Cambio Climático

Laboratorio de captura de CO2

Abril 2010

España acaba de poner en marcha el primer macrolaboratorio para explorar las posibilidades de la tecnología dirigida a la captura de carbono, aún por desarrollar. Este proyecto acaba de ser inaugurado por Endesa y se encuentra asociado a la central térmica de carbón de Compostilla, situada en Cubillos del Sil (El Bierzo, León), que cuenta con una potencia de 1.200 megavatios. La captura de carbono se realiza en una pequeña parte de la gran central térmica. La planta puede tratar 800 metros cúbicos por hora de gases de combustión y posee una capacidad de captura de entre tres y cinco toneladas de C02 al día.

Por el momento se han conseguido eficiencias del 99%, pero se está tratando de reducir el consumo de energía asociado al proceso y el precio, aunque ésta eficiencia tenga que descender al 90%. Entre las posibilidades que se está estudiando, se encuentra el almacenamiento geológico profundo, la captura de C02 y el uso del dióxido de carbono que se obtiene para otras actividades, como es la de aumentar la producción de las cosechas.

Otros proyectos que se está llevando a cabo es la construcción en El Bierzo de una planta eléctrica de carbón de 30 megavatios con un módulo de captura de C02 que una vez terminado, será el macrolaboratorio de captura de carbono más completo del mundo. Este proyecto cuenta con un presupuesto de 180 millones de euros; la primera caldera comenzará a funcionar a finales de 2010.

Aún con todo, hay voces que opinan que este tipo de proyectos son un parche para un modelo energético equivocado como es el actual, puesto que la solución no está en capturar el carbono sino en dejar de emitirlo.
Proceso de captura de C02 en la planta experimental de secuestro de carbono en Compostilla

1) Se toman los gases de la base de la chimenea.

2) La columna de absorción separa el CO2 del resto de gases por medio de las aminas, un componente líquido al que se adhiere el dióxido de carbono. El resto de gases vuelve a la chimenea de la central.

3) Después, en la columna de regeneración se separan las aminas del C02 por medio de calor. Las aminas volverán al circuito cerrado.

4) En el experimento, el dióxido de carbono vuelve a la chimenea de la central. En el futuro se prevén diferentes usos para éste: invernaderos, almacenamiento geológico, etc.

Fuentes:
El Mundo, 28 de abril de 2010

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

Facebook IconYouTube IconTwitter IconLinkedInLinkedIn