Estás en: Fundación Vida Sostenible > Informe > Sociedad y Medio Ambiente > Salud > Prácticas saludables > Prácticas eficientes en el hogar

Sociedad y Medio Ambiente

Prácticas eficientes en el hogar

Mayo 2014

Lo normal es que dediques cierto tiempo a la limpieza, el mantenimiento, las reparaciones, la gestión de desechos y a todo eso que se llamaba antes “llevar la casa”. Modernamente, la cosa se ha complicado un poco por la proliferación de productos y técnicas de limpieza, así como por las exigencias de la separación selectiva de residuos y otros cambios. Aquí intentaremos ofrecer algunos trucos para que las tareas de llevar la casa sean lo más llevaderas posibles. Recuerda que una casa sostenible da poco trabajo en mantenimiento.

Haz una limpieza sin complicaciones

Un primer paso que todos podemos dar: reducir a su justa medida la intensidad, frecuencia y uso de materiales en la limpieza. Descubrirás que se necesitan muy pocos utensilios y no mucho tiempo para hacer una limpieza en condiciones de tu casa. La clave está en la constancia y la regularidad. Haga frío o calor, limpia tu casa el día que tengas previsto para ello. La ventaja principal de este sistema es que no tendrás que hacer limpiezas heroicas esporádicas, de esas que dejan agotado a cualquiera. La segunda ventaja es que no tienes que usar casi nada, aparte de una escoba, un estropajo y una bayeta. Tal vez necesites unas gotas de limón en el cubo de la fregona si el suelo es de madera, pero prácticamente nada más. Por cierto: lo de aplicar una espuma mágica a la suciedad incrustada y ver como desaparece tras pasar suavemente una bayeta es un efecto especial cinematográfico, no ocurre de verdad.

Practica la limpieza, no la guerra química

Elimina de un plumazo los caros y complejos productos químicos que usabas en la limpieza. Sustituye la química por la física. Para casos difíciles, una vaporetta puede ser una buena opción, pero resultan algo engorrosas y corren el peligro de terminar olvidadas en el fondo de una armario junto a la yogurtera y la licuadora. Se trata de una cuestión de sentido común. No necesitas jabones bactericidas, y es normal que compartamos nuestro hogar con toda clase de seres vivos. Se trata de mantenerlos a raya, no de exterminarlos. Por ejemplo, para mantener alejadas a las cucarachas, una barrera de ácido bórico es mucho mejor que espolvorear insecticida tóxico por toda la casa.

Conoce tus máquinas, úsalas con conocimiento y haz un buen mantenimiento

Es interesante investigar las posibilidades de todas las máquinas y cacharros que comparten espacio contigo en tu casa: esto va desde los programas de la lavadora a los utensilios de cocina o el mismo mecanismo de las persianas. Para manejar bien hay que conocer. El único problema aquí es encontrar los manuales de instrucciones, que se guardaron tan cuidadosamente cuando se compró el aparato que luego no aparecen por ninguna parte.

Repara todo lo que puedas

“Reparar” es una palabra malsonante en el mundo actual. Pero arreglar, enmendar, estirar, acondicionar y renovar en general es uno de los puntos fuertes de la autosuficiencia y de la sostenibilidad. Necesitarás tan sólo un criterio eficaz (es cierto que algunas cosas no tienen reparación posible), unas cuantas herramientas, algunos amigos manitas y en último término una lista de talleres que se dedican a las reparaciones. Estos establecimientos, que llegaron al borde de la extinción, están volviendo con fuerza.

Organiza bien tus residuos y avanza hacia el residuo cero

El truco está en no pensar en un montón de maloliente basura, sino en una colección de objetos potencialmente valiosos. Ayúdate con cajas especiales para guardar papel y otros contenedores para residuos especiales. También puedes probar el reciclaje creativo, que te permite transformar residuos en objetos útiles y agradables para la vista. Y siempre puedes colocar parte de tu producción de residuos valiosos en manos de personas que le darán buen uso (por ejemplo, los aficionados al jabón casero aceptarán de buen grado garrafas de aceite usado). Más información sobre el hogar de residuo cero aquí.

Fuentes:

Fundación Vida Sostenible, mayo 2014

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

Facebook IconYouTube IconTwitter IconLinkedInLinkedIn