Estás en: Fundación Vida Sostenible > Informe > Sociedad y Medio Ambiente > Biodiversidad > Espacios naturales > Paralelo 38: frontera de vida salvaje

Sociedad y Medio Ambiente

Paralelo 38: frontera de vida salvaje

Octubre 2010

No es solo la última frontera que queda de la Guerra Fría, sino también una reserva natural de incalculable valor ecológico. Desde que fuera establecida tras el armisticio con que concluyó la Guerra de Corea (1950-53), ningún ser humano ha puesto el pie en la Zona Desmilitarizada, la franja de 240 kilómetros de largo y cuatro de ancho que divide al Norte y al Sur a la altura del Paralelo 38. Gracias a este aislamiento, en su interior se extiende un área de casi 600 kilómetros cuadrados que sobrevive como uno de los últimos bastiones de la biodiversidad del Noreste de Asia. 



Entre un millón de minas enterradas en el suelo y abundante armamento abandonado tras la contienda, aquí han encontrado refugio grullas de Manchuria, ciervos de agua chinos, patos salvajes los últimos osos y linces de la Península Coreana, así como numerosas plantas y árboles.

Según los estudios llevados a cabo por asociaciones conservacionistas, en esta franja de terreno se localiza hasta el 67 por ciento de todas las especies animales y vegetales existentes en Corea del Sur. Sin las alambradas y la protección accidental que ofrecen los miles de soldados desplegados a uno y otro lado de la Zona Desmilitarizada, algunas de dichas especies se habrían extinguido para siempre. 


Especialmente notable es el caso de las grullas de cuello rojo, una de las más raras del mundo. Al menos un tercio de toda su población depende de los humedales del Paralelo 38 en sus flujos migratorios de cada año, cuando huyen de los crudos inviernos siberianos buscando el calor del sur de China. 



Como nadie puede entrar en la Zona Desmilitarizada sin arriesgarse a que le peguen un tiro, todas estas especies son observadas desde la distancia por grupos ecologistas y científicos, que incluso han planteado la posibilidad de convertir dicha franja de terreno en una especie de banco genético para reproducir especies diezmadas o en peligro de desaparición. Es como si, a solo 50 kilómetros de las autopistas, fábricas y rascacielos de la congestionada Seúl, el tiempo se hubiera detenido en un lugar totalmente a salvo de la destructiva mano del hombre. 



Pero algunas ONG’s ya han alertado de los riesgos que se ciernen sobre el ecosistema que se ha formado a lo largo del Paralelo 38. La creciente industrialización de Corea del Sur, ha plagado el territorio de factorías cuyas chimeneas escupen constantemente humo sobre la Zona Desmilitarizada. A pesar de ser un área de población civil controlada por la tensión bélica con el Norte, el censo de la cercana ciudad de Paju, a solo cuatro kilómetros y medio de la frontera, se ha doblado hasta los 300.000 habitantes desde 2003. 


A la frenética urbanización del Sur se suma la imparable deforestación en Corea del Norte, uno de los países más herméticos y aislados del mundo dirigido con mano de hierro por el régimen de Kim Jong-il; volcada de lleno en un desquiciado programa de armamento nuclear que mantiene a su pueblo al borde de la hambruna con cartillas de racionamiento, Corea del Norte ha sufrido una severa deforestación por la tala masiva de árboles para hacer hogueras con las que calentarse en invierno ante la falta de electricidad. 



Con el fin de seguir protegiendo el paraíso natural de la Zona Desmilitarizada, los grupos ecologistas presionan al Ejecutivo de Seúl para instaurar una reserva de la biosfera y un parque de paz que debería contar con la colaboración de Kim Jong-il, quien por desgracia parece más interesado en las bombas atómicas que en el medio ambiente.

Fuentes: 


ABC, Natural, 15 octubre 2010

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

Facebook IconYouTube IconTwitter IconLinkedInLinkedIn