peninsular, pero poco significativas. Estas precipitaciones desencadenarán la subida del volumen de agua en los embalses, sobre todo en comunidades como Galicia, Asturias y Cantabria donde se estima que haya una alta probabilidad de lluvias torrenciales.

Situación en 2012

España sufrió el periodo invernal con menos lluvias desde los años 40. La sequía afecta a toda España en general, aunque hay zona críticas como las Islas Canarias, donde la falta de agua amenaza ya a la agricultura local.

Barcelona ha registrado este invierno 44 días seguidos sin llover, desde el 3 de diciembre hasta el 15 de enero, lo que supone la tercera serie seca más larga en la ciudad, lo mismo que Málaga entre el 3 de diciembre y el 15 de enero. En Madrid no cayó ni una gota de agua del 17 de diciembre al 1 de febrero, y León no ha tenido precipitaciones desde el 27 de enero.

Esta falta de lluvias ha favorecido la aparición de incendios forestales. En Galicia las autoridades han activado dispositivos contra incendios mucho antes de la temporada de alto riesgo, que suele comenzar en junio, después que en los últimos días, varios incendios hayan quemado más de 400 hectáreas.

Además, su reserva hidráulica sigue mermando cada día, por ejemplo, la zona de Galicia Costa, se encuentra al 51,9 % de su capacidad.

La situación de los embalses españoles en general también es preocupante, ya que su nivel, está bajando gradualmente, aunque se mantiene relativamente alto gracias al agua acumulada desde el invierno de 2009. En su último informe el Observatorio Nacional de sequía (ONS) considera que la reserva hidráulica peninsular alcanzaba el 62,4% de su capacidad el 21 de febrero, por debajo del valor registrado en la misma fecha del año anterior que ascendía hasta un 77,4%. A pesar de estos datos, el abastecimiento de agua no corre, por el momento, un serio peligro al contrario que el campo.

Situación a inicios de 2008

Los embalses españoles se encuentran al 43,7% de su capacidad, pese a ello, la diferencia es significativa si analizamos las distintas cuencas.

Existe una gran variabilidad según la zona en la que nos encontremos, este año ha sido muy seco para las zonas en las que más llueve, como Galicia y Cataluña. Las cuencas de Cataluña tienen sus reservas al 22%, y en Vigo, las lluvias han estado un 45% por debajo de la media.

Por otro lado, la Comunidad Valenciana, Mallorca, Zamora y Zaragoza han tenido un año muy húmedo. Los embalses de Entrepeñas y Buendía, que abastecen el trasvase Tajo-Segura están al 11,6% de su capacidad y sólo 44 hectómetros por encima del límite que impide trasvasar agua, mientras que la cuenca del Segura está al 15%.

Para subsanar las deficiencias, se están tomando distintas medidas. En caso de el Ebro, el gobierno pone restricciones al uso del dominio público hidráulico y a las dotaciones del suministro.

En la cuenca del Júcar y el Segura se ha rebajado la dotación dada al regadío. En Málaga, la situación es complicada, ya que el 2007 fue un año muy seco, por lo que se ha tenido que declarar un decreto de sequía y restricciones al regadío.

Situación a mediados de 2006

En agosto de 2006, las reservas habían perdido 723 Hm3 en la decimoquinta bajada consecutiva, para dejar las reservas en el 43,6% general, un punto menos que el 2005, el año más seco en una década. Había seis cuencas por debajo de la mitad de su capacidad: la del Segura (13%), la del Júcar (15%), y la del Guadalquivir (menos del 35%) eran las que presentaban niveles más preocupantes. Los pantanos del Ebro están al 45%, frente al 50% de 2005, mientras que la situación mejoró en las cuencas del Duero (53,7% frente al 44,1% de 2005), y el Tajo (43,8% frente al escaso 36% de 2005). Las reservas de cabecera del Tajo están tan bajas que se han llegado al nivel de 240 Hm3 que impide trasvasar agua al Segura, 240 Hm3. Hay que recordar que aproximadamente un 10% de los embalses está constituido por lodo y fangos, inservibles para el abastecimiento.

Situación a mediados de 2005

La reserva hidráulica de la Península, en julio de 2005 sumaba 25.934 hectómetros cúbicos (48,7% del total). Entre el 19 y el 26 de julio, la reserva hidráulica disminuyó en 857 hectómetros, un 1,6% menos que la primera quincena del mes.

Ese porcentaje 48,7%, desciende algo más de tres puntos -hasta el 45,5%- si se cuentan sólo las presas que acumulan agua para el consumo. Los embalses que se utilizan para la producción de energía eléctrica están algo por encima, en el 55,4%.

Durante las peores sequías de los años noventa, sin embargo, el nivel llegó a descender por debajo del 30%; concretamente en diciembre de 1995, aunque conviene recordar que entonces se arrastraban “cuatro años de sequía”, señalan fuentes del ministerio.

Las tres cuencas del norte, desde el País Vasco (76,2%) hasta Galicia costa (57,0%), presentan porcentajes muy por encima de la media. Del resto sólo la de la parte alta del Guadiana supera el 60%. Las del Segura con un nivel del 13,6%, y el Júcar 24,5% presentan la situación mas alarmante.

A todo esto hay que añadir que las lluvias se redujeron un 35% entre enero y junio de 2005, sobre la media de los últimos 15 años. Niveles inferiores al 50% de la capacidad no se daban desde agosto de 1999.

Enlaces de interés:
www.mma.es

Fuentes: 

El País, 28 julio 2005, 30 julio 2006 y 1 febrero 2008.
El Mundo, 16 febrero 2008.
ABC, 16 febrero 2008.
Econoticias.com, 13 julio 2012.
Embalses.net, 2014.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

Facebook IconYouTube IconTwitter IconLinkedInLinkedIn