Estás en: Fundación Vida Sostenible > Informe > Sociedad y Medio Ambiente > Cultura > Buenas prácticas > La eclosión de los eco-festivales de música

Eventos sostenibles

La eclosión de los eco-festivales de música

festivales1000

>>>English version

El verano pasado, asistí sin pretenderlo a un festival de música ecológico. Al entrar en el Bois de Vincennes de París, asumí que el nombre de We Love Green reflejaba la apreciación del festival por su paisaje verde. Sin embargo, había más. Dedicado a la sostenibilidad, el festival contenía interminables filas de puestos de comida local. En lugar de la típica pizza grasienta o los nachos pringosos típicos de los festivales de música, se servía fruta fresca y alimentos ecológicos. Sin botellas de plástico a la vista, los asistentes llevaban sus bebidas naturales en vasos verdes reutilizables. Promoviendo la conciencia ambiental y la responsabilidad, los productos locales y las tazas reutilizables encarnan el ethos de We Love Green; Fortalecen la idea de una comunidad que se une para celebrar el medio ambiente mientras escucha buena música. Ni siquiera sabía que existían festivales de música sostenibles, pero ahí estaba yo, en uno de los mejores festivales verdes (1).

En todo el mundo, los festivales, grandes y pequeños, están tomando conciencia de su huella ecológica. Como ciudades temporales de celebración e inspiración, los festivales de música se han convertido en laboratorios de innovaciones ambientales. Revelando lo derrochadora que puede ser nuestra sociedad, los festivales fomentan la vida sostenible. En el informe Show Must Go On, Powerful Thinking, un think tank dedicado a la energía sostenible para festivales, destaca el impacto medioambiental de la industria de los festivales de Reino Unido Como parte del informe, Festival Vision: 2025 fue creado para reforzar la lucha de la industria festivalera contra el cambio climático. Más de 40 festivales en Reino Unido se han comprometido a avanzar hacia un futuro más sostenible reduciendo a la mitad sus emisiones y alcanzando un 50% de tasa de reciclaje para 2025. Con estos objetivos, Festival Vision: 2025 ejemplifica los esfuerzos de los festivales de música en todo el mundo para promover la sostenibilidad y reducir el daño ambiental.

Con los asistentes viajando principalmente en coche, el transporte constituye la mayoría de las emisiones totales de un festival, alcanzando hasta el 80% de la huella de carbono de los festivales en el Reino Unido. Para mejorar su sostenibilidad, muchos organizadores de festivales están recompensando a aquellos que usan el transporte alternativo de bajas emisiones. Por ejemplo, el festival belga Pukkelpop incluye transporte público gratuito en la entradas al festival y reserva lugares de estacionamiento prioritarios para los que comparten coche. A través de su programa Carpoolchella, Coachella de California también recompensa a los “carpoolers” haciéndolos entrar en un sorteo para ganar pases de backstage, tickets para productos e incluso entradas VIP para toda la vida. En Primavera Sound en España, más del 80% de los asistentes utilizan el transporte público o las bicicletas para el transporte, reduciendo significativamente las emisiones.

Optando por opciones de alimentos más sostenibles, muchos festivales están promoviendo el abastecimiento local y la alimentación orgánica. De acuerdo con A Greener Festival, una organización británica dedicada a mejorar la eficiencia medioambiental de los festivales, la alimentación sostenible está en aumento: el 80% de los asistentes elegidos prefieren consumir carnes obtenidas teniendo en cuenta el bienestar animal y el 83% prefiere los huevos de gallinas criadas en libertad. A través del abastecimiento local, los organizadores ofrecen una selección de comidas sostenibles con orígenes de confianza y naturales, minimizando el daño ambiental. Dado que la ganadería produce el 14,5% de los gases de efecto invernadero, los festivales también están incorporando alimentos ecológicos a base de vegetales. Liderando la sostenibilidad de los alimentos, Sunrise Celebration del Reino Unido requiere que el 85% de los ingredientes alimenticios sean ecológicos, mientras que el festival Shambala ha eliminado por completo la carne y el pescado de su menú.

Cuando se trata de plástico, los sitios de los festivales suelen estar sumergidos en un mar de envases desechables ambientalmente perjudiciales. Como resultado, los organizadores están introduciendo tazas reutilizables y la prohibición de la venta de plástico. Con la sustentabilidad como un principio subyacente, Lightning in a Bottle de California proporciona agua gratis para reducir el consumo de plástico. Mientras Bonnaroo en Tennessee utiliza utensilios compostables, los festivales de EE.UU. Glastonbury y Shambala utilizan botellas de acero inoxidable reutilizables. Alternativamente, Envision de Costa Rica prohibirá próximamente el uso de plástico.

Un fin de semana en un festival de música puede revelar muy visiblemente el impacto ambiental de los desechos generados en tales eventos. Como los residuos producen el 35% de la huella de carbono de los festivales, muchas empresas organizadoras están comprometidas a abordar la gestión de desechos. A través de su política de Leave No Trace (No dejes huella), el festival de Nevada Burning Man anima a los asistentes a no dejar basura y a recoger cualquier basura que puedan encontrar. Del mismo modo, la política de 10 por 1 de Coachella permite a los asistentes recibir una botella de agua gratis si traen 10 vacías. Como evento sin desperdicios, We Love Green clasifica y composta todos sus residuos. Mientras que Glastonbury composta de 150 a 200 toneladas de residuos de alimentos, Bestival proporciona 100 baños composteros, WCs que funcionan con poca o ninguna agua.

Dado que los festivales de Estados Unidos consumen 4,96 millones de litros de combustible diesel por año, los organizadores están adoptando fuentes renovables para reducir su consumo de energía. Diversos festivales estadounidenses, como Lightning in a Bottle, Bonnaroo y Lollapalooza, usan biodiesel o paneles solares para alimentar sus escenarios, al tiempo que alientan a los asistentes a donar dinero para compensar las emisiones de carbono. Totalmente alimentado por fuentes renovables, Shambala destaca en eficiencia energética y ha reducido sus emisiones de 73 toneladas en 2009 a 27,5 en 2016. En su camino hacia la energía limpia, los festivales de música apuntan a seguir los pasos del festival Off the Grid de Australia, el primer festival alimentado exclusivamente con energía solar.

(1) We Love Green recibió Outstanding Greener Festival Award en 2016 por su eficiencia ambiental.

Christina Tatum
International Relations student at the University of Southern California

Fuentes / Sources:
A greener festival
The show must go on
• Live Nation TV
MindBodyGreen

Foto: Unsplash.com

4 comentarios sobre
La eclosión de los eco-festivales de música

  1. realmente me conmueve este tipo de esfuerzos por cuidar el planeta y nuestro entorno. agradezco infinito este tipo de iniciativas y creo que ello nos debe de motivar a tod@s

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

Facebook IconYouTube IconTwitter IconLinkedInLinkedIn