Estás en: Fundación Vida Sostenible > Informe > Transporte > Transporte privado > Lo sentimos, pero tu próximo coche no será eléctrico

Coches eléctricos y de los otros

Lo sentimos, pero tu próximo coche no será eléctrico

cochelectricobase1000

 

A pesar del jarro de agua fría que el presidente de Volkswagen nos tiró encima hace unos días, cuando prometió dos cosas completamente incompatibles entre sí –empezar a fabricar coches eléctricos en serio y seguir vendiendo coches diésel mucho más en serio– parece que todos estamos de acuerdo: al vehículo de motor de explosión le quedan dos telediarios. Hay razones poderosas para pensarlo así, que vamos a esgrimir utilizando dos ejemplos mientras los fabricantes europeos se aclaran.

El Plan Aire II utiliza el nuevo acrónimo VEA para decir “coche eléctrico” y lo considera un puntal de la limpieza de la atmósfera:  “Los Vehículos con Energías Alternativas (VEA) ofrecen soluciones a la necesaria disminución de las emisiones de contaminantes…”, dice, y luego explica que se refiere a coches de GLP, gas natural, eléctricos y de hidrógeno. La experiencia de coches VEA en los últimos años muestra que solamente los coches de GLP tienen alguna venta, en el sector de vehículos profesionales, los de gas natural muy pocas y los de hidrógeno testimoniales. Es muy probable que el Congreso comience a debatir la fecha de prohibición de venta de coches de motor térmico muy pronto, siguiendo el ejemplo de Holanda, Noruega, Alemania, India, China, etc.

Todos los planes autonómicos y municipales de calidad del aire incluyen estímulos a los coches VEA, es decir a los eléctricos. El Plan A de Madrid incluye una secuencia de prohibiciones que comienza dentro de unos meses con el cierre del distrito Centro al tráfico general, excepto de coches eléctricos. En 2025 se prohibirá la circulación en toda la ciudad de coches antiguos diésel, en paralelo se van a establecer restricciones de aparcamiento, etc. Los eléctricos pueden pasar por encima de toda esta secuencia de restricciones al tráfico, no les afecta en absoluto.

¿Quiere esto decir que nuestro próximo coche será eléctrico? Pues no del todo. Es muy posible que el próximo coche que usemos para ir a a trabajar sea eléctrico, pero tal vez no sea nuestro coche. Esto está en relación con el famoso peak oil, el pico del petróleo. Desde hace décadas, los agoreros energéticos explican que no hay recambio posible para el petróleo, que sin petróleo nuestra civilización colapsará. Los optimistas energéticos replican que podemos tener energía de sobra empleando las tecnologías renovables. Hay muchos estudios que demuestran que es perfectamente posible llegar al 100% de abastecimiento energético a base de renovables en 2050 o antes. Los pesimistas mueven la cabeza y aducen que eso es imposible, calculando las miles de hectáreas que habrá que cubrir de paneles fotovoltaicos, los miles de aerogeneradores, las enormes instalaciones de almacenamiento de energía que necesitaremos, las necesidades de interconexión, etc.

Cada vez se va abriendo más camino la idea de que no será posible cambiar un modelo energético derrochador fósil por otro modelo energético derrochador renovable. Algo tiene que cambiar en nuestro estilo de vida. Muchos estudiosos alegan que el objetivo 100% renovable es factible, incluso fácil, con una reducción del consumo de energía y materiales drástico, de la mitad para abajo.

Y aquí entra el coche eléctrico. El coche de motor de combustión interna es hoy por hoy la principal y casi única razón para seguir sacando petróleo de la tierra y el mar. La industria ya casi no lo usa, ni el sector residencial, ni la fabricación de electricidad (pero esta última sí usa mucho carbón). El coche eléctrico está “prediseñado” para usar electricidad renovable. Incluso puede servir para almacenarla en sus baterías por la noche, cuando el consumo baja pero los aerogeneradores siguen girando. Pero las grandes ventajas del coche eléctrico (silencioso y limpio) se anularán cuando tengamos grandes atascos de coches eléctricos. Por muy silenciosos y limpios que sean por separado, una congestión de diez o doce mil coches eléctricos sigue siendo una pesadilla ambiental.

Es verdad que tener un coche en propiedad es como tener una cuenta de Facebook o usar WhatsApp. Los más jóvenes ya no piensan comprarse un coche y usan Instagram y Telegram. La razón es que esas personas saben que con un móvil en el bolsillo tienen todos los coches del mundo a su disposición. El sistema de coches eléctricos de uso público funciona muy bien actualmente, con unos pocos cientos o miles de vehículos por ciudad, así que cabe esperar que cuando sean decenas de miles podrán sustituir con facilidad los viajes cotidianos que hoy requieren cientos de miles de vehículos. Tener un coche en propiedad será cosa de algunos aficionados, pero a la mayoría de la gente no le hará ninguna falta. Es una lástima, pero no parece probable que termines comprándote un coche eléctrico, ¡sólo tendrás que utilizarlo!

 

Hablando de coches eléctricos: hemos publicado una iniciativa para impulsar los coches electrodomésticos. Puedes apoyarla haciendo clic aquí.

 

 

3 comentarios sobre
Lo sentimos, pero tu próximo coche no será eléctrico

  1. Me interesa el tema pero estoy bastante en desacuerdo…
    Primero, se habla siempre de movilidad como si todo el mundo viviese en grandes ciudades, todo esto que se comenta aquí aplica a la gente que vive en Madrid y Barcelona, y ya. Ciudades como Bilbao, Zaragoza, Valencia, tienen problemas de movilidad claro está, pero no es comparable por ejemplo la cantidad de jóvenes que renunciarán a tener coche propio. Incluso en Madrid (Barcelona no lo conozco tan bien) ésto aplica fundamentalmente a quien vive en el centro, fuera de la M30 es difícil que una familia “normal” no tenga un coche al menos si se lo puede permitir. No necesariamente para ir al trabajo, eso es otra cosa.
    Segundo, el petróleo cómo va a ser casi la única razón para seguir sacando petróleo? Eso es una burrada, perdona que te diga. Transporte no es tampoco solo el terrestre, marítimo y aviación? A eso le sumas industrias y generación (producción de energía eléctrica) y el % de transporte terrestre no es tanto como para considerarse el unico consumidor practicamente. Y si el transporte terrestre lo divides también para sacar el peso que tiene el transporte profesional en camiones, no se.. No acabo de ver un contenedor de 20 pies empujado por un Car2go

  2. El gran problema de las energías alternativas eólicas y fotovoltaicas es que son INTERMITENTES ( a veces hay y a veces no hay, y ademas si hay cuánto va a haber) y esto dificulta y encarece muchísimo la utilización de este tipo de energías.

    Yo solo les pido que averigüen si esto que digo es cierto

  3. Creo que el artículo resulta muy arcertado, bien es cierto también que el uso del petróleo y la mayor contaminación con él viene del transporte aéreo, seguido del marítimo y después el transporte por tierra pero muy de lejos, el vehículo personal ocupa un % mínimo, en comparación con el resto. Si es cierto también que toda la industria del transporte irá cambiando, quizá más rápido que la de los coches?? pero ya veremos, en cuanto a barcos y camiones será más que probable pero la aviación civil representa más de la mitad de la contaminación y es ahí donde creo que la industria del automovil se estanca y con razón ellos no ven tan cerca el cambio, pero en cuanto se empiecen a ver proyectos para aviación será más que evidente el cambio y deberán aceptarlo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

Facebook IconYouTube IconTwitter IconLinkedInLinkedIn